Menú
Cómo no perder la calma al volante cuando vuelves de vacaciones
Cómo no perder la calma al volante cuando vuelves de vacaciones
TU VIDA EN PELIGRO

Cómo no perder la calma al volante cuando vuelves de vacaciones

En los viajes por carretera tenemos que tener mucho cuidado con nuestro estado emocional, sobre todo el fin de las vacaciones nos puede poner de mal humor.

Irmina Merino Vidal

Tras varios meses trabajando, las vacaciones puede que se presenten como uno de los mejores momentos del año. Probablemente hayamos estado planeando la destinación y las actividades que realizaremos durante estos días libres durante mucho tiempo. Por eso, cuando terminan es normal que nos sintamos un poco decaídos. La vuelta a la rutina puede que nos desanime un poco, pero debemos tener presente que volveremos a disponer de vacaciones pronto y que ya podemos comenzar a planearlas, si lo deseamos, de manera que la vuelta a la normalidad sea menos aburrida.

En el caso de que hayamos querido pasar unos días en familia, es posible que el coche se nos haya presentado como el mejor modo de transporte, sobre todo si lo que queremos es hacer turismo nacional o ir a nuestra segunda residencia, en el caso de que la tengamos. En el caso de que hayamos viajado con amigos, el hecho de viajar con un vehículo propio nos aporta mayor libertad y también el repartir gastos, a la vez que varios pueden turnarse para conducir y dividir la responsabilidad al volante a lo largo de todo el trayecto, siendo éste más o menos largo.

Volver en hora punta o pensando en la vuelta al trabajo puede aumentar nuestro estrés al volanreVolver en hora punta o pensando en la vuelta al trabajo puede aumentar nuestro estrés al volanre

Sea como sea, viajar en coche puede tener muchas ventajas, aunque también algún que otro factor en contra como, por ejemplo, los atascos, las averías o el cansancio de conducir. Por eso, y debido a que quizás nos encontremos cansados tras las vacaciones o decaídos porque estas terminan, es importante que mantengamos la calma mientras estamos al volante, ya que tenemos la gran responsabilidad de cuidar de nuestras vidas, de las personas que viajan en el vehículo con nosotros y del resto de conductores que nos rodean en la carretera.

Qué tener en cuenta en al conducir en el viaje por la carretera

Una buena manera de evitar posibles nervios en la carretera será comprobar bien las rutas antes de salir. Es posible que nunca hayas hecho antes este trayecto y que durante el mismo pudieses llegar a perderte, por eso es esencial que compruebes qué carreteras, autovías o autopistas deberás coger con tal de saber dónde tienes que ir. Puede que algunas estén en obras, por lo que por Internet podrás ver, a tiempo real, cuáles son las carreteras afectadas y cuál es la ruta alternativa que deberás coger en el caso de que no estén transitables.

El hecho de conocer el camino de antemano te ayudará a no perder la calma, puesto que si tenías una ruta en mente y vieses en el lugar que no puedes seguirla, eso podría ponerte nervioso. Aunque la información en la red suele estar actualizada, existen problemas en la carretera que no siempre se pueden prever, como los accidentes o posibles averías en los coches de otros conductores, por lo que deberás salir con tiempo, con tal de no perder los nervios durante el viaje, preocupado por llegar tarde.

Cuando se viaja en coche lo mejor es hacerlo lo más tranquilo posible. Son muchos los inconvenientes que puedes encontrarte en la carretera, como los mencionados, por lo que poniéndote nervioso no ganarás nada. Además, saliendo con tiempo te asegurarás de que, en el caso de que hubiese caravana, no llegarías mucho más tarde de lo previsto.

Debemos extremar las precauciones si viajamos en coche con niñosDebemos extremar las precauciones si viajamos en coche con niños

Las retenciones en la carretera suelen ser uno de los motivos por lo que la gente suele perder más la calma en el coche cuando vuelve de vacaciones. Si quieres evitar estas colas lo mejor será que consultes siempre el estado del tráfico en las carreteras antes de salir por Internet y que no planees la vuelta el mismo día de la operación regreso, ni irte en el día de la operación salida. Evita horas punta, como cuando la gente va o vuelve de trabajar de las grandes ciudades, o los fines de semana cuando la mayoría de la gente va o vuelve de pasar el día fuera, sobre todo en la playa en verano.

Qué tener en cuenta cuando viajas con niños

Cuando viajas con niños es probable que puedas ponerte también nervioso en el coche, ya que ellos suelen cansarse con facilidad de estar encerrados en el vehículo durante mucho tiempo. Por eso, es esencial que vayas bien preparado antes de salir de casa, porque si encontraseis caravana u otros problemas en la carretera, podríais tener a los niños distraídos y evitar perder la calma al volante al volver de vacaciones.

Puedes planear juegos para entretener a los niños, llevar comida por si tienen hambre o dejarles dormir, en el caso de que tengan sueño. Es importante que evites cualquier pelea entre ellos, ya que esto podría generar distracciones al volante, algo muy peligroso, además de hacerte perder los nervios, algo nada recomendable mientras estás conduciendo. El copiloto deberá ser tu mayor aliado a la hora de distraer a los niños y de hacer que se encuentren cómodos también durante el viaje, de manera que nadie pueda perder la calma, pese a las posibles inconveniencias, y podáis terminar de disfrutar de unas magníficas vacaciones y de conducir durante el viaje de vuelta.

Artículos recomendados