Menú
Relación entre una casa limpia y ordenada y nuestra salud mental
Relación entre una casa limpia y ordenada y nuestra salud mental
SALUD MENTAL

Relación entre una casa limpia y ordenada y nuestra salud mental

Al igual que con la mente, el orden y la limpieza de los espacios que habitamos también tiene un impacto en el cómo nos sentimos en cada momento y refleja más de lo que creemos.

Redacción

Puede que este sea uno de los eternos debates y una de los cismas que pueden acabar con relaciones de amigos o pareja que viven bajo el mismo techo. ¿Hasta que punto es necesario que la casa esté impecablemente limpia? Para muchos cierto desorden no es nada malo y aseguran vivir bien en su 'particular caos' en el que, a pesar de todo, tiene un orden. Esto puede sonar convincente para muchos e incluso cierto para unos cuantos, pero para los psicólogos y psiquiatras esta problemática muchas veces va unida a un estado en particular de la salud mental de las personas.

Como reconocen muchos expertos, el estado de una casa muchas veces es un claro reflejo del estado de ánimo de quien vive en ella y, al mismo tiempo, tiene efecto en rebote e influye de igual manera. ¿Qué cuál es 'el bien' y cuál 'el mal' en la psicología? Pues lo evidente en consonancia con el propio lenguaje: El orden refleja un estado de ánimo bueno y el desorden uno malo.

Una casa desordenada y sucia podría ser síntoma de una bajo estado de ánimoUna casa desordenada y sucia podría ser síntoma de una bajo estado de ánimo

A pesar de lo que trabajemos, los lugares que solamos frecuentar y la gente con la que nos relaciones, nuestra casa será siempre el espacio en el que seremos nosotros mismo y el que refleje muchos aspectos de nuestra personalidad. Todo lo que está entre las paredes de lo que llamamos 'nuestra casa' habla por nosotros sin necesidad de articular palabra. Los muebles, la decoración, los utensilios y, por supuesto, el orden son un claro reflejo de nuestra personalidad.

Desordenada la casa, desordenada la vida

Cabe mencionar que normalmente en una casa están todas nuestras pertenencia, todo aquello que necesitamos para nuestro día y, de manera más general, todo lo que tenemos en la vida. Por ello, el orden o el desorden que tengamos en todas estas cosas reflejará a la perfección cómo está siendo nuestra vida a cualquier nivel, profesional o personal. Los psicólogos aseguran que muchas veces un alto nivel de desorden y dejadez podrían ser un reflejo de un estado de ánimo bastante bajo e incluso depresivo. En el momento que a esa persona deja de influirle cómo está el espacio en el que duerme, come o descansa, podría ser momento de que se activasen las alarmas de que algo está pasando ahí.

Una casa ordenada ayuda a mejorar la salud mental | Foto: Instagram @hoskelsaUna casa ordenada ayuda a mejorar la salud mental | Foto: Instagram @hoskelsa

Al mismo tiempo, ese desorden evidente al ojo humano hará efecto rebote generando una sensación de dejadez en la persona que lo ha causado entrando en un bucle infinito del que cada vez más difícil salir. Por este mismo motivo es importante encontrar en el proceso de la limpieza un sistema canalizador de las emociones.

Limpiar y ordenador mejora tu salud mental

Aunque posiblemente cuando uno se encuentra bajo de ánimos cualquier tarea del hogar puede resultar de todo menos apetecible, los expertos aseguran que en el arte de limpiar y ordenador se encuentra toda una serie de estímulos que harían que le propio cerebro empezase a funcionar mejor. En lo que a lo físico se refiere, es evidente que limpiar nos obliga a poner todo nuestro cuerpo en movimiento y, por lo tanto, se considera una actividad física como cualquier otro deporte que ayuda a reducir los niveles de ansiedad y a generar un cansancio necesario para un mejor descanso.

La tarea de limpiar y ordenar ayudar a reducir la ansiedadLa tarea de limpiar y ordenar ayudar a reducir la ansiedad

Además, el hecho de estar limpiando y ordenando puede mantenernos ocupados lejos de uno de los mayores problemas de la sociedad contemporánea: los dispositivos móviles. Muchas veces todo lo que estamos consumiendo durante hora en nuestros teléfonos móviles, tablets, ordenadores o incluso televisiones generan una adicción y pueden ser fuente de una cantidad de mensajes negativos no precisamente buenos para nuestra salud mental. Por ello, el tener que en nuestros calendarios el ordenador y limpiar nos alejará por un momento de toda cantidad de estímulos que estos nos mandan, además de permitirnos descansar también del agotamiento físico que ocasionan las pantallas, algo que también está demostrado que afecta a nuestro perfectos funcionamiento.

El orden y la paz mental

Por último, además de los procesos beneficiosos de realizar la propia actividad de limpiar y ordenar, el fin de las mismas debería de ser también uno de los motivos por los que llevarlas a cabo. Los psicólogos reconocen que los espacios ordenados y limpios tienen también un efecto positivo en nuestro estado de ánimo. El hecho de que nuestros ojos vean orden, este se trasladará -en cierta medida- también a nuestra mente haciéndonos sentir que todo está mejor de lo que parece. Además, el hecho de comprobar que eso ha salido adelante nos aporta confianza en nosotros mismos de cara a otros aspectos de nuestra vidas.

El orden y el rendimiento profesional

A raíz de la pandemia por el Coronavirus las casas han dejado de ser lugares de paso en los que se come y se duerme para convertirse también en lugares de trabajo. Esto se traduce, además, en que muchas personas pasen las 24 horas del día sin poner un pie fuera de sus casa y, por lo tanto, esas cuatro paredes sean el mundo en el que habitamos. Por este mismo motivo hacer del los hogar un lugar agradable y especialmente habitable se ha convertido en algo de vital importancia.

Es importante que el espacio de trabajo esté ordenado para que no afecte a nuestro rendimientoEs importante que el espacio de trabajo esté ordenado para que no afecte a nuestro rendimiento

Está demostrado que los estímulos externos a aquello en lo que estamos trabajando afectan negativamente en nuestra atención y rendimiento. Por este mismo motivo se recomienda que los espacios de trabajo estén libres de distracciones y no muy recargados de objetos personales u estridentes. Eso, a la hora de trabajar en casa, se puede complicar todavía más cuando no se tiene un espacio amplio habilitado para el trabajo.

Teniendo en cuenta esto, los expertos recomiendo que nuestras casas estén también lo más recogidas y limpias posibles cuando uno empiece son sus obligaciones profesionales. El hecho de estar en casa nos hace imposible desconectar de lo que ocurre en ella u obviar ciertas cosas. Por ello estar trabajando en una habitación con una cama sin hacer, un montón de ropa por ordenador o incluso sabiendo que hay una pila de platos por fregar harán que nuestro rendimiento sea mucho peor por no dejar de pensar en ellos. Incluso podría darse el caso de que caigamos en la tentación en plena jornada laboral de intentar de quitarnos eso de delante que no habíamos sido conscientes de que nos molestaba tanto hasta que nos pusimos a trabajar. Esto es algo que, evidentemente, no debería de ocurrir.

NOTA: Aunque este artículo pueda contener consejos que pueda ayudar a mejorar la salud mental no ha de tomarse como la solución a los problemas de quien lo está leyendo. Al igual que de salud física se ocupan los médicos, de la salud mental se han de ocupar expertos como psicólogos y psiquiatras. Si has llegado hasta aquí, no dejes de prestar atención a este aspecto fundamental del bienestar.

Artículos recomendados