Menú
A veces necesito alejarme de todos y estar a solas, ¿por qué?
A veces necesito alejarme de todos y estar a solas, ¿por qué?
INTROVERSIÓN

A veces necesito alejarme de todos y estar a solas, ¿por qué?

Las personas introvertidas se caracterizan porque su personalidad y sus emociones están dirigidas a su mundo interior.

Maria del Carmen Roldán Prieto

En 1921 el médico, psiquiatra y psicólogo, Carl Gustav Jung, publicó una de sus obras más conocidas, titulada 'Tipos psicológicos'. En ella presenta mecanismos de funcionamiento típicos de la psique y daba a conocer la existencia de dos tipos diferentes de actitudes de la mente humana: la introversión y la extroversión.

La introversión se caracteriza por la introspección, es decir, las personas introvertidas se interesan principalmente por su mundo interior, por sus emociones y su personalidad. Por el contrario, las personas extrovertidas enfocan su interés hacia lo externo, por lo que se muestran naturalmente más sociables y atentas a su entorno.

Las personas introvertidas se interesan principalmente por su mundo interiorLas personas introvertidas se interesan principalmente por su mundo interior

Es extraño que exista una persona completamente introvertida o extravertida. Sin embargo, todos tenemos una actitud que tiende más hacia una u otra. Hay momentos en nuestras vidas en los que conviene ser más introvertido o, al contrario, más extravertido. Pero tener por naturaleza ambas actitudes no es posible porque al tratarse de dos extremos son excluyentes.

Probablemente, la extroversión esté más aceptada en la sociedad precisamente por su condición de ser más social y por estar más vinculada al mundo que rodea a la persona extrovertida. No obstante, ninguna de estas dos actitudes es mejor o peor que la otra, cada una de ellas tiene sus puntos positivos y sus puntos negativos. Lo ideal consiste en encontrar un equilibrio entre ambas.

¿Cómo son las personas introvertidas?

A menudo se confunde la introversión con la timidez o la falta de sociabilidad, pero son conceptos diferentes ya que una persona introvertida no es necesariamente tímida o antisocial. Ser introvertido o introvertida significa preferir leer un libro que acudir a una fiesta o preferir mantener una conversación profunda con una persona que mantener conversaciones banales con un grupo de gente.

Una persona introvertida se siente abrumada más fácilmente por los estímulos externosUna persona introvertida se siente abrumada más fácilmente por los estímulos externos

Para una persona introvertida, el hecho de pasar tiempo solo o sola se convierte en una necesidad y esto no significa que no le guste pasar tiempo en compañía porque normalmente disfruta mucho de sus amistades y de los ratos más sociales. Lo que sucede es que una persona introvertida se siente abrumada más fácilmente por los estímulos externos. Por tanto, un lugar abarrotado de gente, con mucho ruido o con muchas luces puede drenar rápidamente la energía de una persona introvertida, que tendrá la necesidad de alejarse de ese lugar hasta encontrarse en un entorno más solitario.

Esta necesidad de pasar tiempo en soledad tiene como finalidad recargar energías porque de lo contrario, la persona puede sentirse física y mentalmente agotada y deprimida. Cada insignificancia cotidiana, como tener que repetir una frase durante una conversación, se magnifica de tal manera que puede llegar incluso a bloquear a la persona o producirle un estallido emocional que para el resto será desproporcionado, como por ejemplo, echarse a llorar. Con esto es evidente que aislarse de vez en cuando es algo necesario para la salud mental de un introvertido, porque la soledad les ayuda a estabilizar sus emociones y a controlar los niveles de ansiedad y estrés.

¿Te apetece estar a solas?

Es frecuente que una persona extravertida considere que estar a solas es un aburrimiento y una pérdida de tiempo, pero al contrario de esta creencia, tener un momento del día para dedicárselo a uno mismo de manera reflexiva es extraordinariamente positivo para todo el mundo.

