Menú
Cómo convivir con una persona adicta y mentirosa
Cómo convivir con una persona adicta y mentirosa
ADICCIONES

Cómo convivir con una persona adicta y mentirosa

Si tu pareja o un ser querido tiene una adicción y también te miente... Es momento de saber cómo actuar para mejorar la situación.

Mª José Roldán Prieto

La convivencia no es fácil en circunstancias normales, así que cuando hay algún factor que puede estresar se puede volver todo un poco más complicado. Las adicciones son comportamientos normalmente indeseables por las personas que están alrededor de las personas adictas. Habitualmente un adicto suele mentir para encubrir su comportamiento aditivo y también por otras razones, pero es importante que no te lo tomes como algo personal.

A continuación, vas a conocer algunas razones por las que los adictos suelen mentir y cómo puedes tratar ese comportamiento de manera efectiva. Si la persona adicta es tu pareja u otro familiar o ser querido cercano, es necesario que tengas estos consejos en cuenta. Recuerda en primera instancia que una persona adicta necesita tratamiento por parte de un profesional y hasta que esa persona no se dé cuenta, debes proteger tu estabilidad emocional. Pero, ¿por qué miente una persona adicta?

Para evitar una confrontación

Los adictos a menudo quieren evitar la confrontación porque han usado su comportamiento adictivo como una estrategia de afrontamiento durante mucho tiempo. A menudo no tienen otras formas bien desarrolladas de lidiar con el estrés de la vida porque necesitan apoyo y orientación de un profesional. En lugar de culparle por lo que hace, es mejor que utilices tu lenguaje para reflejar tu perspectiva, en lugar de hacerle daño con juicios o críticas, algo que podría empeorar su adicción.

A una persona adicta no le interesa que otros sepan de lo que haceA una persona adicta no le interesa que otros sepan de lo que hace

No les gusta el cambio forzado

A una persona adicta no le interesa que otros sepan de lo que hace, especialmente si esas personas son importantes para él/ella y podría haber posibilidades de ser juzgados o de que por culpa de esa adicción, la relación se estropease de alguna manera. Creen, equivocadamente, que su adicción es buena para ellos, quizá porque creen que de esa manera calman su ansiedad.

En ocasiones, las personas adictas pueden cambiar y lo hacen cuando se dan cuenta de que las consecuencias de su comportamiento continuarán empeorando a menos que hagan algo diferente. Los adictos a menudo mienten sobre el alcance de su comportamiento adictivo, porque quieren evitar que los presiones al cambiarlos.

Lo ideal es tratar de proporcionar información que pueda influir en la vida de la persona adicta para que pueda ser capaz de decidir por sí mismo si cambiar o no, en lugar de intentar persuadirlos para que cambien.

Quieren escapar de la negatividad

Las personas adictas a menudo ven su comportamiento como una especie de patrón de espera, esperando que las cosas se resuelvan solas y la adicción desaparezca... sin esfuerzo. No quieren que les recuerdes los aspectos negativos de su comportamiento, especialmente si se trata de culpar a alguien. 

Cuando un adicto se siente criticado constantemente por sus seres queridos, miente para encubrir su comportamiento y esto a la larga, perjudicará gravemente la relación y la confianza entre las personas. Tendrás que intentar concentrarte en lo que será mejor si las cosas cambian y no en lo que será peor si no lo hacen.

Las personas adictas pueden cambiar Las personas adictas pueden cambiar

¿Sabes que está mintiendo?

Es posible que tu ser querido te esté mintiendo y que tú sepas realmente lo que pasó. Esto quiere decir, que mientras tu ser querido te estaba hablando tú ya sabías que todo lo que te decía era mentira. Pero por alguna razón, le permites que te mienta sin saber por qué lo haces. Si permites que te mienta estarás enviándole dos mensajes:

  • Te dice una mentira y lo sabes e intentas pasarlo por alto... por lo que la próxima vez es probable que te vuelva a mentir porque no hay consecuencias.
  • Te dice una mentira y lo sabes pero finges creerle, así que si vuelve a mentir también fingirás que le crees.

Esto hará que la persona adicta que miente, no vea ningún tipo de consecuencia en sus actos y por tanto, que vuelva a reincidir en sus comportamientos negativo. Para que eso no suceda, es buena idea evitar la discusión pero indicarle que sabes lo que ha sucedido en lugar de aceptar la mentira y mirar hacia otra parte (que sería como aceptar lo que ocurre aunque no te guste).

Se avergüenza de lo que hace

Las adicciones a menudo hacen que las personas a su alrededor se comporten de manera que les cause vergüenza y arrepentimiento. Cuando señalas esto, mienten para evitar sentirse avergonzados.

Aceptar la mentira de un adicto es una forma de habilitación que puede evitar la vergüenza externa, pero no hará nada para aliviar el dolor emocional interno de tu ser querido.

Artículos recomendados