Menú
Cómo aceptar la distancia con tus hijos cuando se hacen adolescentes
Cómo aceptar la distancia con tus hijos cuando se hacen adolescentes
FAMILIA

Cómo aceptar la distancia con tus hijos cuando se hacen adolescentes

Cuando los hijos e hijas alcanzan la edad de la adolescencia, reclaman un espacio propio, ¿somos todos los padres y madres capaces de aceptarlo y otorgárselo?

Carmen María Pérez Muñoz

A medida que los hijos van creciendo, tienden a alejarse considerablemente de los padres ya que se convierten en adolescentes y necesitan mucho más espacio para ser autónomos y tener más independencia . Como padre o madre, no debes asustarte. Es algo normal que poco a poco va a ir sucediendo, y tienes que dejar que todo fluya para que la relación con tu hijo no se estropee.

Debes tener en cuenta que esta distancia que se produce entre los padres y los hijos es permisiva si el motivo es el crecimiento y desarrollo de la persona. Si el distanciamiento es provocado por una relación tóxica entre las dos partes u otro tipo de problemas, entonces es algo a lo que te tienes que enfrentar y no puedes dejarlo pasar. En Bekia te contamos como puedes sobrellevar esta situación de la mejor manera posible.

Su figura de apego

Desde que tu pequeño era un bebé, tú como padre o madre has sido su figura de apego, es decir, eras la persona con la que él podía contar día y noche incondicionalmente. Eras su héroe, su ídolo, su ejemplo a seguir.

Debes aceptar que tu deber era guiarle en el camino, enseñarle como debía hacer las cosas con respeto, con cabeza y con responsabilidad. No obstante, ahora, a esta edad en la que tu hijo comienza a hacerse adulto, debe volar de ese nido en el que tú le has cuidado durante toda su vida y le has preparado para ello.

En la adolescencia es normal, natural y deseable que tus hijos quieran pasar más tiempo con sus amigosEn la adolescencia es normal, natural y deseable que tus hijos quieran pasar más tiempo con sus amigos

Así pues, a partir de este momento, la familia quedará en un segundo plano (siendo su figura de apego secundaria), mientras su figura de apego primaria comenzaran a ser sus amigos adolescentes, aquellos que les influirán en su comportamiento, en su toma de decisiones y, en definitiva, en su día a día.

A partir de este momento, se alejara más de ti y comenzara a acercarse más a sus iguales, les contará todo tipo de cosas y comenzará a ocultarte información. Pero ante todo, ¡No debes preocuparte! Es algo normal y natural todo esto que está pasando, debes llevarlo de la mejor forma posible, y sobre todo, no intentes evitarlo pues de lo contrario tu hijo sentirá rechazo hacia ti porque considerará que no le estás dejando el espacio y la distancia que necesita para lograr su independencia.

Tienes la responsabilidad de permitir esa distancia

Los adolescentes están pasando por un periodo en el que se están convirtiendo en adultos. Como todo adulto, éste necesitará su espacio para poder encontrarse a sí mismo, comenzará a toparse con responsabilidades que antes no tenía y querrá resolver sus problemas por su propia cuenta. Los padres que tengan hijos adolescentes tendrán que asumir esto cuanto antes.

Ten en cuenta que es muy bueno que tu hijo aprenda todo este tipo de cosas. Llegará un momento en el que sepa solucionar todo tipo de inconvenientes sin la ayuda de papá y mamá. Puede ser duro, pero es la mejor solución. Cuánto más quieras retenerlo y tenerlo cerca de ti, más lo alejarás y más se apoyará en sus amigos, porque sentirá que ellos son los que verdaderamente le entienden, mientras que tú no le das la independencia que necesita.

Así, te aconsejamos que te acerques a él a través de sus gustos y preferencias. Conoce sus intereses musicales, intenta averiguar por qué redes sociales se mueve para conocer a sus amigos y sus aficiones. De este modo, desde la distancia podrás aconsejarlo y guiarle en todo lo que necesite. Eso sí, te recomendamos que no le aconsejes sobre algún tema visto por redes sociales a no ser que él te pregunte, pues pensará que estas violando su intimidad y se sentirá ofendido.

No te tomes la distancia como algo negativo, tú también necesitas tiempo para tiNo te tomes la distancia como algo negativo, tú también necesitas tiempo para ti

Tómate la distancia como una etapa más

Si desde siempre has tenido una buena relación con tus hijos, esta etapa en la adolescencia deberás verla como algo pasajero y no duradero, algo a no muy largo plazo que terminará pasando, pero que mientras este ahí, debes sobrellevarlo de la mejor manera posible por mucho que duela.

En esta etapa, la confianza es fundamental. Te rondarán preguntas en la cabeza tales como: ¿Dónde estará?, ¿Con quién estará?, ¿Qué estará haciendo?, y tendrás mucho miedo por saber si le ha pasado algo. Pero debes confiar tanto en el cómo en la educación que tú le hayas dado, debes confiar en la persona en la que se ha convertido con todos los valores que ha ido adquiriendo a lo largo del camino. Todo pasará, y con el tiempo, ese hijo que quería tanta independencia volverá a ti.

Siempre ayuda mucho el pensar como eras tú cuando tenías su edad. ¿Acaso no querías que tus padres confiaran en ti? ¿No querías espacio para ti mismo, para relacionarte con los demás?

Si conoces realmente a tu hijo y tienes una idea de cómo son los amigos de los que se rodea, entonces no te preocupes. También ayuda mucho conocer a los padres de sus mejores amigos, pueden ser un gran apoyo para ti y tú un gran apoyo para ellos, ambos estaréis pasando por lo mismo y podréis ayudaros y apoyaros mutuamente.

Artículos recomendados