Menú
La homosexualidad cuando el entorno del trabajo es homófobo, ¿es tan sencillo mantenerse en secreto?
La homosexualidad cuando el entorno del trabajo es homófobo, ¿es tan sencillo mantenerse en secreto?
HOMOFOBIA LABORAL

La homosexualidad cuando el entorno del trabajo es homófobo, ¿es tan sencillo mantenerse en secreto?

¿Sabías que las personas LGTBIQ+ sufren una alta discriminación laboral? Es importante que en las empresas se establezca un clima que normaliza la diversidad afectiva.

Sara Menéndez

Aunque podamos pensar que hemos avanzado mucho en los derechos LGTBIQ+, en verdad las personas pertenecientes al colectivo LGTBIQ+ sufren múltiples tipos de discriminación en el ámbito laboral. Nos puede parecer que resulta tan sencillo como, simplemente, mantener tu vida personal al margen del contacto con los demás. Todos arreglamos el problema de la homofobia o bifobia con un simple "cada uno que se acueste con quien quiera y punto", como si fuera responsabilidad de las personas LTGBIQ+ mantener en secreto su vida afectiva, y así no sufrirán ningún tipo de rechazo. Pero eso, además de ser tremendamente injusto, no resulta tan sencillo. Desde la psicología social del trabajo y las organizaciones existe una línea de investigación relativa a la discriminación laboral de diferentes grupos sociales, y el colectivo LGTBIQ+ es uno de los estudiados debido a la realidad laboral a la que se enfrentan. Y es que en el mercado laboral en general, y dentro de las organizaciones, no todos y todas somos tratados por igual.

Por un lado, las personas transexuales y transgénero sufren unos niveles de discriminación y son víctimas de prejuicios, estereotipos y agresiones en una medida mayor porque el cambio de sexo, en muchas ocasiones, se aprecia visualmente. Por otro lado, cuanto menos parezcan personas trans, más podríamos estar dispuesto el resto de la sociedad a aceptarlas, pues más se invisibilizan las discrepancias entre el sexo y el género. Tal es la situación, que las personas trans tienen una dificultad mucho más amplia que otro colectivo para ser contratadas en una empresa. Además, no es solo transexualidad, están las personas transgénero, las intersexuales, las gender fluid y una gran variedad de casos en los que su identidad de género no se reduce a parecer "un hombre" o "una mujer".

Si no hay un clima que acepte la diversidad afectiva las personas homosexuales se ven discriminadasSi no hay un clima que acepte la diversidad afectiva las personas homosexuales se ven discriminadas

La necesidad de establecer un clima laboral inclusivo

Para las aceptación de personas homosexuales, bisexuales, pansexuales y asexuales, además de otros tipos de sexualidad, la solución no pasa mantenerse "dentro del armario" en según qué contextos. Es importante que en el entorno laboral se establezca un clima de aceptación de la diversidad, pues nuestro lugar de trabajo es uno de aquellos en los que pasamos más tiempo, establecemos relaciones y constituyen parte de nuestra identidad. Una persona que tiene que esconder que, por ejemplo, tiene una pareja de su mismo sexo, una pareja transgénero, o no quiere establecer ningún tipo de relación sexual y/o afectiva con otras personas, tiene que mantener a diario un secreto de grandes dimensiones. No puede hablar con sus compañeros o compañeras de lo que hizo el fin de semana, de que tiene una pareja nueva, de que se va a casar o de cualquier otro aspecto de su vida personal y afectiva. No puede establecer un nivel de confianza con el resto de personas de su organización, ni puede invitar a su pareja a cualquier tipo de acto donde acudan personas de su entorno laboral.

Mantener un secreto como éste no es sencillo, ni fingir o estar construyendo discursos falsos de manera constante. Esto genera un mayor estrés, además de que puede derivar en tendencia al aislamiento, una satisfacción laboral más baja, así como la pérdida de una importante fuente de apoyo social.

Si os preguntáis por qué una persona puede tener la necesidad de esconder su sexualidad en el trabajo, las razones pueden ser varias. Una, es que entre sus compañeros y compañeras haya un discurso de LGBTfobia (homofobia, transfobia, bifobia, etc.) extendido, por ejemplo, haciendo bromas, o que algunas de las personas con quien tienes que trabajar a menudo, exprese abiertamente ideas homófobas y nadie se lo reproche. Puede haber desconfianza porque la sociedad aún tiene muchos estereotipos puestos sobre las personas pertenecientes al colectivo LGTBIQ+, por ejemplo, que son más promiscuas.

También se puede esconder la sexualidad propia por miedo a ser despedido antes que a otros miembros de la organización, pues la incertidumbre sobre el mantenimiento de un empleo es un problema cada vez mayor. Además, es posible que en la empresa se lleven a cabo conductas discriminatorias más sutiles, como un peor trato hacia los trabajadores LGTBIQ+, o no contar con ello y ellas para ciertas iniciativas de la organización.

Las empresas deben poner en marcha iniciativas para mejorar la aceptación de los compañeros LGTBIQ+Las empresas deben poner en marcha iniciativas para mejorar la aceptación de los compañeros LGTBIQ+

En general, las personas LGTBIQ+ ven a diario cómo son discriminadas en múltiples ámbitos de la sociedad, caen sobre ellos y ellas graves estereotipos, las hay que han recibido el rechazo de familia y/o amigos, y en general su proceso de externalizar su sexualidad les ha podido suponer bastantes obstáculos emocionales. ¿Por qué iban a pensar que en su empresa iban a ser aceptadas sin más? No es sólo el ser aceptados o rechazados directamente, sino todas las conductas que puede tener el resto de la organización hacia ellos y ellas: chistes, desconfianza, aislamiento, mobbing, rumores, etc. Esto es fuente de diversos conflictos a nivel organizacional y también personal, además de que es un entorno social más que debe avanzar en la inclusión y la aceptación de la diversidad como la norma.

Acabar con la LGTBfobia en el trabajo

Para luchar contra la LGTBfobia en los entornos laborales, es importante que las empresas, como organización, pongan en marcha iniciativas sobre la sensibilización y normalización de la diversidad afectiva. Charlas, carteles, encuentros entre compañeros, cursos, etc., que nos enseñen a crear un clima LGTB-friendly, es decir, que haga a todo tipo de personas sentirse cómodas y aceptadas, independientemente de su identidad y orientación sexual.

También, como compañeros y compañeras, las personas que formamos parte de la organización podemos poner nuestro granito de arena para que esto se lleve a cabo. Podemos mostrar interés por este tipo de iniciativas, o proponerlas, reprochar cualquier tipo de comportamiento homófobo o tranfóbico en la empresa, ya sea de manera directa o por medio de denuncia hacia el departamento de Recursos Humanos, si lo hubiera, o comentando el tema con otros compañeros para unirnos contra estas conductas discriminatorias y agresivas. Y no esperando que sea la persona o personas afectadas quienes tomen la iniciativa o "se defiendan solas", porque no es un tema personal, sino social.

Sólo nos hemos centrado en el aspecto del clima laboral y la diversidad afectivo-sexual. Sin embargo, hay otras fuentes de discriminación hacia personas LGTBIQ+ dentro del mercado de trabajo, no debemos olvidar que también se pueden encontrar con una dificultad mayor para encontrar empleo.

Artículos recomendados