Menú
Por qué es bueno tener emociones negativas
Por qué es bueno tener emociones negativas
SENTIR

Por qué es bueno tener emociones negativas

Las emociones que llamamos negativas son, en realidad, muy necesarias en nuestra vida, por eso no debemos intentar esquivarlas.

María José Roldán Prieto

Las emociones negativas son necesarias en tu vida. Aunque pienses que no te hacen sentir bien realmente no existen emociones 'negativas' o emociones 'positivas', simplemente son emociones y todas ellas te ayudan a saber cómo te sientes en cada momento y si hay algo de tu vida que debe seguir igual porque te has sentir bien. También puede ocurrir al contrario, que algo no te haga sentir del todo bien y por tanto, implica que hay algo que debas valorar y cambiar por tu bienestar emocional.

Pero para poder entender estas emociones que no nos hacen sentir del todo bien, las catalogamos como 'emociones negativas'. Cuando alguien te dice que dejes de pensar en negativo y solo te centres en lo positivo de las cosas, puede ser un arma de doble filo. Porque lo positivo está bien, por supuesto, y es importante también, pero lo negativo es necesario para poder estar bien.

Las emociones negativas son beneficiosas

Las emociones negativas son beneficiosas porque pueden ayudarte a construir una versión óptima e ingeniosa de ti mismo/a y por tanto que aprendas a vivir tu vida de forma más feliz y satisfactoria. Aceptar las emociones negativas es el primer paso para comprender qué te sucede realmente y por tanto, poder encontrar las soluciones que tanto necesitas.

Intentar ignorar tus emociones te hará sentir peor, déjalas que fluyan cuando lo necesitasIntentar ignorar tus emociones te hará sentir peor, déjalas que fluyan cuando lo necesitas

Esto no quiere decir que ser negativo es mejor que ser positivo, pero hay momentos en los que puedes permitirte el lujo de tener algo de negatividad en tu vida para poder ayudarte a tener mejores resultados en cualquier aspecto de tu vida. Lo importante de las emociones negativas es que no te dejes arrastrar por ellas hacia un pozo sin fondo, si no que seas consciente de por qué las tienes y qué debes hacer para estar mejor.

Por tanto, el secreto consiste en encontrar el equilibrio entre las emociones positivas y las negativas. Está claro que las emociones positivas te generarán un sentimiento más placentero y te harán sentir mejor que las negativas. Pero las negativas te ayudarán a darle importancia a un estado mental positivo.

Por qué es bueno tener emociones negativas

Son emociones naturales

Como ser humano que eres, sentirte triste, con estrés, tener ansiedad, miedos... son consecuencias naturales de las experiencias que vives cada día. Es normal sentirte así y no es malo que lo hagas, siempre y cuando te sirva para mejorarte.

Cuando alguien te dice: 'deberías sonreír más' es porque te están diciendo que puedes estar mejor, por lo tanto es una señal de que tu estado mental y natural puede mejorar. Nos decimos a nosotros mismos que no deberíamos sentirnos tristes, ansiosos o estresados cuando en verdad necesitamos desesperadamente dejar que esos sentimientos salgan a la luz y seamos escuchados.

Las emociones te ayudan a entender lo que ocurre a tu alrededor, y no siempre son cosas buenasLas emociones te ayudan a entender lo que ocurre a tu alrededor, y no siempre son cosas buenas

Puedes decirte a ti mismo que quieres sonreír más, pero lo que quieres es llorar... Pues si sientes que debes llorar, hazlo, porque de lo contrario te estarás maltratando psicológicamente y tendrás un impacto negativo en tu bienestar psicológico.

Te hacen ser consciente de tu realidad

Las emociones negativas existen por una razón. Te protegen, te harán ser consciente de los peligros que hay en tu vida o de que hay algo que no funciona bien para ti. Por ejemplo, el miedo te ayudará a reaccionar ante un peligro, la ansiedad te hace consciente de las posibles amenazas de tu alrededor, si tienes arrepentimiento es porque has hecho algo mal a otras personas y quieres enmendarlas, la tristeza te hace ver que hay algo que no te hace estar bien, etc.

Las emociones negativas te impulsan a mejorar

Las personas cambiamos y mejoramos cuando sentimos realmente que algo nos hace infeliz y que no podemos soportarlo más. Hasta que no se llega a ese punto es difícil el cambio. Las emociones negativas te impulsan a actuar de acuerdo con las circunstancias actuales y generar cambios positivos, como la ira. La ira es una emoción negativa estrechamente relacionada con la justicia.

Las emociones negativas te dicen que no estás contento con el camino que estás tomando en tu vida y cuando llegan a un cierto nivel de intensidad, nos motivan a actuar. Por eso hay que escuchar todas las emociones, también las negativas, porque regulando su intensidad te ayudarán a actuar de una forma correcta y restablecer tu vida.

Los seres humanos sentimos emociones positivas y negativas y todas son emociones al fin y al cabo. La clave para tener una mejor vida es comprender cuánto y cómo usar esas emociones de la forma correcta.

Artículos recomendados