Menú
El desafío de la sonrisa
El desafío de la sonrisa
SONREIR

El desafío de la sonrisa

¿Te atreves a realizar el desafío de la sonrisa? La recompensa es sentirte mejor contigo mismo y experimentar emociones más placenteras.

Mª José Roldán Prieto

La felicidad hará que tu vida sea más placentera y también tendrás una mejor salud, un mejor bienestar y vivirás más tiempo. Para aprovechar al máximo la vida tendrás que llevar a cabo el desafío de la sonrisa durante una semana. Puedes considerarlo como un experimento sonriente que durará 7 días de tu vida... Pero que te podrá cambiar para siempre. Si te comprometes a seguir estos pasos para sonreír más estarás en el camino correcto para vivir una vida más feliz y saludable.

Pasos para tu felicidad

Para poder hacer el desafío de la felicidad necesitarás seguir unos pasos:

Lo que tienes que hacer

Durante la semana tendrás que centrarte en sonreír más. Así desarrollarás una forma de recordar en sonreír aunque signifique forzar la sonrisa continuamente. ¿Por qué? Porque si sonríes, tu estado de ánimo realmente mejora. Pruébalo, te vas a sorprender con los resultados...

Este desafío te ayuda a mejorar ánimo gracias a la sonrisaEste desafío te ayuda a mejorar ánimo gracias a la sonrisa

Cómo funciona

Al forzar la sonrisa, se activa un conjunto específico de músculos en la cara. Ese conjunto de músculos está estrechamente relacionado con las emociones de felicidad y alegría. Al sonreír, estás indicando a los centros emocionales de tu cerebro que les digan que todo está bien. Así que incluso si todo no está bien, lo estará pronto.

¡Motívate para hacerlo!

Sonreír más es una forma sencilla de mejorar enormemente la calidad de tu vida. Todo lo que tienes que hacer es sonreír y serás una persona más feliz. De Verdad. Es así de simple.

Cómo conseguir el desafío

Para poder conseguir el desafío deberás intentar sonreír más esta semana. ¿Cómo puedes conseguirlo? Sonreír es la respuesta natural a algo divertido, feliz o agradable, por lo que es probable que no necesites ayuda con la respuesta automática de tu sonrisa. En este sentido tendrás que intentar sonreír donde normalmente no lo haces, como por ejemplo, en el trabajo.

Practica sonriendo

Para ser experto en algo se necesita práctica y en la sonrisa también. Sonríe. Hazlo ahora mismo mientras estás leyendo esto. Pon una sonrisa grande y cálida en tu cara. Que no sea una sonrisa falsa si no una sonrisa real, como si estuvieras viendo a tu amigo después de varios años sin verle.

Ahora piensa en algo infeliz pero sigue sonriendo. Es difícil mantener en tu mente un pensamiento infeliz o negativo mientras mantienes tu sonrisa en el rostro, ¿verdad? La sonrisa puede ayudar a aumentar la felicidad y disminuir la negatividad.

Elige un estímulo que te recuerde que tienes que sonreírElige un estímulo que te recuerde que tienes que sonreír

Una señal para sonreír

Una vez que has practicado la sonrisa y entiendes un poco más en cómo la sonrisa puede mejorar tu estado de ánimo, el truco está en sonreír siempre que puedas a medida que avanza el día. Es probable que necesites un recordatorio para sonreír más a menudo. Puede ser algo que escuches, veas o hagas a menudo durante el día, como tu señal de la sonrisa. Puedes escoger un sonido en tu teléfono, o cuando suena una notificación en tu smartphone.

También puedes escoger una acción, como entrar o salir de tu coche, de casa... para recordarte que sonrías. Puedes elegir un recordatorio visual, como ver a alguien tomando café o ver a alguien riendo. Desafíate a sonreír cada vez que encuentres tus señales durante toda la semana.

Mantén la motivación

Las personas que más sonríen mientras hablan causan una mejor impresión porque parecen más confiadas y amigables. Esto le gusta a todo el mundo. Incluso es posible 'escuchar' una sonrisa mientras hablas por teléfono. Si sonríes mientras atiendes una llamada, el tono de voz se aclara y tendrás una mejor conexión con tu interlocutor.

¡Comprométete y hazlo! ¿Necesitas otros consejos para conseguirlo? Sigue leyendo:

  • No te sientas extraños con tus sonrisas, solo estás intentando tener un mejor estado de ánimo. La sonrisa más pequeña te sirve.
  • Piensa en cosas que realmente te gustan cuando sonríes.
  • Respira hondo mientras sonríes así disminuirás el estrés.
  • Ponte notas de recordatorio para acordarte que tienes que sonreír.

Llevar la sonrisa al siguiente nivel significa reírse. Descubre de qué manera puedes reír más esta semana. No solo quieres divertirte, quieres reírte a carcajadas. Reírse a carcajadas, al igual que sonreír, crea un estado emocional que alivia el estrés y levanta el ánimo. Lee chistes, mira películas y habla con gente divertida. 

Artículos recomendados