Menú
FOBO: ¿Qué es el miedo a una opción todavía mejor?
FOBO: ¿Qué es el miedo a una opción todavía mejor?
FOBIAS

FOBO: ¿Qué es el miedo a una opción todavía mejor?

El Fobo es un tipo de ansiedad social que se basa en el miedo de algunas personas a no tomar las decisiones adecuadas.

Alicia Rebollo Sánchez

¿Alguna vez te ha ocurrido que te pasas largos ratos del día decidiendo qué ver o que hacer pensando en cuál será la mejor opción por miedo a no elegir correctamente? Si este es tu caso probablemente tengas Fobo.

Tomar decisiones puede parecer algo sencillo, sin embargo, muchas de ellas nos pueden deparar cosas totalmente diferente para nuestro futuro, quizás si no hubieses cogido ese metro no hubieses conocido a tu futuro marido o si no hubieses decidido irte a esa ciudad no habrías encontrado ese maravilloso trabajo. Sabemos que nuestras decisiones tienen consecuencias y por lo tanto es comprensible que no las tomemos a la ligera.

El día está lleno de pequeñas decisiones que debemos tomar: qué comer, a que hora ir a comprar, coger el coche o el transporte público, comenzar una serie u otra. No obstante, por sencillas que parezcan estas decisiones hay personas que se quedan totalmente atascadas y que no saben como continuar. Esta fobia a tomar decisiones y equivocarnos ha sido catalogado como Fobo, (fear of better options) o lo que es lo mismo, el miedo a no tomar la decisión adecuada. Este termino fue creado por el economista Patrick McGinnis. Este hombre ya fue reconocido anteriormente por bautizar otra fobia, el Fomo, es decir el miedo a estar perdiéndonos algo y obsesionarnos con vivir más experiencias.

Sobre el Fobo, el psicólogo Xavier Savín dijo que esta clase de fobia se trata más bien de un "tipo de ansiedad social" a pesar de que esto suponga un miedo para las personas.

Cada vez hay más casos de FOBO

La principal característica de este trastorno es que se desarrolla únicamente en las personas de primer mundo: "Tanto el Fobo como Fomo son conceptos modernos y propios de personas con una vida resuelta, lo que les permite preocuparse por decisiones y situaciones que en ambientes más exigentes no lo harían", describe Savín.

Tomar decisiones puede convertirse en un problema para muchas personasTomar decisiones puede convertirse en un problema para muchas personas

Así mismo también se podría decir que se trata de un problema generacional, esto se debe a que con el avance de la tecnología y de la sociedad las opciones que tenemos a nuestro alcance son mucho mayores, antiguamente si alguien quería ir a una frutería a comprar manzanas, solo tenia una variedad, hoy en día puedes encontrar más de 5. Con el avance de la tecnología y especialmente de las compras en internet, los jóvenes se pueden pasar días leyendo reseñas de un mismo producto de distintas marcas incapaces de decantarse por uno. Esto lo que demuestra es que tenemos más donde elegir, pero también tenemos una menor capacidad para hacerlo.

Según la coach Mónica García "la toma de decisiones se complica, según aumenta el número de opciones. Tener posibilidades nos hace sentir libres, pero cuando el número de opciones es muy grande, puede llevar a paralizarnos si no tenemos muy claro qué es lo que queremos, nuestras preferencias o gustos".

Algunos estudios han señalado que la madurez está completamente relacionada con los casos de Fobo y es que no siempre se nos enseña a tomar decisiones sino que esto lo vamos aprendiendo con la experiencia, es por esto por lo que si tendemos a ser negativos nuestra experiencia nos recordará todas las veces que nos equivocamos haciendo que nos bloqueemos en las decisiones más sencillas y estúpidas. Esto nos lleva a despertar el Fobo y corremos el peligro de no tomar una decisión esperando siempre que aparezca una mejor. Esta situación también se ha descrito como 'parálisis por análisis' que se ha observado al apoyarse exclusivamente en datos para tomar decisiones dejando de lado o no dando importancia a la intuición", explica García.

Tomar una decisión

En ocasiones es sorprendente darnos cuenta de que personas que suelen tener complicaciones a la hora de tomar una decisión simple, resuelven un asunto mucho más importante y serio fácilmente, esto se debe a varios factores que determina la inteligencia, la personalidad y la importancia que le damos a las diferentes situaciones.

Un factor a tener en cuenta a la hora de que a una persona le cueste mas o menos tomar una decisión es el falso mito de que cuento más pensamos en una idea, mejor será nuestra decisión: "Hay personas que le dan mucho valor a pensar y tienen que dar vueltas y vueltas al tema en cuestión, porque han aprendido a funcionar así, por educación, por miedo al error, por perfeccionismo, o por alta autoexigencia, entre otras cuestiones", señala García.

Es un falso mito que en función del tiempo que se le dedique a una decisión será mejor o peorEs un falso mito que en función del tiempo que se le dedique a una decisión será mejor o peor

Sin embargo, esto no es cierto, pensar demasiado provoca que nos encontremos en un estado de nerviosismo y tensión lo que nos llevará a no tomar opciones realmente buenas. El cerebro trabaja mejor cuando está completamente relajado ya que la mente inconsciente procesa la información incluso cuando tu mente consciente está ocupada.

Evitar la ansiedad

Una vez se ha llegado a un punto en el que el Fobo ha tomado el control, la ansiedad llega de su mano lo que provoca que nos cueste bastante salir de ella. En este sentido lo que debemos hacer es racionalizarlo, por ejemplo, puede que esas manzanas estuviesen más ricas, pero estas también están buenas por lo que no debo preocuparme por esto.

De igual forma, tenemos que ser conscientes de que a la hora de tomar una decisión no siempre hay una opción correcta y una opción mala, sino que hay muchas formas de obtener el mismo resultado. Puede que habernos ido a otro país nos hubiese traído mejores resultados laborales, pero puede que esto nos hubiese hecho perder mucho dinero y no obtener nada por lo que si estamos bien en este país no tenemos por qué pensar que la otra opción habría sido mejor. Así mismo, muchas de las decisiones que tomamos no son inamovibles, siempre podemos ir a comprar otras manzanas o irnos a vivir a otro país en otro momento, lo que no debemos es pensar que todo en la vida es negro o blanco ya que la vida está llena de matices.

Por ultimo, debemos tener presente que, si se tiene Fobo, esto implica que hay una gran parte de hostigamiento personal en el que siempre echamos por tierra todo lo que hacemos y tendemos a pensar que nuestras decisiones carecen de valor o nunca son acertadas lo que nos lleva a hacer que otros decidan por nosotros. Es por esto por lo que aparte de relajarnos e intentar hacer un cambio de chip, deberemos aprender a no torturarnos pase lo que pase después de tomar una decisión.

Artículos recomendados