Menú
7 consejos para aprender a cuidar más de ti mismo o misma
7 consejos para aprender a cuidar más de ti mismo o misma
TIEMPO PARA MI

7 consejos para aprender a cuidar más de ti mismo o misma

A veces confundimos el ayudar a los demás con olvidarnos completamente de nosotros mismos, autocuidarnos es muy importante para nuestra salud.

Sara P. Lorenzo

¿Cuánto tiempo pasas al día estando pendiente de los demás? ¿Y de ti? Muchas veces nos preocupamos tanto por los demás que olvidamos que nosotros también tenemos una vida que disfrutar y a la que sacar provecho, sin embargo el trabajo, las actividades cotidianas y la rutina nos vuelven perezosos y a menudo olvidamos sacar tiempo para disfrutar de las cosas que nos gustan, incluso hay personas que ni se acuerdan de los hobbies que tenían porque han ido dejándolos tan de lado que cuando tienen realmente tiempo libre ya no saben ni que hacer con él, han olvidado cuidarse . ¿Te sientes identificado? Entonces sigue leyendo y descubre lo importante que es cuidarse. Al fin y al cabo, ¿quién nos va a querer más que uno mismo?

La importancia del autocuidado

Algunos pueden pensar que cuidarse a uno mismo es de personas egoístas, pero ojo, se están confundiendo conceptos. No es ser egoísta el querer estar bien emocionalmente, primero porque somos el único recurso con el que contamos para vivir y también para contribuis a mejorar lo que tenemos alrededor, de forma que no podremos ayudar a los demás si para empezar no estamos bien nosotros. Cuando emocionalmente estamos estables también estaremos mejor para los demás.

1- Aliméntate correctamente

¿Cómo quieres que tu cuerpo funcione bien si no te alimentas de una forma correcta? Cuidar de tu cuerpo es proporcionarle alimentos sanos, nutritivos y ricos en minerales esenciales, vitaminas y otros nutrientes. Debemos llevar una alimentación equilibrada sin excedernos ni quedarnos cortos. Para ello debemos asegurarnos de que seguimos una dieta balanceada, incorporando todo tipo de alimentos en su justa medida.

Evita que las personas te carguen con demasiadas tareas o responsabilidadEvita que las personas te carguen con demasiadas tareas o responsabilidad

Si reducimos el consumo de fritos y comidas procesadas y a su vez aumentamos el consumo de alimentos frescos estaremos incorporando comidas sanas con menos químicos, menos artificiales. Nuestro cuerpo con el tiempo se va a ir sintiendo mejor. Por otro lado, si crees que necesitas bajar de peso para recuperar salud incorpora más cantidad de frutas, verduras y proteínas provenientes de carnes magras.

2- Practica algo de ejercicio

Una forma de querernos a nosotros mismos es cuidar de nuestro cuerpo, no solo con una alimentación adecuada si no también haciendo deporte. Mantenernos activos previene las enfermedades, mejora nuestra salud y fortalece nuestro carácter y disciplina. Estaremos incorporando un hábito de salud que incrementará también nuestro bienestar psicológico. No hace falta matarse a hacer ejercicio, con caminar de forma rápida 4 ó 5 veces por semana es una buena forma de comenzar a hacer ejercicio suave y es apto para todas las edades. Ser más activo también te mantendrá más activo mentalmente porque cuerpo y mente están unidos, te ayudará a reducir el riesgo contra demencias y a trabajar mejor cognitivamente.

3- Disfruta tu tiempo libre

Reserva al menos una hora todos los días para hacer una actividad con la que disfrutes y a solas. Tiene que ser una actividad que hagas tú solo, por ejemplo darse un baño relajante, leer ese libro que tengas a medio acabar, recuperar un hobbie perdido, etc. Puede ocurrir que si llevas tiempo sin hacer nada en concreto en tu tiempo libre no sepas por donde empezar, si ese es tu caso piensa en las cosas que te gustaban hacer y que hace tiempo que ya no haces: pintar, tocar un instrumento, salir a pasear, bailar...

4- Aplaza las preocupaciones

Es importante que en esos momentos que son exclusivos para ti disfrutes del presente y que no pienses en el futuro ni en el pasado. Céntrate al 100% en aquello que estás haciendo y olvida todas las preocupaciones que tienes en ese momento para evitar hacer las cosas de forma automática. "Carpe diem" significa vive el presente pero no en el sentido que todo el mundo cree, no se refiere a que vivas la vida de forma alocada sin pensar en el mañana, si no que su significado original era centrarse en lo que uno está haciendo ahora mismo para sacarle el máximo provecho. Y es que cuando nos localizamos en una tarea y olvidamos todo lo demás, la vamos a disfrutar más y le sacaremos más jugo.

Recupera o descubre nuevos hobbies que te ayuden a tener tiempo para ti mismoRecupera o descubre nuevos hobbies que te ayuden a tener tiempo para ti mismo

5- Rodéate de personas relevantes para ti

Es un autocuidado en el que no solemos caer, nos referimos a que disfrutes tu tiempo con esas personas que realmente merecen la pena y que aportan algo positivo a tu vida. No malgastes el tiempo con aquellos que solo se quejan, se lamentan, te culpan o te hacen sentir mal porque al final te acabarán arrastrando a su espiral de negatividad. Busca personas que te quieran, te valoren, te hagan sentir bien y con las que disfrutes de su compañía. Piensa en si esa persona te beneficia o te perjudica, si te hace sentir querido o te hace sentir menospreciado, si te aporta o te resta. Después decide.

6- Di "No" más a menudo

Plántate frente a las peticiones de los demás que no te interesan. No aceptes cosas por compromiso, expresa tu opinión de forma respetuosa y sin hacer daño. El mejor autocuidado es ser sincero con uno mismo y decir lo que realmente sientes. Si eres asertivo nadie saldrá herido. Si te cuesta decir las cosas o expresar tus sentimientos deberás entrenarte en asertividad, la mejor (y más rápida forma) es consultando a un psicólogo aunque también hay libros de autoayuda que pueden serte de utilidad.

7- No pienses en lo malo, aprende y sigue adelante

Cuidarse no es solo darse caprichos o descansos, también es exigirse cosas de vez en cuando, no dejar que uno mismo se acomode en la rutina y en lo fácil. Si realmente te quieres también te exigirás en su justa medida para avanzar en la vida y lograr tus metas. No te autoengañes, ni estés lamentándote continuamente de tus fracasos, aprende de ellos y que sirvan para nutrirte y mejorarte a ti mismo. Hay cosas que no se pueden controlar y no es bueno estar continuamente pensando en ello o compadeciéndote, en vez de eso intenta buscar soluciones realistas y minimizar daños, céntrate en aquello que SÍ PUEDES controlar. Un autocuidado de los más importantes es saber diferenciar entre aquellos problemas a los que debes rendirte porque escapan a tu control y aquellos a los que puedes (y de hecho debes) hacerles frente.

Artículos recomendados