Menú
Cómo desconectar del trabajo en vacaciones
Cómo desconectar del trabajo en vacaciones
RECUPERAR ENERGÍAS

Cómo desconectar del trabajo en vacaciones

Cuando llegan las vacaciones es fácil que sigamos pensando en el trabajo, pero debemos aprovechar ese tiempo para descansar y reponer energías.

Andrea Fernández Rodríguez

Cada año según se aproxima la temporada estival comenzamos a pensar en uno de los momentos más emocionantes y esperados del año: las vacaciones de verano. Unos días libres que suponen un soplo de aire fresco, una revitalización para continuar con nuestro trabajo hasta el siguiente periodo vacacional.

No es ajeno a nadie la importancia a nivel físico y mental que tiene la posibilidad de desconectar. Unos días fuera de nuestro trabajo nos permiten renovar fuerzas y ponernos a nosotros mismos como prioridad.

Somos muy conscientes de la importancia que tiene organizar y planificar bien nuestra jornada laboral o de estudio pero muchas veces no invertimos la misma cantidad de esfuerzo en plantearnos cómo debe ser nuestro periodo de descanso para que este realmente cumpla su objetivo: desconectar del día a día.

¿Por qué es tan importante desconectar del trabajo durante las vacaciones?

Los periodos vacacionales más allá de beneficiosos, son necesarios tanto como estar bien hidratado o dormir lo suficiente. Cada día debemos dedicar un momento a desconectar del trabajo para recargar pilas, sin embargo, esta recarga es solo parcial.

La vida laboral es una carrera de fondo y para poder llegar a la meta y conseguir nuestros objetivos son necesarias paradas que nos permitan renovar fuerzas. Invertir nuestra energía en otras actividades, ya sea pasear por la playa o escalar una montaña, supone un desahogo para nuestra mente acostumbrada a la rutina durante tantos días.

Aprovehca las vacaciones para pasar más tiempo con personas a las uqe quieresAprovehca las vacaciones para pasar más tiempo con personas a las uqe quieres

El estrés mantenido, a veces extremo, que puede suponer nuestro puesto de trabajo impacta directamente sobre nuestro bienestar y salud. Y, sin estos dos últimos es imposible continuar nuestra vida laboral y conseguir nuestros objetivos.

Por ello, te damos unos consejos que te permitan parar, tomar aire y, así, seguir hacia delante, hacia tus metas.

¿Cómo desconectar del trabajo durante las vacaciones?

1. Deja todo bien atado y cerrado antes de irte de vacaciones.

No se puede descansar realmente si durante nuestras vacaciones estamos pensando todo el tiempo en las cosas que nos hemos dejado a medias. Para poder desconectar es imprescindible dejar las tareas terminadas o lo más avanzadas posibles.

Para ello puede ser útil coordinarse con compañeros de trabajo que puedan hacer seguimiento de esos temas pendientes o concluirlos ellos mismos en caso de que no nos sea posible.

Por otro lado, también será necesario comunicar con tiempo qué días estaremos fuera a aquellas personas de las que dependa nuestro trabajo como pueden ser clientes, proveedores o subordinados. Algo muy sencillo y que nos puede ahorrar bastantes disgustos es programar una respuestas automática en nuestro email que recuerde que estamos de vacaciones.

2. Mantente alejado del móvil y otras tecnologías.

Las nuevas tecnologías han supuesto grandes ventajas a la hora de trabajar. Facilitan la comunicación con los clientes, nos permiten trabajar desde otros lugares que no sean nuestra oficina... pero como la mayoría de los avances también conlleva sus desventajas.

La principal desventaja es que nos permite recibir avisos acerca de temas laborales durante nuestro periodo de vacaciones y esto hace imposible desconectar. Ten siempre en mente que el periodo vacacional es para descansar e intenta estar alejado de internet y el móvil en la medida que sea posible en general. Y en particular, del móvil o email de la empresa.

Es tan importante esta desconexión tecnológica que incluso en países europeos como Francia, constituye un derecho legislado de los trabajadores.

Durante las vacaciones, olvídate del móvil y el ordenador, todo seguirá funcionando sin tiDurante las vacaciones, olvídate del móvil y el ordenador, todo seguirá funcionando sin ti

3. Planifica lo que vas a hacer en vacaciones

No se trata de tenerlo todo medido al dedillo, ni de tener preparado un viaje a un lugar lejano y exótico. Se trata de tener una guía que marque los objetivos que nos proponemos en esas vacaciones. Unos objetivos razonables y apetecibles pero en absoluto tan exhaustivos o demandantes que supongan en sí mismos una fuente de estrés.

Recuerda, lo importante es descansar y desconectar. Como planificamos nuestro trabajo, debemos tener en cuenta siempre la necesidad de dedicar tiempo a nuestro cuidado personal. Unos días libres significan muchas más horas para llevar a cabo este cometido.

Puedes cultivar tus aficiones y hobbies. Es importante encontrar y disfrutar de esas actividades que representan un placer genuino para nosotros. Suelen ser actividades que nos envuelven y ocupan nuestra mente al 100% por ello nos ayudan tanto a descansar.

4. Invierte tiempo en tu entorno social.

El trabajo ocupa muchas horas de nuestra vida y deja poco espacio a veces para las personas que nos hacen sentir mejor y que queremos. Busca y encuentra tiempo para dedicar a tu familia y/o amigos.

Una buena opción muy veraniega es intentar realizar con ellos actividades físicas al aire libre. El ejercicio físico y las relaciones sociales positivas inciden directamente en nuestra salud mental y física, son factores que contribuyen directamente a nuestro bienestar.

5. Olvida los horarios.

A no ser que tengas que coger un avión, en cuyo caso te recomendamos que estés pendiente, intenta dejar un poco de lado el reloj.

No se trata de que la rutina se descontrole y acabemos los días de vacaciones yéndonos a dormir a las 6 de la mañana y levantándonos a las 4 de la tarde. Pero sí debemos intentar flexibilizar el horario.

En nuestro descanso vacacional no debemos estar preocupados por si comemos media hora antes o después o si pasamos más o menos tiempo en la terraza de un bar.

Artículos recomendados