Menú
Aprende a reducir el estrés de los viajes
Aprende a reducir el estrés de los viajes
PLANIFICACIÓN

Aprende a reducir el estrés de los viajes

¿Te gusta viajar, o debes hacerlo por trabajo, pero te resulta tremendamente estresante? Te ayudamos a reducir el agobio asociado a los viajes.

Mª José Roldán Prieto

Todo el mundo se estresa antes de un viaje. En mayor o menor medida, pero todo el mundo experimenta estrés. No importa si el motivo de tu viaje es por negocios, por motivos familiares o por vacaciones... la realidad es que si sientes estrés tendrás que trabajar en tu interior para reducirlo y disfrutar no solo de la llegada, sino también del camino. A continuación vas a encontrar algunos consejos que pueden ayudarte.

1. Anticipación

Si viajas en avión, tren o autobús en las webs de las empresas suelen informar sobre las posibles demoras, por lo que es importante que tengas en cuenta esto para evitar estar sentado horas en una sala de espera, pudiendo estar tranquilamente en tu casa. Si vas en coche, entonces planifica tu viaje con antelación. Ten todo preparado. Si viajas con niños las cosas de los niños también son importantes tenerlas listas lo primero. Si sueles olvidar las cosas, haz listas para evitar que se queden en casa cosas importantes. Ten todo bien atado en el destino antes de salir de casa.

La planificación es clave para evitar el estrés y los agobios de última horaLa planificación es clave para evitar el estrés y los agobios de última hora

2. Haz bien las maletas

Hacer maletas no significa que tengas que llevarte toda la casa contigo. Lleva solo lo necesario y no quieras ser un caracol. Que no te falte la lista y ves marcando cada cosa que vayas guardando en la maleta y así te asegurarás de no olvidarte cosas que seguramente necesitarás. Haz las maletas días antes de irte, como el día o dos días antes para evitar el estrés de hacer las maletas corriendo... de esta manera seguro que olvidarás cosas.

Es importante llevar una maleta de mano para que puedas acceder rápidamente a objetos necesarios durante el viaje. Esto es especialmente importante si viajas con niños.

3. Viste de forma cómoda

En un viaje, es primordial ir cómodo. Usa zapatos cómodos, ropa que te permita moverte con libertad y que no te importe llevar todo el día. Viajar puede ser imprevisible y que los imprevistos hagan que un viaje sea más largo de la cuenta. Lo ideal también es usar capas para ponértelas uy quitártelas en función del frío o del calor que puedas tener.

4. Cuida tu cuerpo y tu mente

Duerme bien la noche anterior al viaje y utiliza calmantes en caso de que te dé ansiedad viajar en transporte público. Las vitaminas también son importantes tomarlas y mantener una buena dieta. Muchas personas se enferman durante los viajes por culpa del estrés y de los gérmenes que suelen viajar entre los pasajeros del transporte público.

No olvides de cuidarte física </p><p>y mentalmente para estar calmado y con fuerzasNo olvides de cuidarte física

y mentalmente para estar calmado y con fuerzas

5. Calcula el tiempo

Si tienes que coger un trasporte como el avión, el tren o el autobús es necesario que vayas con tiempo. No hay nada más estresante que ir corriendo de un lugar a otro pensando que no llegas. Organiza tu tiempo para tener suficiente y revisar tus maletas, ir con seguridad a los sitios y poder hacer frente a los posibles imprevistos. Si llegas antes de la cuenta, puedes leer un libro, escuchar música o simplemente pasear relajadamente.

6. ¡Come bien!

Comer una comida saludable antes de llegar al aeropuerto puede ayudar a reducir el estrés de varias maneras: evitará que compres comida cara y poco saludable, no tendrás que depender de una comida poco saludable de lugares extraños y no tendrás que preocuparte tanto de que tus niveles de azúcar en la sangre se desequilibren mientras viajas (lo que puede afectar su estado de ánimo).

7. Mantén una actitud correcta

Para que las cosas vayan bien, todo es cuestión de actitud. Si en lugar de pensar que el viaje te va a estresar lo tomas como una aventura, un cambio en tus rutinas, un momento para ti, para ver nuevos paisajes... Disfrutarás más de la experiencia, incluso, aunque encuentres contratiempos por el camino.

¡Tu próximo viaje no tiene que ser estresante! ¡Ni ese, ni ninguno más en el mundo!

Artículos recomendados