• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Genoveva Casanova y Victoria Federica, concursantes de 'El Desafío'
SUPERANDO LA RUPTURA

El despecho: qué es y cómo superarlo

El despecho: qué es y cómo superarlo
Dany Blázquez

Dany Blázquez

Dany Blázquez es especialista en Psicología de la Salud y en Duelo. También es trabajador social y tiene un posgrado en mediación civil y familiar.

Última actualización: 14 Marzo 2023
¡Comenta!
Tras una ruptura, el despecho por parte de uno de los miembros de la pareja es uno de los sentimientos más comunes.

Tras finalizar una relación sentimental las personas experimentamos innumerables emociones y sensaciones muy diversas. Es habitual que se mezclen distintos sentimientos que nos desorienten y que esto provoque que sea difícil expresar cómo nos sentimos realmente. El despecho es uno de esos sentimientos difíciles, no solo de explicar, sino también de identificar. ¿Estamos enfadados? ¿Tristes? ¿Es por su culpa? ¿O acaso nos estamos sintiendo culpables nosotros?

Un duelo mal gestionado

Las rupturas sentimentales implican duelos, porque los duelos son nuestra herramienta para afrontar la elaboración de una pérdida. No solo experimentamos un duelo cuando fallece alguien con quien teníamos un vínculo, sino también cuando rompemos con alguien, cambiamos de trabajo, nos mudamos o nos enfadamos con algún amigo. Así que la manera más fácil, rápida y sencilla de explicar qué es el despecho es comparándolo con un duelo, pero mal gestionado y sustentado en el enfado.

Este sentimiento no aparece solo ante cualquier tipo de ruptura. A la pérdida ha de acompañarle una decepción profunda o una traición que motive la sensación de haber quedado desamparados ante lo sucedido. Se trata de una valoración subjetiva, que no siempre tiene que ver con circunstancias que hayan sucedido en la realidad. Es decir, un chico puede dejar a otro porque el amor se ha terminado y este otro vivir la ruptura como un compromiso incumplido, por ejemplo.

Una sensación de injusticia

El despecho implica enfado, pero también rabia, tristeza y, sobre todo, una sensación de injusticia muy grande. Es esta sensación de injusticia la que acompaña principalmente a nuestras conductas de despecho. Sentimos que se ha cometido un error con nosotros, que no nos merecemos lo que estamos pasando y que alguien, ajeno a nosotros, merece pagar por ello. Mi expareja, la nueva pareja de mi expareja, el amigo que "le ha convencido para dejarme" o el suegro que se metía en todo. Este tipo de conductas tienen mucho que ver con las conductas de triangulación, en las que una persona utiliza a un segundo como arma en un conflicto que tiene contra un tercero.

La venganza y el arrepentimiento

Cuando uno siente que se ha cometido una injusticia con él, lo esperable y también lo adaptativo es que busque la forma de reparar ese daño. A veces esta búsqueda se materializa en una venganza, y este tipo de venganzas pueden tomar muchas formas: cuento tus intimidades a nuestros amigos en común, hablo mal de ti, te saboteo otras relaciones, me vinculo con personas que son importantes para ti para desestabilizarte...

[img=169119]

A este tipo de conductas le sigue cierta sensación de arrepentimiento, pues no hay que olvidar que el despecho se sustenta no solo en una especie de odio, sino también en mucha tristeza, desorientación y malestar emocional. Las personas que actúan con despecho dejan parte de la razón a un lado y, aunque son capaces de evaluar las consecuencias de sus actos, lo hacen desde una perspectiva que justifica sus malas formas. El despechado se siente víctima de una situación dolorosa e injusta, y con derecho a reaccionar.

De dónde viene el despecho

Es posible que muchos de nosotros creamos no haber experimentado nunca un sentimiento de despecho. Es normal, porque el despecho está íntimamente ligado a las rupturas sentimentales y, fuera de ese contexto, es complicado identificarlo. Pero el despecho nos ha acompañado siempre, desde nuestra infancia.

Cualquiera de nosotros puede verse reflejado en situaciones en las que, siendo niños y niñas, hemos desplegado conductas que venían del enfado y la rabia, como pegar a un hermano cuando nos traiciona contándole algo a nuestros padres, rompiendo los juguetes de otros niños como venganza o retando a un profesor ante lo que nosotros consideramos una humillación. Todas estas son conductas se acercan mucho al despecho, aunque no lo parezca.

Cómo superar el despecho

De algún modo, este rol de víctima invita a estar vinculado con el verdugo durante el tiempo que dura el despecho. Es decir, mientras nos sentimos vejados y con la clara intención de reparar ese daño, no terminamos de huir de la situación, lo que nos provoca todavía aún más daño.

[img=169121]

Para superar este dolor es importante abandonar la idea de buscar un culpable de las circunstancias. Aunque es importante hacerse cargo solo de la responsabilidad que tenemos, y no de la que no nos corresponde, también lo es ser consciente de que la vida está llena de matices y nuestra perspectiva llena de sesgos. Es difícil hacer una valoración objetiva de las cosas cuando estamos dentro de esas cosas.

No obstante, nuestros sentimientos generalmente son válidos, y nuestra realidad digna de ser tenida en cuenta. Por eso, un recurso que nos puede ser útil es el de escribir en un folio, a mano, todo aquello que sentimos, eso que nos tortura el pensamiento y nos hace tanto daño. Nos ayudará a reordenar nuestras ideas, a desahogarnos y a tomar distancia de lo que nos ocurre.

Por último, es conveniente huir de aquellos recuerdos, pensamientos, lugares y personas que nos remueven y nos agitan emocionalmente. Al menos al principio, cuando el despecho nos invade y nos empuja a actuar en contra de cómo lo haríamos en circunstancias normales.

El despecho es un sentimiento, una emoción, no una característica humana ni un rasgo de personalidad. Por lo tanto, es transitorio, fluctúa, no siempre está. Las personas no somos "despechadas", sino que a veces sentimos despecho. Y no pasa nada.

Artículos recomendados