Menú
Analizamos 'Por 13 razones', la serie sobre el bullying, la violación y el suicidio en adolescentes
Analizamos 'Por 13 razones', la serie sobre el bullying, la violación y el suicidio en adolescentes
SERIES Y PSICOLOGÍA

Analizamos 'Por 13 razones', la serie sobre el bullying, la violación y el suicidio en adolescentes

'Por 13 razones' es una de las series más polémicas pero también más aclamadas de Netflix, analizamos desde la psicología todo lo que aporta.

Sara Menéndez Espina

La serie de Netflix 'Por 13 razones' ha estrenado este año su segunda temporada, y la verdad que no deja de sorprendernos. En este artículo adoptaremos un discurso más personal, de opinión, para mostrar los puntos fuertes con los que cuenta esta serie juvenil, muy recomendable también para personas adultas, pues ha supuesto toda una revolución al abordar un tema que es tabú: el suicidio.

Advertimos que este artículo contiene SPOILERS de las temporadas 1 y 2 de 'Por 13 razones'.

'Por 13 razones' no sólo nos acerca a la dramática historia de Hannah Baker. También nos muestra la realidad, sentimientos, decisiones y errores de un grupo de adolescentes, representando muchos de los problemas a los que los chicos y chicas de estas edades se enfrentan. Por eso mismo, es una serie con la que las personas adolescentes pueden verse fuertemente identificadas.

Los problemas frecuentes en la adolescencia

Los conflictos y las alianzas entre amigos, el bullying, el descubrimiento y aceptación de la homosexualidad, el desentendimiento con los padres y las madres, las adicciones a drogas, el uso del alcohol como evasión de los problemas, las primeras parejas y experiencias sexuales, el aislamiento, la discapacidad física, las familias desestructuradas, las diferentes clases sociales, la muerte, los trastornos mentales y, uno de los temas clave, la violación, la culpa atribuida a las chicas, los rumores... En definitiva, la amplitud de casos es muy amplia, ¿os habéis sentido identificados o identificadas con alguno de ellos?

En 'Por 13 razones' Olivia siente que no conocía a su hija HannahEn 'Por 13 razones' Olivia siente que no conocía a su hija Hannah

La perspectiva de los padres

Cada personaje del Instituto Liberty tiene una situación personal diferente, y también familiar. Hemos conocido a los padres y madres de muchos de ellos y de ellas, cada uno con una perspectiva y una forma de buscar el bien de sus hijos e hijas de manera diferente. Por ejemplo, algunos son más estrictos, otros se preocupan más por las apariencias, otros son más protectores, otros tienen problemas en el matrimonio, etc., porque no hay una sola forma de ser padres y madres. Incluso aquellos casos donde dudamos más de la "calidad" de crianza, vemos que el objetivo es el bien de sus hijos.

Sin embargo, el caso más cercano es, claramente, el de Hannah Baker. La sensación de cómo su madre descubre todos esos secretos que los adolescentes guardan en casa, que le causan gran angustia porque piensa que no conocía bien a su hija, aunque esa especie de distancia es lo más común en las edades de instituto. También es algo que se puede entender porque ha perdido a Hannah y esa distancia se percibe como mucho más grande. Por otro lado, Olivia (la madre de Hannah) tiene abierto el enfrentamiento contra el instituto al denunciar al centro como culpable de no haber atendido la situación de bullying que sufría su hija. En la segunda temporada, con la celebración de las vistas ve como reiteradamente se pone en entredicho su objetivo, una lucha muy, muy dura por la que muchas madres y padres tienen que pasar por casos similares.

La perspectiva del colegio

Desde el Instituto Liberty, la perspectiva que más conocemos es la del orientador, que ignoró el caso de la violación de Hannah y ahora carga con la culpa. El otro personaje que representa al centro educativo es el director, así como la abogada defensora, intentando liberar la responsabilidad ante el suicidio de Hannah. Una perspectiva muy valiente por parte de la serie, pues es uno de los conflictos más comunes en casos de acoso escolar: los centros educativos eluden la culpa de no haber identificado el bullying ni actuado ante él. Así, es común que las víctimas de bullying sientan que el profesorado les falla porque es en quienes tenían puesta su confianza, pero no reciben ayuda (aunque no podemos extender esto a todos los colegios, claramente, pues muchos centros educativos sí trabajan para evitar e intervenir antes el acoso escolar).

