Menú
Para qué sirve el Mindfulness
Para qué sirve el Mindfulness
MEDITACIÓN

Para qué sirve el Mindfulness

El mindfulness es una filosofía de vida que ha dado lugar a prácticas de meditación que puede traernos ciertos beneficios en la vida.

Eba

En los últimos años se ha podido comprobar cómo el yoga, el mindfulness o la meditación se han convertido en unas prácticas muy populares y que practican millones de personas alrededor de todo el mundo. Estas tres disciplinas buscan encontrar en todo aquel que las practica, un equilibrio mental, una liberación del estrés y una completa relajación física. Son tan reconocidos los beneficios de este tipo de prácticas que, actualmente, ya son muchas las empresas que cuentan con actividades complementarias como el mindfulness para ayudar a sus empleados a desconectar del estrés del trabajo y a renovar su energía del día a día.

Gozar de una buena salud mental y emocional es muy importante a la hora de enfrentarse a los diferentes conflictos con los que uno puede encontrarse a lo largo del día. Es por ello por lo que encontrar alguna práctica que ayude a desahogarse y a liberar la tensión acumulada es algo recomendado por muchos psicólogos, bien sea a través del ejercicio físico, mental o que implique ambas. A continuación, podrás encontrar una lista de razones con las que conocer para qué sirve el mindfulness y por qué su práctica resulta tan beneficiosa.

¿Qué es el mindfulness?

Antes de conocer para qué sirve la técnica del mindfulness, es importante saber qué es y en qué consiste. Más que una práctica, el mindfulness pretende describirse como una filosofía de vida en la que la actitud y la predisposición de una persona ante su día día ha de ser distendida para conseguir un equilibrio mental, físico y emocional. El objetivo final es lograr evitar los malos pensamientos, conseguir que problemas poco relevantes no condicionen la vida diaria y también ser capaz de mantener una actitud positiva y alegre ante todo lo que venga.

El mindfulness no sirve de terapia, sino que es una técnica de relajación y concentraciónEl mindfulness no sirve de terapia, sino que es una técnica de relajación y concentración

El secreto de la clave del éxito del mindfulness es que ayuda a controlar y gestionar las emociones, consiguiendo así un bienestar mental que también se acaba traduciendo en el exterior. Aunque en sus orígenes budistas, esta filosofía y técnica de relajación se llevaba a cabo con connotaciones religiosas, actualmente se ha despegado de cualquier componente o terminología mística para centrarse puramente en la individualidad y bienestar personal. De entre todos los beneficios por los que destaca, sin duda los más destacables son los siguientes:

Ayuda a reducir el estrés

Que el ritmo de vida y el constante movimiento del mundo actual supone, en muchas ocasiones, una vorágine de estrés y ansiedad no es ningún secreto para nadie. Las responsabilidades del trabajo o de la familia o el estar conectado las 24h del día gracias a la tecnología, suele generar una sensación de cansancio y desasosiego bastante común entre población. La técnica del mindfulness, lo que busca es trabajar con individuos a los cuales les sobrepasen las responsabilidades diarias con el objetivo de hacerles desconectar, relajarlos y prepararlos para afrontar dichas obligaciones con una actitud más distendida.

Se ha demostrado que la práctica continuada de esta filosofía de vida ayuda a la relajación y a reducir los niveles de cortisol en el organismo, tratándose esta de un tipo de hormona que el propio cuerpo libera como respuesta al estrés. El control de las emociones y la liberación de las tensiones acumuladas ayudan a reducir la ansiedad y a afrontar conflictos y problemas del día con una actitud mucho más positiva.

Ayuda a dormir mejor

Las preocupaciones, los problemas de fácil arreglo y las inseguridades suelen causar muchos conflictos a la hora del descanso. Cuando una persona se encuentra sometida a unos niveles muy altos y constantes de estrés, probablemente acaba desarrollando serios problemas para conciliar el sueño con todas las consecuencias que estos acarrea. Es por esto por lo que resulta crucial conocer la importancia de controlar el estrés y evitar que, a su vez, esa ansiedad controle o condicione la vida de uno mismo.

La hormona del cortisol es necesaria para la supervivencia de un invididuo pero es importante mantenerla a unos niveles que no alteren el sueño y tampoco el desempeño de las actividades diarias. Cuando los niveles corticales se muestran bajos, el cuerpo es capaz de entrar en un total modo de reposo durante el sueño, haciendo que el descanso sea totalmente reparador. En un caso contrario, estar estresado y no saber cómo controlar dicho desasosiego provoca que sea más difícil conciliar el sueño y que incluso el cerebro no descanse durante ese período de pernocta.

El mindfulness os peude ayudar a desarrollar nuestra creatividadEl mindfulness os peude ayudar a desarrollar nuestra creatividad

Ayuda a estar más feliz y alegre

Una de las primeras cosas que se trabaja en las sesiones de mindfulness es a gestionar las emociones y a no dejar que estas le sobrepasen a uno. En muchas ocasiones, una persona renuncia a sus objetivos porque no tiene una actitud interior lo suficientemente fuerte y precisamente esto es lo que busca evitar la práctica del mindfulness. Esta filosofía de vida pretende hacer que los pensamientos negativos no te hundan y tampoco que te impidan seguir avanzando en el camino que hayas decidido tomar.

Disfrutar de los pequeños detalles, ser capaz de verle el lado positivo a cualquier contratiempo o aceptar que a uno no siempre le salen las cosas como quiere son pasos en los que se centra el mindfulness. La gestión de emociones es crucial para lograr encontrar una paz interior y también con el exterior.

Te hace ser más creativo

Este punto resulta de gran ayuda, sobre todo, si la profesión de la persona que practica mindfulness se encuentra dentro del ámbito artístico y creativo. Los bloqueos mentales suponen una de las razones por la que muchas personas se ven estancadas en sus vidas personales y también en su ámbito profesional. Conseguir que la mente se libere de pensamientos negativos supone un proceso de desbloqueo que permite la libre imaginación y que consigue que las ideas fluyan sin miedo a chocarse contra juicios pesimistas o desafortunados.

La técnica del mindfulness ayuda a vivir y a aprovechar el momento. Al desplazar las preocupaciones y el estrés, uno es capaz de tener despejada la mente para ocuparse de aspectos que quizá son más relevantes en ese momento. Sea como sea, la relajación que implica la práctica de esta filosofía ayuda a que la mente se sienta más libre y a que las ideas fluyan sin miedo, algo positivo si se trabaja en el mundo creativo o si, sencillamente, se quiere tener una mente abierta.

Artículos recomendados