Menú
Cómo controlar la ansiedad sin tranquilizantes
Cómo controlar la ansiedad sin tranquilizantes
SIN FÁRMACOS

Cómo controlar la ansiedad sin tranquilizantes

La ansiedad es un problema muy común en la sociedad, pero también más medicalizado de lo que debería: aprende a controlar tu ansiedad sin necesidad de tranquilizantes.

Mª José Roldán Prieto

La ansiedad es un problema generalizado que afecta a gran parte de nuestra sociedad. La vida llena de estrés y el ritmo acelerado puede hacer que las personas sufran de ansiedad. En ocasiones, el nivel de ansiedad es tan elevado que deben tomar medicación algunas personas para poder sentirse mejor y funcionar bien en su día a día.

Realmente la vida no es fácil, pero merece la pena vivirla puesto que tiene grandes cosas escondidas en pequeños momentos. Aunque haya razones en la vida que te pueden hacer sentir que quieres gritar hasta perder la voz, no merece la pena que te descontroles tanto a nivel emocional.

Cuando sientes ansiedad...

Cuando una persona siente que tiene ansiedad, cree que está perdiendo el control de lo que sucede a su alrededor. Si esto te ocurre, sentirás agobio e inestabilidad emocional. Todas las personas en algún momento de sus vidas pueden sentirse estresados, sobrecargados de trabajo y sobre todo, agotados física y mentalmente. Pero, ¿todo esto que te ocurre se está convirtiendo en ansiedad?

Aleja las prisas de tu vida: tendrás que aprender a reorganizarte para ir a un ritmo más relajadoAleja las prisas de tu vida: tendrás que aprender a reorganizarte para ir a un ritmo más relajado

¿Te has dado cuenta que sin medicación para la ansiedad no funcionas bien? ¿Serías capaz de intentar sentirte bien sin necesidad de recurrir a los ansiolíticos? ¡Claro que puedes! Solo debes querer conseguirlo para que la vida, deje de impedir que puedas disfrutar de ella.

La medicina moderna te puede proporcionar una solución rápida para tiempos de ansiedad (un examen, una oposición, un vuelo largo, una entrevista de trabajo importante). De vez en cuando está bien, pero tarde o temprano te encuentras con ganas de más, y antes de darte cuenta estás sentado en la última fila de una reunión en un grupo de apoyo por estar medicado hasta arriba para reducir la ansiedad de tu vida... sin grandes efectos reales.

Hay diferentes tipos de ansiedad

La ansiedad aparece sin que te des cuenta. Puedes estar totalmente tranquilo, sin que haya un motivo aparente para que la ansiedad aparezca, y sin saber cómo, tu corazón comienza a latir con fuerza... tanto que no sabes cómo frenarlo y empiezas a sentirte tremendamente mal.

A veces la ansiedad proviene de momentos nerviosos familiares; antes de hacer una prueba, ir a una entrevista de trabajo o conducir por barrios desconocidos sin un GPS. También existe el nerviosismo conocido como las famosas mariposas en el estómago que puede tener un buen resultado, como una presentación exitosa, una prueba de embarazo positiva o un emocionante viaje.

Sin embargo, estos eventos potencialmente alegres también pueden generar pensamientos de ansiedad incapacitantes.

Evita desencadenar la ansiedad pasando hambre, frío o descansando pocoEvita desencadenar la ansiedad pasando hambre, frío o descansando poco

El control de la ansiedad

La ansiedad es un viaje mental que ataca el cuerpo. Tienes que sanar a los dos; tu cuerpo y tu mente. Lo primero que tendrás que hacer es visitar a un médico. Descarta cualquier condición física que pueda estar causando tu ritmo cardíaco acelerado, palmas de manos sudorosas y mareos hiperventilados. Mientras lo haces, sigue los siguientes pasos y aprende a lidiar con la ansiedad sin medicamentos:

-Haz ejercicios de respiración. Los ejercicios de respiración son fáciles de aprender y te calmarán al instante. Podrás dejar tus pensamientos ansiosos a un lado.

-Haz yoga. Busca por Youtube totorales para hacer yoga si no tienes tiempo de ir a clases. Controlarás tu mente y tu cuerpo.

-Satisface tus necesidades básicas. No tengas mucha hambre, ni calor, ni frío, ni tampoco estés demasiado cansado. Si te ocurre, tendrás ansiedad.

-Deja las prisas a un lado. Toma el tiempo que necesites para llegar a los sitios sin estrés.

-Identifica los desencadenantes que te causan ansiedad.

-Medita 5 minutos al día todos los días.

Además de tener todo esto en cuenta, recuerda que hay momentos que sí es necesario tomar medicamentos y no pasa nada. Puedes tomar medicamentos mientras haces cambios en tu vida que te permitan controlar la ansiedad y así, cuando dejes la medicación de forma progresiva, te darás cuenta, que ya puedes manejar las situación y sobre todo, ¡tu estado emocional!

Artículos recomendados