Menú
Así es cómo puedes aumentar tu calidad de vida
Así es cómo puedes aumentar tu calidad de vida
CALIDAD DE VIDA

Así es cómo puedes aumentar tu calidad de vida

Si quieres mejorar tu bienestar emocional y aumentar tu calidad de vida, no pierdas de vista estos consejos.

Mª José Roldán Prieto

Todas las personas queremos tener una buena calidad de vida, pero hay veces que parece que se complica y que las cosas se tuercen en contra nuestra. En realidad, incluso cuando existen circunstancias adversas, eres tú el mayor responsable de poder vivir mejor o peor. Del mismo modo, las personas podemos tener ideas diferentes de lo que significa tener una buena calidad de vida.

Existen algunos factores que son bastante universales en cuanto a la felicidad y satisfacción de la vida en las personas. Para tener una buena calidad de vida merece la pena saber cómo enfrentar el estrés y las adversidades. Lo bueno de todo esto, es que una vez que lo sabes puedes decidir sin cambiar o no tu calidad de vida, ¡está en tus manos la decisión! Así es cómo...

Concéntrate en las relaciones que te afirman como persona

Las relaciones que tienes te definen de muchas maneras. Puedes estresarte más cuando pasas tiempo con personas que te agotan o que te roban la energía. En cambio, cuando tienes un circulo social de apoyo podrás disfrutar de una mayor capacidad de recuperación frente al estrés, tendrás más felicidad y unos niveles de bienestar superiores.

Las relaciones que tienes te definen de muchas manerasLas relaciones que tienes te definen de muchas maneras

Duerme lo suficiente

Para tener una buena salud física y mental no debes escatimar en descanso y en horas de sueño. Si no duermes lo suficiente o cuando tus otras necesidades físicas básicas no se cubren, estarás más reactivo al estrés y se bajará tu calidad de vida. El cuidado personal es imprescindible para tener buena salude en todos los aspectos... Pero irónicamente es lo primero que se hace cuando se tiene estrés o cuando se está demasiado ocupado, ¡el cuidado personal que es esencial se deja para un segundo plano!

En este sentido, resulta imprescindible que te cuides tanto a nivel física como emocional para garantizar una buena calidad de vida... ¡y debes comenzar descansando con buenas noches de sueño!

Si el ejercicio no lo disfrutas, entonces no te estará ayudando a mejorar tu calidad de vidaSi el ejercicio no lo disfrutas, entonces no te estará ayudando a mejorar tu calidad de vida

Ejercicio para disfrutar

Si el ejercicio no lo disfrutas, entonces no te estará ayudando a mejorar tu calidad de vida. El ejercicio en sí mismo tienen muchos beneficios que van más allá del peso o de la apariencia física... aunque la mayoría de personas comienzan a hacer ejercicio para verse mejor. Es un calmante del estrés tanto a corto como a largo plazo. Además, si el ejercicio que haces es para sentirte bien anímicamente mucho mejor. Por eso, es necesario que el que realices sea de disfrute, es decir, que sea una actividad que te guste y que disfrutes haciendo como montar en bicicleta, correr, ir a clases dirigidas... etc.

Todas las personas tenemos cosas en la vida que puede drenarnos la energíaTodas las personas tenemos cosas en la vida que puede drenarnos la energía

Tu trabajo te tiene que gustar

Si hay algo que realmente puede ahondar en tu calidad de vida es que cada día te levantes sin ganas de ir a trabajar. Puede que no te guste lo que haces o que no aguantes a tu jefe... Pero en todo caso, es necesario que encuentres una forma de ganarte la vida que te llene internamente, ¡y también que te permita vivir bien! Si no puedes cambiar a otro trabajo por las circunstancias que sean, entonces quizá debas encontrar otras maneras de disfrutar fuera de tu trabajo, como dedicar tiempo a las gratificaciones y otras actividades que te permita sentir que lo que. haces, realmente vale la pena.

Cuidado con lo que te drena energía

Todas las personas tenemos cosas en la vida que puede drenarnos la energía... y muchas veces, sin darnos cuenta. Quizá toleras esas cosas que pueden ser leves o moderadas pero te acumulan demasiado estrés que te restan calidad de vida. Si te fas cuenta que tienes demasiadas cosas en tu vida que te drenan la energía, entonces te volverá más vulnerable si no haces nada para remediarlo. Es posible que te hayas "acostumbrado" a esos factores que te estresan o estás tan ocupado en tu vida que no es una prioridad para ti mejorar las circunstancias. La mejor decisión que puedes tomar es ser consciente de lo que te quita energía y, ¡cambiarlo! ¡Recuerda hacer cosas que te gusten hacer!

Artículos recomendados