Menú
Cómo encontrar un terapeuta que sea perfecto para ti
Cómo encontrar un terapeuta que sea perfecto para ti
TERAPIA

Cómo encontrar un terapeuta que sea perfecto para ti

Si estás buscando un terapeuta es importante que sepas encontrar el que sea perfecto para ti, ¿qué debes tener en cuenta?

Mª José Roldán Prieto

No es fácil encontrar un terapeuta que sea perfecto para ti. Los terapeutas tienen su propia forma de trabajar y no siempre tiene que encajar contigo... O quizá su personalidad no es adecuada para tu forma de ser o de ver las cosas. No todo el mundo recibe tratamiento para los problemas de ansiedad u otros y uno de los motivos es porque no encuentran un terapeuta adecuado a ellos. Muchos comienzan la terapia pero a mitad, lo dejan.

Afortunadamente, el estigma de la terapia se va acabando pero aún y así, no es fácil encontrar a un terapeuta de salud mental que sea adecuado para cada uno. A continuación vamos a darte algunos consejos para que puedas encontrar un terapeuta que vaya acorde a ti.

No es fácil encontrar un terapeuta que sea perfecto para tiNo es fácil encontrar un terapeuta que sea perfecto para ti

La tecnología puede ser tu amiga

Quizá piensas que no tienes tiempo en tu horario diario como para ir a las sesiones de terapia o simplemente sientes que eso de compartir tus sentimientos y pensamientos más íntimos con otra persona no te atrae mucho. La buena noticia es que puedes obtener sesiones de terapia desde el salón de tu casa de un profesional acreditado.

Puedes escoger la modalidad que más sea adecuada para ti y que sea realista según tu caso personal. Hay profesionales que trabajan directamente con mensajes de WhatsApp, por correo electrónico, por sesiones online, etc. Escoge la modalidad que sea más equilibrada para ti.

Busca referencias personales

Habla con tus amigos para saber si te pueden echar una mano en cuanto a escoger al profesional que mejor se adapte a ti.  En lugar de programar una cita con la primera persona que aparece en Google, intenta pedirle a tus amigos o familiares una recomendación confiable. 

Muchas veces tenemos miedo a pedir opiniones porque creemos que las personas nos juzgaránMuchas veces tenemos miedo a pedir opiniones porque creemos que las personas nos juzgarán

Muchas veces tenemos miedo a pedir opiniones porque creemos que las personas nos juzgarán. La verdad es que nuestros amigos son nuestras mejores fuentes de referencia. Las personas que están en terapia también son muy sensibles a la confidencialidad.

No tengas miedo de hacer preguntas

Puede parecer contrario a la intuición, pero una parte importante de encontrar un terapeuta con el que hagas clic es hacer preguntas (y no solo responder a las de ellos). Así que sé proactivo programando una breve entrevista telefónica con esa persona antes de programar tu primera cita en persona.

Asegúrate de que puedas chatear con ellos durante al menos unos minutos. Le puedes preguntar sobre su orientación teórica porque eso te dará una idea de si son o no una buena opción para ti. No importa si entiende los términos psicológicos. La parte importante es conocer a tu terapeuta un poco antes de que le elijas.

Determina el tipo de terapia que necesitas

Piensa si tienes ansiedad, depresión u otro tipo de malestar emocional que no te permite tener una buena calidad de vida. Los diferentes terapeutas se especializan en diferentes temas. Así que tienes que asegurarte de encontrar uno que tenga experiencia en el tratamiento de los problemas que consideras que necesitas abordar en la terapia.

El hecho de que no funcione con uno no significa que todos sean malosEl hecho de que no funcione con uno no significa que todos sean malos

Trata las primera cita como primera cita personal

El hecho de que hayas reservado una cita con tu terapeuta no significa que tengas que comprometerte con esa persona para toda la terapia... tendrás que valorar cómo va y cómo te sientes en esas primera sesión y ser honesto sobre lo que necesitas de ese profesional y si no funciona, no tengas miedo de buscar a otra persona que pueda ayudarte mejor.

El hecho de que no funcione con uno no significa que todos sean malos. Mucha gente deja de ir por completo a la terapia cuando no tiene el ajuste adecuado. Podrías tener el terapeuta más brillante del mundo, pero si no te sientes comprendido por esa persona, entonces toda la brillantez no significará nada...

En lugar de reservar un mes de sesiones con el primer terapeuta que conozcas, intenta conoceros primero. Necesitarás varias sesiones para eso. Después, toma una decisión sobre si es bueno para ti o si eso mejor cambiar para tener mejores resultados.

Artículos recomendados