Si sientes frustración es que tu umbral de tolerancia se va resquebrajandoSi sientes frustración es que tu umbral de tolerancia se va resquebrajando

Para una persona que no está acostumbrada, quedarse a solas puede convertirse en un desafío, pero sin duda, es una habilidad necesaria que debe aprenderse. Vamos a ver algunas señales que indican que necesitas tiempo a solas, aunque no seas consciente de ello:

  • No te apetece mirar tu teléfono. Vivimos en un mundo en que el teléfono móvil se ha convertido en una necesidad, y probablemente siempre respondas a las llamadas y a los mensajes, pero si escuchas el sonido de tu teléfono y decides no responder (aun estando disponible), quizás sea porque necesitas pasar tiempo a solas.
  • La frustración se convierte en un sentimiento habitual en tu vida diaria. Eso significa que tu umbral de tolerancia se está resquebrajando, o que tienes lo que se conoce como "resaca humana". La frustración es un sentimiento límite que necesita un tiempo de reflexión para evaluar tu situación actual y saber por qué has llegado a ese estado.
  • Debes establecer los cambios que necesitas para solucionar los problemasDebes establecer los cambios que necesitas para solucionar los problemas

  • Si te desagrada la idea de quedarte solo, puede que sea porque es lo que realmente necesitas. Muchas personas se sienten nerviosas y vulnerables cuando se quedan con ellas mismas, por lo que pueden evitar ese momento a toda costa, produciendo el efecto contrario. Es decir, pueden volverse hiperactivas e hipersociales, buscando hacer planes constantemente. Si te sucede esto, considera seriamente la idea de tomarte un descanso para meditar sobre tu vida y establecer los cambios que necesitas para solucionar los problemas que te han hecho llegar hasta esta situación.
  • Todo el mundo a tu alrededor se vuelve irritante. Todo el mundo tenemos días en los que nos gustaría que las personas de nuestro entorno desaparecieran, por su mal sentido del mundo, por que consideramos que hacen las cosas de manera incorrecta, o simplemente porque su sola presencia nos resulta desagradable. Si llegas a estos niveles de sensibilidad en el que hubiera sido mucho mejor no levantarse de la cama por la mañana porque no soportas la compañía de ninguna persona... Correcto, es hora de que busques un rato de soledad.
  • Si últimamente se te saltan las lágrimas por cualquier motivo, quédate a solas y lloraSi últimamente se te saltan las lágrimas por cualquier motivo, quédate a solas y llora

  • Enfermas en los peores momentos. El cuerpo humano es una máquina realmente eficiente, pero si no cuidas tu cuerpo, si lo llenas de estrés, éste te va a sabotear en el momento que más te duela, obligándote a que permanezcas en casa y detengas tu frenético ritmo de vida. Tu cuerpo te conoce mejor que nadie y te obligará a relajarte a través de una enfermedad o de un agotamiento extremo siempre que lo necesites.
  • Si sientes que tus emociones están fuera de control, detente, entiéndelas y déjalas fluir. Normalmente nos reprimimos cuando hay otras personas cerca, por eso quedarse a solas es una oportunidad para relajarse y soltar lo que llevamos dentro. Si últimamente se te saltan las lágrimas por cualquier motivo, quédate a solas y llora hasta que te relajes, y después, date un premio, practicando una afición que tuvieras abandonada o como quieras, el tiempo a solas es un momento privado para ti.

