Menú
La primera vez en el psicólogo
La primera vez en el psicólogo
SALUD MENTAL

La primera vez en el psicólogo

La primera vez que acudes a un profesional de la salud mental puede causarte muchas dudas y nervios pero no te preocupes, descubre todo lo que tienes que saber.

Andrea Fernández Rodríguez

A veces, por circunstancias muy diversas de la vida, nos encontramos con problemas a la hora de lidiar con nuestras emociones y sentimientos. Nuestro bienestar psicológico se ve resentido hasta un punto al que no llegan los consejos y el apoyo de nuestro entorno (si este está disponible). Entonces nos podemos plantear ir al psicólogo.

La salud mental es un aspecto que descuidamos mucho y es igual de importante que la físicaLa salud mental es un aspecto que descuidamos mucho y es igual de importante que la física

Aunque en los últimos años la figura de estos profesionales está en auge y cada vez son más conocidos, son muchas las dudas que pueden surgir a la hora de decidirnos a acudir por primera vez consulta.

A continuación resolveremos alguna de estas posibles preguntas cuya incógnita podría estar impidiéndonos obtener la ayuda que necesitamos.

¿Tengo algún trastorno por ir al psicólogo?

Absolutamente no y, aunque así fuese, tampoco significaría nada. Un diagnóstico es un código que utilizan los profesionales para comunicarse entre ellos pero no determina qué eres.

Que una persona tenga un diagnóstico de anorexia o de depresión mayor lo único que quiere decir es que su problema tiene unas características que encajan en una de las categorías de los manuales de clasificación. Esa categorización permite que cuando lea su informe otro profesional pueda saber qué es lo más llamativo del problema y, por otro lado, puede ayudar a la hora de decidir cuál podría ser el mejor abordaje.

Debemos dejar atrás la idea de que ir al psicólogo es cosa de locos. Acudir a consulta es un cuidar nuestra salud mental.

¿Es normal sentirse nervioso ante la primera consulta?

Absolutamente sí. E incluso podría haber nerviosismo en alguna de las sucesivas consultas. Es una sensación completamente normal cuando nos enfrentamos a una primera vez.

Por mucho que conocidos o portales de internet nos expliquen lo sencillo que será y lo bien que nos vendrá, hay algunas cosas que no nos creemos hasta que las experimentamos.

Lo importante es que no dejes que el miedo te frene y te animes a acudir a tu primera consulta.

¿Qué hace el psicólogo en la primera sesión?

En la primeva vez lo más importante por parte del psicólogo es la escucha activa. Esto consiste en atender a la historia que trae consigo la persona en consulta y hacerle preguntas que hagan más fácil que se exprese.

Puede que no sepas exactamente qué decir o cómo decirlo al ser una primera vez. En definitiva, qué puede estar el profesional sanitario esperando de ti. Nada de eso, lo único que espera el psicólogo es que pueda hacer que te sientas seguro en su consulta.

Tener nervios en tu primera sesión es normalTener nervios en tu primera sesión es normal

Es fundamental establecer un clima de confianza y seguridad que te permita contar cuál es tu problema. Un ambiente en el que sepas que no vas a ser juzgado, ni se te va a hacer culpable de nada.

A partir de ese relato el psicólogo se ira planteando más preguntas para clarificar la situación y quizá ya esbozando qué enfoque de tratamiento podría ser más útil.

¿Cuáles son los aspectos formales que suelen marcar una primera consulta?

Lo común es que la sesión comience con un intercambio de saludos. Es usual también preguntar si se ha acudido antes a consulta psicológica por ese u otro problema.

Otros aspectos que los profesionales dejan claro en sesión son:

- Cómo es su modo de trabajo: la duración de las sesiones y su frecuencia (la primera vez que vayas puede que se extienda más), si se señalará la realización de lo que llaman "tareas para casa", si se contará con familiares en consulta de ser necesario y aceptado por el cliente...

- Qué escuela psicológica siguen: aunque lo más extendido y aceptado en la actualidad (por su mayor peso empírico) son las terapias de orientación cognitivo conductual o conductuales, hay otras escuelas en psicología como la Terapia Familiar (que no es terapia de familia) o el psicoanálisis.

- Qué aspectos éticos rigen la relación profesional: los psicólogos se rigen, como en otras profesiones, por un código deontológico. Entre los diferentes artículos destacan:

- La relación con el clínico se verá restringida al ámbito de la terapia. Aunque suene obvio es importante recordar que el clínico es una persona de confianza y una ayuda pero no un amigo y mucho menos una posible pareja. Si así fuese por alguna de las dos partes se debe comunicar y en caso de querer comenzar una relación sentimental la terapia debería pasar a ser llevada por otro profesional.

- La recogida de información no irá más allá de los ámbitos relevantes para la solución del problema. Si acudes por consulta por un problema con un compañero de trabajo que te está llevando al límite, no tiene sentido que se pregunte detalladamente sobre tu vida sexual o la relación con tus primos.

- Todo lo que se dice en la consulta será amparado por el secreto profesional (excepto que la evaluación psicológica haya sido requerida por un juez).

No podrá decir nada de lo que cuentes en la sesiónNo podrá decir nada de lo que cuentes en la sesión

- El psicólogo tiene la obligación de proteger todos tus datos personales y mantenerlos privados, incluidas las notas tomadas en consulta. En este aspecto hay que tener cuidado si recibimos terapia online y asegurarnos de que se trabaja con un programa adecuado. En de sobra conocido que Skype o Whatsapp no son lo más seguro en cuanto a privacidad.

- Se te dará un informe con las conclusiones y recomendaciones a partir de la evaluación. Este se puede presentar de forma oral, escrita o ambas. En caso de querer un informe escrito, aunque solo sea para ti, estás en tu derecho de pedirlo. En el figurará cuál es el problema, qué método se ha usado para evaluarlo, cuáles son los resultados de la evaluación y qué abordaje se recomienda.

Consejos básicos a seguir

1 Se honesto: el profesional no está allí para juzgarte sino para comprenderte y buscar la mejor forma con la que poder ayudarte. Si eres sincero le será más sencillo encontrar la forma de serte útil.

2 Si no terminas de sentirte cómodo busca otro profesional que se ajuste mejor: No es como curar una infección de garganta que nos sirve cualquier profesional (y aún así nos va mejor con uno con el que nos sintamos bien). Puede que no encajes con el primer psicólogo al que acudas. Al tratarse de algo tan personal es muy importante establecer una buena relación.

3 No adelantes conclusiones: mantener una buena relación con tu psicólogo es fundamental para obtener buenos resultados terapéuticos pero no te dejes llevar irracionalmente por tu primera impresión. Non confundas estar cómodo con alguien con sentirse mejor desde el primer momento.

4 Acepta los cambios: el psicólogo no va a decir lo que quieres oír o se centrará en reconfortarte. Parte de que estás en una situación que quieres cambiar por lo que te enfrentará a la realidad aunque esta pueda ser incómoda y te aconsejará cambios que quizá vayan más allá de lo que te habías planteado.

Artículos recomendados