Menú
Cómo cuidar tu salud emocional si tu pareja es alcohólica
Cómo cuidar tu salud emocional si tu pareja es alcohólica
SALUD EMOCIONAL

Cómo cuidar tu salud emocional si tu pareja es alcohólica

Si tu pareja es alcohólica NO es responsabilidad tuya. Debes aprender a cuidar de ti emocionalmente, pero, ¿cómo conseguirlo?

Mª José Roldán Prieto

Nadie te dijo que ocurriría algo así, nadie te advirtió de lo que es convivir con una persona que se ha vuelto alcohólica. Has tenido que aprender esto de mala manera y te sientes muy mal por esto, porque al fin y al cabo, a tu pareja la eliges tú... En realidad, no tienes culpa de nada y debes cuidar tu salud emocional si tu pareja es alcohólica. Te necesitas fuerte para poder superar el desequilibrio psicológico que te crea.

Desafortunadamente, solo puedes cambiarte a ti mismo, y la única forma en que puedes interrumpir y cambiar el curso actual de tus interacciones con personas con trastornos de abuso de sustancias es cambiando tus reacciones. Convivir con una persona que es alcohólica puede afectarte profundamente. Muchas veces, la frustración y el estrés pueden ser causados por sus propias acciones y elecciones. 

Al ajustar tu enfoque y  tu actitud hacia el problema, puedes cambiar la perspectiva y el cómo te afecta. De alguna manera, saber que puedes cambiar tu enfoque y actitud es empoderador. A continuación te vamos a decir algunas cosas que tienes que dejar de hacer para poder estar mejor aunque vivas con una persona alcohólica.

Deja de culparte

Es típico que los alcohólicos traten de culpar de su adicción a las personas que les rodean, incluidos los que están más cerca de ellos. Es común escuchar a un alcohólico decir: "La única razón por la que bebo es porque tú ..." No caigas en el error de creer estas palabras. Si un alcohólico lo es, es por su propia elección y tú nada tienes que ver con eso.

Si tu pareja quiere seguir bebiendo lo hará sin importar lo que digas o hagas. No es tu culpa, esa persona se ha vuelto dependiente del alcohol y necesita ayuda psicóloga para poder superarlo.

Es típico que los alcohólicos traten de culpar de su adicción a las personas que les rodeanEs típico que los alcohólicos traten de culpar de su adicción a las personas que les rodean

No te lo tomes como algo personal

Cuando los alcohólicos prometen que nunca más volverán a beber, pero poco tiempo después volverán a beber tanto como siempre, es fácil para los miembros de la familia tomar personalmente las promesas incumplidas y las mentiras como algo personal. Pueden sentir frustración y desconfianza.

Quizá pienses que si te quisiera de verdad no te mentiría, pero si lo haces es porque sabe que está mal y no quiere que le juzgues. No tiene el control de su propia toma de decisiones y necesita atención psicológica.

No le intentes controlar

Cualquier persona que quiere a alguien que tiene un problema con el alcohol hará todo lo que tenga en su mano para intentar que deje de beber. Desafortunadamente, esto generalmente hace que los familiares del alcohólico se sientan solos y frustrados. Puedes decirte a ti mismo que seguramente hay algo que puedes hacer, pero la realidad es que ni siquiera los alcohólicos pueden controlar su consumo de alcohol... en muchas ocasiones, no se puede hacer nada, excepto intentarle hacerle ver las consecuencias de su adicción en las relaciones y que de forma voluntaria busque ayuda médica.

Cuando un alcohólico o drogadicto llega a un punto crítico, a veces ese es el momento en que la persona finalmente admite que tiene un problema y comienza a buscar ayuda. Pero si los amigos o familiares se apresuran y "rescatan" a la persona de la situación de crisis, puede demorar la decisión de obtener ayuda. A veces, que la persona sufra una crisis puede ser la única manera de que se dé cuenta de que necesita un cambio.

Intentar 'curarle'

El alcoholismo o la dependencia al alcohol (u otras sustancias) es una enfermedad primaria, crónica y progresiva que a veces puede ser fatal. Si no eres médico (y aunque lo seas) no debes asumir la responsabilidad de tratar a tu pareja alcohólica (ni tampoco a amigos o familiares que tengan este mismo problema). No eres un profesional capacitado sobre adicciones o abuso de sustancias y si lo eres, tampoco puedes tratar a personas cercanas.

Si realmente quieres a una persona que necesita tratamiento profesional, debes permitir que lo tenga para que vuelva a estar saludable. Esa es la responsabilidad del alcohólico, no la tuya. No puedes curar una enfermedad. No importa cuál sea su origen, necesita ayuda externa. Los alcohólicos generalmente pasan por algunas etapas antes de estar listos para hacer un cambio. Hasta que un alcohólico comience a pensar en dejar de beber, cualquier acción que hagas para "ayudarle" a menudo no servirá de mucho.

 Los alcohólicos generalmente pasan por algunas etapas antes de estar listos para hacer un cambio Los alcohólicos generalmente pasan por algunas etapas antes de estar listos para hacer un cambio

No aceptes un comportamiento inaceptable

Aceptar un comportamiento inaceptable generalmente comienza con un pequeño incidente, pero la próxima vez, el comportamiento puede empeorar un poco y luego empeorar aún más. Poco a poco empiezas a aceptar un comportamiento cada vez más inaceptable. Antes de que te des cuenta, puedes encontrarte en una relación abusiva en toda regla. El abuso nunca es aceptable. No tienes que aceptar un comportamiento inaceptable en tu vida, siempre tendrás otras opciones.

Si tienes hijos es imprescindible que les protejas de esos comportamiento inaceptables. No toleres comentarios hirientes o negativos dirigidos a los niños. Estos comentarios pueden crear un daño emocional duradero en la mente de tus hijos. Debes protegerles y no dudar ni un segundo de mantenerles alejado de la persona que bebe y no respeta los límites. Crecer en un hogar con un padre o una madre que abusa del alcohol puede dejar cicatrices emocionales duraderas y muy dolorosas.

Olvida las expectativas irrazonables

Un problema de tratar con un alcohólico es que lo que podría parecer una expectativa razonable en algunas circunstancias, puede ser totalmente irrazonable con un adicto. Cuando los alcohólicos te juran que nunca volverán a beber, naturalmente puedes esperar que sean sinceros y que no vuelvan a beber. Pero con los alcohólicos, esa expectativa resulta irrazonable. ¿Es razonable esperar que alguien sea honesto contigo cuando la persona es incapaz de ser honesta consigo misma?

¿Buscar ayuda?

No buscar la ayuda necesaria o postergar esto, puede ser un gran problema tanto para ti como para tu pareja. Si nunca has hablado sobre este problema con otras personas y sufres en silencio la adicción de tu pareja, ha llegado el momento de romper con esas cadenas. Pide ayuda a un grupo de apoyo para que te ayuden a ti. Si tu pareja no quiere ayuda, es su problema, pero tú, debes mirar por tu bienestar físico y emocional lo antes posible.

Artículos recomendados