Beneficios de estar un rato solo

Acabamos de ver 'síntomas' con los que los introvertidos vivimos a diario, pero que cualquier persona extrovertida o con tendencia a la extroversión puede sufrir en momentos puntuales de su vida. Por este motivo, es importante conocer esas situaciones límite para poder actuar sobre ellas. Son situaciones que producen ansiedad y malestar emocional, por lo que la introspección es una gran manera de superarlas. Vamos a ver ahora algunos de los beneficios que nos aportan los ratos de soledad:

Podemos sentir que los acontecimientos pasan y no nos da tiempo asimilarlosPodemos sentir que los acontecimientos pasan y no nos da tiempo asimilarlos

  • Vas a recargar tus energías. Estar conectado constantemente con otras personas puede ser mentalmente agotador ya que inconscientemente cargamos con la responsabilidad de que las otras personas se sientan bien con nuestra compañía. La interacción constante es un trabajo emocional y mentalmente agotador, que necesita de un tiempo de silencio y de soledad para recuperarse.
  • La reflexión es necesaria para sobrellevar el ritmo de la vida moderna. Los días pasan tan rápido que muchas veces no nos damos cuenta y podemos sentir que los acontecimientos pasan y no nos da tiempo asimilarlos. Por este motivo la autoreflexión es tan importante. Nos ayuda a procesar y a estar más en contacto con nuestros pensamientos y con nuestros sentimientos, y a conocernos mejor y ser más conscientes de nuestro estado emocional actual.
  • Comenzarás a disfrutar haciendo cosas a solas. Cuando estamos con otras personas tenemos menos libertad de actuación ya que en un entorno social las concesiones son necesarias. Pero puedes utilizar tu tiempo a solas para realizar una actividad que disfrutes y hacerla sin concesiones. Realmente cada vez te sentirás con más libertad para hacer cosas que te apasionen. Esto sin duda te convierte en una persona más independiente.
  • Una vez aprendes a estar a solas tu actitud ante la vida será mucho más relajadaUna vez aprendes a estar a solas tu actitud ante la vida será mucho más relajada

  • El tiempo a solas es siempre un tiempo más productivo. Sin distracciones externas, lo que hagas estando a solas te ayudará a concentrarte más rápido y, en consecuencia, lo realizarás con mayor rapidez y más eficientemente.
  • Vas a apreciar tus relaciones mucho más. Pasar tiempo a solas te da tiempo a conocerte mejor y, por tanto, a quererte más. Esto se refleja también en tus relaciones sociales porque comienzas a verlas de una manera más profunda y a percibir detalles que quizá antes no apreciabas. También puedes ser más consciente de todas las cosas positivas que te aportan las relaciones sociales.
  • Te vas a apreciar mucho más. Una vez aprendes a estar a solas y a ponerte en primer lugar, reflexionando sobre tus necesidades, sobre lo que te gusta y lo que no, tu actitud ante la vida será mucho más relajada. El estrés social desaparece y esa ansiedad por que las personas de nuestro entorno se sientan felices, también. Cuando estás a solas te preocupas por ti mismo, y eso no es egoísmo en absoluto. Cuando estás a solas no hay necesidad de disculparse ni de buscar la aceptación de nadie.

Todo el mundo necesita tiempo para uno mismoTodo el mundo necesita tiempo para uno mismo

El valor de la soledad

Como hemos visto, pasar tiempo solo o sola no es nada malo, ni extraño. Es un tiempo personal que necesita todo el mundo en mayor o menor medida. Cada persona tenemos unas necesidades diferentes, pero estar a solas es una necesidad que tiene todo el mundo.

Pasando tiempo a solas aprendemos a conocernos mejor, a querernos, y a evolucionar como personas. Cuando estamos a solas es posible que descubramos cosas de nosotros mismos que no nos gustan, y eso no es negativo, al contrario, es el primer paso para cambiar y mejorar como personas, ya que desde que nacemos estamos en una constante evolución personal.

Cuando estamos a solas es posible que descubramos cosas de nosotros mismos que no nos gustanCuando estamos a solas es posible que descubramos cosas de nosotros mismos que no nos gustan

Por todas estas razones, no hay que ver los momentos de soledad como algo traumático, siempre y cuando la soledad no se vuelva crónica en nuestras vidas. Si no tienes claro cómo es tu tipo de personalidad, es decir, si tiendes más a la introversión o a la extraversión, puedes realizar el test de personalidad Myers-Briggs para descubrirlo.

Artículos recomendados