Menú
5 señales de que tienes adicción al móvil
5 señales de que tienes adicción al móvil
TECNOLOGÍA

5 señales de que tienes adicción al móvil

Quizá te hayan advertido de que utilizas demasiado el móvil pero no creas que es para tanto, ¿cumples alguno de estos criterios? Puede que seas adicto al móvil.

Carmen María Pérez Muñoz

Hoy en día, el teléfono móvil es una herramienta de la que depende la mayoría de las personas de los países desarrollados. ¿No puedes salir a la calle sin él? ¿Escuchas el sonido de un mensaje y no puedes evitar leerlo inmediatamente? ¿No puedes estar sin batería en la calle? ¿Comes con el móvil encima de la mesa, e incluso mirando las notificaciones? ¿Es la única cosa que no se te olvida por un momento a lo largo del día? Si la respuesta a todas estas preguntas es Sí, entonces eres adicto al teléfono móvil.

En Bekia, te mostramos algunas señales que indican que eres adicto al teléfono móvil. El primer paso para darte cuenta de que tú también tienes este problema es admitirlo. Por eso, antes de leer este artículo, te recomendamos que pienses si realmente tienes adicción o no y los motivos. Cuando termines de leerlo, vuelve a replantearte la pregunta: ¿Soy adicto al móvil? A continuación, te mostramos las señales más relevantes.

1. Lo primero que haces al despertar es consultar tus notificaciones

Si al abrir los ojos lo primero que haces es mirar las redes sociales, lamentamos decirte que es una señal de que eres adicto al teléfono. Debes saber que al despertarte, tu cerebro necesita unos minutos para funcionar correctamente, así que no deberías atosigarlo con el móvil nada mas despertarte.

Si usas el móvil como alarma, deberías desactivar las notificaciones justo antes de dormir y lo pongas en modo silencio para evitar que interrumpan tu sueño y no haga que mires el teléfono móvil nada más despertarte.

¿Te pone de los nervios quedarte sin batería en el móvil?¿Te pone de los nervios quedarte sin batería en el móvil?

2. Entras en pánico si te quedas sin batería

¿Eres de las personas que suele llevar una batería portátil en el bolso o en una mochila? Eso es porque no puedes vivir sin tener encendido tu teléfono móvil. Es cierto que hoy en día, el móvil es una herramienta necesaria para estar conectado con tu trabajo en todo momento.

No obstante, si intentas usarlo únicamente para el trabajo dejando a un lado las notificaciones y las redes sociales, no necesitarías llevar encima una batería portátil para que no se te apague el móvil en caso de quedarte sin batería.

Esto es parecido a lo que se conoce como nomofobia, es decir, miedo a salir de casa sin el teléfono móvil. Es muy similar porque si sales con tu teléfono con la batería baja y se te apaga poco después de salir, es lo mismo que si hubieras salido de casa sin él.

La nomofobia es un problema muy serio, pues es el mayor ejemplo de adicción al teléfono móvil. Que no puedas despegarte de él es algo a lo que debes poner remedio, ya que puede crear ansiedad y estrés por el simple hecho de estar sin esta herramienta. Por eso, si piensas que tienes nomofobia, haz todo lo posible para poner remedio a este problema y desintoxicarte del teléfono.

3. No puedes evitar no mirar las notificaciones

Te suenan mil mensajes, notificaciones de instagram, de facebook, de instagram... ¿Eres capaz de no mirarlas en el momento? Seguramente no puedas resistir la tentación y las mires al instante. Si no puedes estar más de quince minutos sin estar separado de él, eres adicto al móvil.

Para evitar la tentación, intenta fijarte determinadas horas en las que puedas desactivarte las notificaciones. Sabemos que el whatsapp es una aplicación útil para estar en contacto con las personas a cualquier hora, y a veces puede resultar muy importante si estás a la espera de cualquier aviso o mensaje importante de algún amigo o familiar.

No obstante, aplicaciones como instagram o facebook carecen de relevancia y deberías evitar estar conectado a todas horas en estas redes sociales. Intenta desconectar de las redes sociales y haz otras actividades con familia o amigos que hagan que estés en verdadero contacto con ellos.

4. Usas el teléfono móvil cuando estás con familia o amigos

Si quedas para salir, ir al cine, comer o incluso de fiesta, lo más lógico es que pases ese tiempo con tus amigos y no consultes el teléfono móvil a no ser que tengas una urgencia. No obstante, esto no es lo que sucede.

¿Utilizas el móvil incluso cuando estás hablando con otras personas?¿Utilizas el móvil incluso cuando estás hablando con otras personas?

Se dice que necesitamos el teléfono móvil para estar en contacto con las personas a las que quieres. Pero, una vez que estás con ellos personalmente, ¿Cuál es la excusa? Debemos ser conscientes de que el tiempo que pasas con tu familia y amigos no se puede recuperar, y en lugar de invertirlo en hablar e interactuar con ellos estás enganchado a tu teléfono para subir una foto a alguna red social o consultar los 'me gusta' de una publicación.

5. Crees que te suena o te vibra el móvil cuando en realidad no ha hecho nada

Si crees que tu móvil suena o vibra constantemente y luego resulta ser imaginaciones tuyas, ¡Eres adicto! Muchas veces te habrá pasado que has escuchado un tono de llamada o de mensaje igual que el tuyo, y es de la persona que está justo a tu lado. Eso entra dentro de los límites normales.

No obstante, cuando tienes el móvil metido en el bolsillo y crees que te ha vibrado o te está sonando cuando en realidad no es así, es una señal que indica que necesitas que tu móvil reciba notificaciones para poder interactuar con él y mirarlo constantemente.

Intenta fijar unos horarios para estar despegado al móvil e intentar disminuir esa adicción

Como ya hemos mencionado anteriormente, el primer paso es aceptar y admitir que tienes un problema con tu teléfono móvil. Recuerda que si tienes nomofobia debes hacer todo lo posible por eliminar esa adicción que te mantiene pegado a tu teléfono móvil.

Si estas con tus amigos o familia, evita responder mensajes o abrir las redes sociales. Si te vas a la cama, procura tener el móvil en un sitio donde no puedas cogerlo desde la cama y desactiva las notificaciones de las aplicaciones que te resulten menos relevantes para empezar a desintoxicarte. Con estos pequeños consejos, ¡Disminuirás la adicción al teléfono y empezarás a disfrutar mucho mejor de las pequeñas cosas de la vida!

Artículos recomendados