Menú
Tolerancia sexual: el importante papel de la familia
Tolerancia sexual: el importante papel de la familia
IGUALDAD SEXUAL

Tolerancia sexual: el importante papel de la familia

La palabra tolerancia proviene del latín y significa "cualidad de quien puede aceptar", concepto que surgió ya a finales del siglo XVI en Francia durante las guerras de religión.

Sheila González Oliva

Para comprender primero el término completo de tolerancia sexual, hay que aprender que es lo que significa realmente la palabra tolerancia. Es una palabra que cada día se tiene más en cuenta y que está más integrada en el vocabulario, pues hay que aprender a respetar las ideas de las personas, sus preferencias, sus gustos, sus formas de pensamiento o comportamiento. Es fundamental que exista un vínculo de confianza y respeto dentro de la familia para que la persona sea libre de pensamiento y de actuación, y que no tenga miedo a mostrarse tal y como es por los prejuicios o el que dirán.

En el bando contrario a este término, se encuentra la intolerancia, de cualquier tipo, bien sea social, política, religiosa o sexual. Este concepto, que trae consigo la no aceptación de los demás y por consiguiente el no respetoconduce al odio y a la violencia, algo que hay que frenar para convivir todos de la manera en la que se quiera, siendo cada persona dueño de su propia vida y de sus decisiones. La intolerancia es una actitud peligrosa que hace que el individuo que no la tenga se pueda llegar a frustar porque no acepta ni entiende a cualquier persona que no tenga su misma condición sexual o pensamientos. Por eso, el papel de la familia es fundamental, para que así educando a los hijos desde pequeños aprendan a vivir en un mundo de libertad sexual y de libertad de expresión en todos los sentidos.

La palabra tolerancia se tiene cada vez más en cuentaLa palabra tolerancia se tiene cada vez más en cuenta

LA FAMILIA Y LA TOLERANCIA SEXUAL

Cuando se educa a un hijo se le tiene que dar una serie de consejos o pautas para que se integren, pero no solo eso si no para que integren a las demás personas, las respeten, las entiendan y sobre todo tengan empatía con el mundo que les rodea. Hay que comprender que no todas las personas son iguales, es más hay una gran diversidad de pensamiento y de forma de actuar que hay que aceptar siempre. De esta manera, habiendo siempre respeto se crea un círculo receptivo mucho mejor donde la confianza, la seguridad brotan por sí solas.

Además, también hay que enseñar a los hijos que no hay nada mejor ni peor, simplemente diferente, donde cada persona elije su modo de vida, y nadie tiene derecho a juzgarlo. Todas estas directrices deben comenzar en casa, en el hogar donde todo el mundo debe tener el derecho a expresarse en voz alta sin miedo a represalias o el que dirán, permitiendo así que la tolerancia fluya desde siempre. Esta lección continua una vez que se sale de casa, ya que es donde realmente se debe llevar a la practica los consejos recibidos en casa. Ni la forma de vestir, ni la orientación sexual deben ir con etiquetas ni prejuicios puesto que eso puede crear un ambiente tóxico nada positivo para ninguna persona.

A un hijo hay que dar una seria de valores para que integre y sea integrado por otros niñosA un hijo hay que dar una seria de valores para que integre y sea integrado por otros niños

Hay que tener en cuenta que el papel familiar respecto a la tolerancia sexual es fundamental. Dado que lo que se sienta y se viva en casa, los hijos o cualquier persona que viva bajo el mismo techo se lo llevará fuera de ella. El aprendizaje de la tolerancia, en este caso sexual debe ser algo normal alejando todo tipo de tabúes. El hogar familiar, sin duda es una especie de escuela de la vida donde se forma la personalidad de cada individuo. También es indispensable cuidar los puntos de vista de todo el mundo y no transmitir bajo ningún concepto comentarios discriminatorios u ofensivos. Partiendo de esta base es esencial tener en cuenta los siguientes aspectos en cuanto a la tolerancia sexual:

  • Respeto a todas las personas.
  • No prejuzgar bajo ningún concepto.
  • Entender y aceptar que cada persona tiene su propia personalidad o condición sexual.
  • Tener empatía en cualquier situación que se de.
  • Hablar con coherencia sin ofender a ninguna persona.
Respeto, empatía, no prejuzgar, entender y aceptar son la base de la toleranciaRespeto, empatía, no prejuzgar, entender y aceptar son la base de la tolerancia

Asimismo, además de inculcar valores de tolerancia hay que llevarlo a la práctica. Por ejemplo, si un niño quiere jugar con muñecas, ¿por qué no dejarle jugar con el juguete que el considere? Hay que eliminar el encasillamiento sexual desde que son pequeños. Otro de los ejemplos es que desde tiempos pasados el color rosa se ha asociado a la niña y el azul al niño. Eso es un grave error, pues cuando son pequeños también pueden elegir que colores que más les gusten o incluso que tipo de ropa quieren llevar. Cuando un niño/a vive en plena libertad de elección cuando sea adulto será mucho más tolerante porque ha aprendido el respeto hacia los demás aunque no sean igual que ellos.

COLECTIVO LGTBI

El movimiento de tolerancia sexual llamado LGTBI (personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) comenzó en los años 60 en la ciudad de Nueva York después de los llamados disturbios Stonewall. Este colectivo lucha por la igualdad social independientemente de la orientación sexual que se tenga, en definitiva es una lucha de derechos y libertad sexual que quiere acabar con los prejuicios y que cualquier persona sea igual ante la ley, como por ejemplo el matrimonio con personas del mismo sexo, ya que no en todos los países es legal.

Artículos recomendados