Menú
Cómo fingir tener autoconfianza mientras se intenta recuperarla
Cómo fingir tener autoconfianza mientras se intenta recuperarla
CONFIANZA

Cómo fingir tener autoconfianza mientras se intenta recuperarla

Si quieres tener más confianza en ti mismo pero te cuesta... ¡el secreto es fingirlo hasta que se vuelva real! Te contamos cómo.

Mª José Roldán Prieto

La confianza es una cualidad atractiva, pero no natural para todos. Fingir confianza es una forma de poder ganarla casi sin que te des cuenta, hasta que se vuelva algo natural en ti... en cualquier ámbito de tu vida, desde confianza para conducir hasta para conocer gente nueva. Si no sabes cómo hacerlo, ¡te lo contamos para que tu vida sea más fácil!

Si tienes seguridad sobre ti mismo podrás alcanzar tus objetivos y tener la vida que siempre has soñado. Después de todo, la confianza es la mitad de la batalla. Pero, cuando eres tímido y tienes dificultades para sentirte mal por ti mismo, puede ser difícil lograr ciertas cosas... La buena noticia es que tenemos consejos que te ayudarán no solo a parecer más seguro, sino que también te ayudarán a ganarlo en el camino.

Cuídate

Lo primero es lo primero, debes cuidar tu cuerpo y tu mente. El ejercicio y la alimentación adecuada no son solo una buena figura después de todo. La comida nutritiva es imprescindible porque tu cuerpo requiere que ciertos nutrientes estén en su apogeo, mientras que el ejercicio es necesario para el bienestar físico y mental general.

Cuando te cuidas a ti mismo a través de una dieta saludable y ejercicio regular, te hará sentir mejor contigo mismo porque respetas tu cuerpo... ¡y el respeto siempre debe comenzar en uno!

Lo primero es lo primero, debes cuidar tu cuerpo y tu menteLo primero es lo primero, debes cuidar tu cuerpo y tu mente

Vístete para el trabajo que sueñas

Este dicho es perfecto porque cuando te vistes para el éxito, te sientes mucho más inclinado a apuntar hacia las estrellas. Si te sientas con pantalones de chándal todos los días, aunque sea más cómodo que cualquier otra cosa, te hará sentir lento y perezoso. Y, cuando te sientes lento y perezoso, no te sientes seguro.

Mira siempre hacia adelante

Cuando estás en movimiento, tus ojos siempre deben mirar hacia adelante. Puede parecer difícil de hacer porque mirar hacia abajo se ha convertido en un hábito, pero cuando tienes los ojos en alto, pareces seguro de ti mismo y apuntas más alto que si estuvieras encorvado y mirando al suelo. Esto irradiará una sensación de confianza que quizás no sienta en ese momento.

Mantén siempre contacto visual

No importa con quién estés hablando, es importante mantener el contacto visual durante la conversación. Mirar hacia abajo o hacia otro lado mientras hablas con alguien puede dar la sensación de que no estás seguro de tus palabras o, lo que es peor, ¡que estás mintiendo!

Cuando cierras los ojos en una conversación, esto te hará parecer seguro de tus palabras y más seguro de lo que realmente eres. Si te resulta difícil mantener contacto visual debido a una personalidad tímida, lo mejor que puedes hacer es obligarse a hacerlo. Cuanto más lo hagas, más fácil será.

Las personas con alta autoestima no temen defenderse o decir lo que piensanLas personas con alta autoestima no temen defenderse o decir lo que piensan

Habla con confianza

Una persona con confianza siempre afirma un sentido de seguridad en sí mismo a través de sus palabras. Cuando hablas con una sensación de seguridad en ti mismo, das la ilusión de que lo que tienes que decir es importante. Haz esto hasta que tú también creas que sí.

Vuélvete más asertivo

Las personas con alta autoestima no temen defenderse o decir lo que piensan. Si no te gusta cómo va algo, habla. Si crees que algo se puede hacer de una mejor manera, comparte tus ideas. No tengas miedo de afirmarte cuando sea necesario.

Acepta las críticas, no tienen que ser algo malo

No todos los comentarios negativos serán constructivos, y eso está bien. Lo importante es recordar que si alguien está tratando de derribarte sin orden judicial, hay algo mal con ellos, no contigo. Cuando esto suceda, debes ignorarlo y no dejar que se reduzca la confianza que has ganado. Aprende la diferencia entre los dos y actúa en consecuencia.

Cuando la crítica es constructiva, toma el consejo y aplícalo activamente. Esto también aumentará tu confianza porque te permitirá convertirte en una mejor versión de tu ya sorprendente.

Recuerda quererte, porque tú eres tu mejor amigo y tu más grande apoyo. De esta manera, podrás disfrutar más de la vida sabiendo que eres capaz de conseguir... cualquier cosa que te propongas.

Artículos recomendados