Menú
Fasmofobia: el miedo a los fantasmas no solo es cosa de niños
Fasmofobia: el miedo a los fantasmas no solo es cosa de niños
FOBIAS

Fasmofobia: el miedo a los fantasmas no solo es cosa de niños

El miedo a los fantasmas no solo es cosa de niños, si no que la fasmofobia también la puede padecer los adultos.

Mª José Roldán Prieto

Tener miedo a los fantasmas o sufrir de fasmofobia no solo es cosa de niños pequeños y es bastante complicado de diagnosticar. La mayoría de personas pueden experimentar cierta ansiedad cuando se cuentan historias de fantasmas o cuando se ven películas de terror con este tema central. Sin embargo, la mayoría de las personas pueden controlar este miedo e incluso disfrutar de los sentimientos que crea. 

Para algunas personas, sin embargo, este temor es abrumador y limitante, por lo que cumple con la definición tradicional de una fobia. Algunos expertos creen que una fobia a los fantasmas puede ser un síntoma de un trastorno mental más grave, ya que puede constituir una forma de pensamiento mágico.

Tanatofobia

La Tanatofobia o miedo a la muerte, es bastante común en cualquier cultura o religión. Este temor en sí mismo puede estar relacionado con otros temores como el miedo a lo desconocido. Algunas personas temen el acto de morir, mientras que otras se preocupan por lo que pueda ocurrir más allá del momento de la muerte.

La fasmofobia a menudo se relaciona con la tanatofobia. Si le temes a la muerte, también puedes temer las señales y símbolos que están relacionados con ella, como las lápidas de cementerio o las casas funerarias. El miedo a los fantasmas se podía ver de la misma manera.

La Tanatofobia o miedo a la muerte, es bastante común en cualquier cultura o religiónLa Tanatofobia o miedo a la muerte, es bastante común en cualquier cultura o religión

Pensamiento magico

El pensamiento mágico es normal en niños pero puede resultar en un trastorno cuando se trata de adultos. Es cuando existen creencias irracionales. Existe cierto vínculo entre el pensamiento mágico y la psicosis, el trastorno de personalidad esquizotípica y otras afecciones graves de salud mental.

Dado que la existencia de lo paranormal no ha sido probada científicamente, algunos expertos creen que una creencia en su existencia puede constituir un pensamiento mágico. Bajo esta teoría, la fasmofobia podría verse como una forma extrema de tal pensamiento, posiblemente indicativo de una condición más seria que una simple fobia.

Creencias religiosas

El corolario del pensamiento mágico es la existencia de creencias religiosas. Por definición, la mayoría de las enseñanzas religiosas deben tomarse por fe. Desde Jesús a Buda y al chamán místico, prácticamente todas las religiones importantes dependen de la creencia en la existencia de uno o más líderes espirituales a los que se les otorga o se les otorgó el poder de hacer cosas que son imposibles según las leyes de la física.

Además, muchas religiones principales aceptan la existencia de lo sobrenatural, ya sea en forma de espíritus, demonios, ángeles u otras entidades. Muchas religiones enseñan que la mayoría de estos seres son malvados, capaces de tentar o dañar a los humanos. Del mismo modo, los ángeles y otros seres son vistos con frecuencia como benevolentes y útiles. Por lo tanto, sería simplista e injusto suponer que alguien ha desordenado el pensamiento basado únicamente en la creencia o el miedo a lo sobrenatural.

La parapsicología es una rama de la ciencia que intenta documentar y estudiar los sucesos de la actividad paranormalLa parapsicología es una rama de la ciencia que intenta documentar y estudiar los sucesos de la actividad paranormal

Parapsicología

La parapsicología es una rama de la ciencia que intenta documentar y estudiar los sucesos de la actividad paranormal. Su estatus como ciencia legítima ha sido largamente debatido dentro de la comunidad científica. Algunos de los resultados que se han obtenido no se pueden explicar completamente a través de los principios científicos actuales, aunque muchos argumentan que esto se debe a una falla en el uso del método científico establecido.

Los profesionales nunca juzgarán las creencias de un paciente independientemente de cuál sea el origen. Un cliente que tiene miedo a los fantasmas basado en investigaciones parapsicológicas normalmente no será sospechoso de un pensamiento mágico. La parapsicología no debe confundirse con  la psicología transpersonal , que se centra en los aspectos espirituales de la vida humana.

¿Existe tratamiento?

Dado que la existencia de lo sobrenatural no se puede probar, la fasmofobia puede ser algo difícil de tratar con los métodos convencionales. La terapia cognitiva de conversación puede ser útil. En este tipo de terapia, el objetivo es ayudar a comprender la raíz del miedo y aprender a cambiar los pensamientos y creencias que causan el miedo. Sin embargo, se debe tener cuidado para evitar tratar de cambiar las creencias religiosas o científicas.

La enseñanza de habilidades de afrontamiento también puede ser útil en esta situación. Los ejercicios de respiración, la visualización guiada e incluso la biorretroalimentación son métodos que puede aprender a usar para controlar su propio miedo.

Artículos recomendados