Los adolescentes de la serie se enfrentan a situaciones muy hostiles pero realesLos adolescentes de la serie se enfrentan a situaciones muy hostiles pero reales

Entendiendo cada caso

Uno de los puntos que más nos ha gustado de la serie 'Por 13 razones' ha sido la manera en que han continuado la serie, sin que la temporada 2 se convirtiera en un vano intento de estirar el éxito. Si bien la primera temporada aportaba la intriga de escuchar cada cinta, la aportación de cada compañero y cada compañera al suicidio de Hannah, y conocer los sentimientos profundos de la protagonista, la segunda se ha volcado más en las historias de cada personaje. Mantiene un halo de misterio, pero lo interesante se encuentra en ese acercamiento a los problemas a los que se enfrentan y pueden enfrentar los adolescentes que comentábamos al inicio.

Por otro lado, nos adentramos de una manera mucho más profunda a diferentes episodios de la vida de Hannah. Así, vemos, sobre todo, sus mejores vivencias con los compañeros. No para exculparles, pero sí para enseñar que las personas que contribuyen al bullying no son siempre acosadores violentos, o como en este caso el personaje de Bryce, sino que las buenas personas, o quienes no quieren hacer daño, a veces por omisión, por defensa propia o porque a esas edades la presión social es muy alta, pueden contribuir al acoso.

El suicidio, cómo se ha mostrado un tema tan complicado

Por último, el tema central sobre el que gira la trama de 'Por 13 razones', y que ha llevado la serie a la polémica, ha sido el suicidio. Además, se habla tanto del suicidio llevado a cabo por Hannah, como del intento de quitarse la vida de Alex, que ha sobrevivido, ha perdido la memoria, y se siente tremendamente culpable, además de frustrado por la discapacidad física que le ha conllevado ese traumático episodio.

El suicidio de Hannah Baker no tiene precedentes, o al menos del mismo nivel de popularidad. Sobre todo porque fue rodado y los espectadores pudimos ser testigos de cómo se cortaba las venas en la bañera de su casa. Es una escena totalmente desoladora que puede tenerte mucho tiempo abrumado. Esa escena, junto a las de las violaciones, hicieron que muchos padres y madres, además de centros escolares, prohibieran su visionado, llegando la serie a tener que poner un aviso al inicio de los episodios. También se temió que pudiera llevar a otros jóvenes a cometer un intento de suicidio.

La temporada 2 de 'Por 13 razones' nos lleva a conocer mejor a los compañeros de HannahLa temporada 2 de 'Por 13 razones' nos lleva a conocer mejor a los compañeros de Hannah

En la segunda temporada, además, te ofrecen en cada capítulo la oportunidad de visitar la web www.13reasonswhy.info, traducida a varios idiomas entre ellos el español, donde tenemos a disposición diferentes recursos para tratar el problema del bullying. Uno es un cuaderno de debate para tratar en el colegio o asociaciones juveniles, mientras que otro es un teléfono al que acudir en caso de sufrir acoso escolar, así como un enlace a los recursos que el Ministerio de Educación tiene en marcha para atajar este tipo de problemáticas. Así que, en definitiva, la serie está intentando también ser ofrecer una aportación positiva en la lucha contra el bullying y en la prevención del suicidio por este tipo de causas.

En conclusión, 'Por 13 razones' es una serie que te entretiene y te engancha, pero a su vez nos está acercando a una realidad muy invisibilizada, ayudándonos a tomar conciencia de ella. Como comentamos también en este artículo llamado 'Una mirada psicológica a Por 13 razones, ¿puede la serie de Netflix provocar suicidios en adolescentes?', en caso de que la vean adolescentes, es recomendable que se hable de ella tanto en casa como en la escuela, especialmente si creemos que nuestro hijo o hija, o algún alumno o alumna, pueda estar sufriendo depresión, acoso escolar u otro problema de índole emocional que le pueda poner en riesgo.

Artículos recomendados