• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Viajes: 5 planes para hacer en Zaragoza cuando llueve
Carmen Serrano

Carmen Serrano

Carmen Serrano, psicóloga especialista en Duelo y experta en Inteligencia Emocional.

Última actualización: 20 Enero 2023
El desamor es algo que nos afectará a todos alguna vez en la vida. Debemos saber analizarlo, explicarlo y aprender a superarlo con estas pautas.

Vivir en una sociedad donde el ideal del amor romántico acompaña nuestro desarrollo personal y emocional ha contribuido a que, cuando iniciamos una relación, se generen en nosotros expectativas de amor eterno. El problema comienza cuando a ese amor que creíamos infinito, le llega su fecha de caducidad.

Es en este momento, cuando el amor termina, que comenzamos a cuestionar nuestro futuro y nuestro valor como personas. Esto hace que nos sumamos en una profunda sensación de tristeza que podría estar alejándonos peligrosamente de la realidad.

Claro está que las circunstancias que hayan llevado a que una relación llegue a su fin influirá en cómo se afronte la nueva realidad. Habitualmente se buscan culpables a la situación dentro o fuera de la pareja, principalmente si alguna de las partes continúa teniendo sentimientos hacia su pareja.

La tristeza es un factor normal y común del desamorLa tristeza es un factor normal y común del desamor

Factores que afectan en una ruptura

La forma en que consigamos superar una ruptura amorosa, así como el tiempo que precisemos para asimilarlo, dependerá de distintos factores que conformen la situación de separación. Por ello, deberemos tener en cuenta distintos puntos:

  • Duración de la relación de pareja.
  • Grado de implicación de cada integrante de la pareja.
  • Circunstancias en las que se ha dado la finalización de la relación (si ha sido de mutuo acuerdo o de forma inesperada).

No obstante, a pesar de que cada proceso de ruptura debe abordarse de forma individualizada, debido a la complejidad de cada caso, existen distintos puntos comunes desde los que podemos partir.

Fases de un duelo amoroso

Afrontar una ruptura amorosa, al igual que puede ser cualquier proceso de pérdida de algún familiar, hace necesario que hagamos frente a una serie de fases dentro del transcurso de la separación que deberemos aceptar.

Existen diversas perspectivas teóricas que estudian y discuten sobre cuáles son cada una de las fases que conforman un proceso de duelo o pérdida, pero existen cuatro fases básicas presentes en todo proceso de duelo amoroso:

  • Negación: causado por un shock inicial tras la noticia. Suele ser mayormente común en la persona abandonada, siendo prácticamente inexistente en la persona que decide abandonar la relación.
  • Tristeza: pasando del bloqueo inicial a la tristeza y dolor por la pérdida, aunque es habitual mostrar aparente alegría como muestra de fortaleza.
  • Nostalgia: esta etapa suele vivirse como una vuelta a la tristeza aunque en menor intensidad, y donde solemos hacer repaso de todo lo vivido en la pareja, aunque prevaleciendo los momentos positivos.
  • Aceptación: momento en el que conseguimos sentirnos fuertes y estables, capaces de continuar con nuestro proceso.
El recuerdo y la nostalgia también forma parte del desamorEl recuerdo y la nostalgia también forma parte del desamor

Indudablemente, una de las emociones que inundan este proceso es la tristeza y debemos permitirnos sentirla. La tristeza no es más que un proceso adaptativo que nos avisa de que algo no está del todo bien en nosotros.

Al igual que cualquier dolor físico, si no le prestamos la atención y cuidados necesarios, no desaparecerá y podría ir a peor.

La importancia de compartir lo que sientes

Una vez nos encontramos inmersos en este proceso de ruptura, el principal reflejo es ocultar nuestro malestar, evitando mostrar vulnerabilidad. En cambio, el hecho de contar lo que ocurre y cómo nos sentimos, servirá como forma de descargar nuestra situación emocional.

Compartir el desamor es un buen primer paso para superarloCompartir el desamor es un buen primer paso para superarlo

Algo que podría ayudar a agilizar el proceso de superación es, sin duda, compartir nuestros sentimientos y vivencias actuales con las personas de nuestro entorno y aunque cada persona debe pasar su propio duelo, hay algunas acciones que pueden ayudarnos a agilizar el proceso:

Buscar apoyo en tu red más cercana de familiares o amigos. No con ello deberemos tomar al pie de la letra todos los consejos que nos lleguen, si no, simplemente, permitirnos desahogarnos y descargarnos emocionalmente.

Recurrir a la distracción. Durante el proceso de afrontamiento existirán momentos para llorar, pero también debemos dar lugar a la diversión y el tiempo en actividades placenteras.

Referencias y enlaces de interés

Evitar poner a la otra persona en el centro de nuestras acciones. Debemos centrarnos en conseguir nuestro bienestar, más que desear el mal en el otro.

Artículos recomendados