Menú
Amor problemático: ¿qué es?
Amor problemático: ¿qué es?
RELACIONES

Amor problemático: ¿qué es?

A lo largo de nuestra vida la sociedad nos inculca de manera indirecta una idea de amor errónea como algo platónico, verdadero y de película.

Cristina Pardo Torres

El concepto de amor nos viene dado desde los primeros momentos de nuestra vida, ya desde niños se nos habla del amor materno y paterno, del amor a la familia, a los amigos, a la personas queridas, a nosotros mismos, etc. Según vamos creciendo vamos aprendiendo e interiorizando dicho concepto, principalmente tomando como modelo el apego que tengamos con nuestra figura materna, ya que esa es la base para todas las relaciones sociales futuras.

A lo largo de nuestra vida la sociedad nos inculca de manera indirecta una idea de amor errónea, un amor platónico, un amor verdadero y de película, que no se acerca a lo que realmente sucede en la vida real. Es por ello, que muchas personas se frustran y establecen un comportamiento problemático frente al amor, es decir, lo abordan de una manera tóxica, ya sea para ello o para la pareja. Ejemplos de esto es la necesidad de control que se ejerce al otro, la inseguridad que genera el no saber que estará haciendo, los celos, etc.

¿Qué es entonces una relación de amor problemática?

Entendiendo todo lo anterior podemos hablar de un amor problemático como una relación basada en los celos, en la inseguridad, en la incertidumbre, el control, etc; donde se depende emocionalmente del otro. En este tipo de amores, la autoestima se va desgastando, fomentando que se continúe en un bucle erróneo de relación.

El amor problemático es una relación con celos, inseguridades, incertidumbre, control...El amor problemático es una relación con celos, inseguridades, incertidumbre, control...

¿Qué tipos de amor problemático puede haber?

Realmente todo lo que no sea sano o beneficioso para ambas partes de una pareja puede ser considerado un amor problemático, no obstante los psicólogos y los especialistas en este campo hablan de ciertos comportamientos como actitudes problemáticas, negativas o tóxicas en una relación:

Dependencia emocional

Es importante destacar en este aspecto, que la dependencia emocional, es más que una tristeza o un miedo a perder a la persona, es una necesidad, cuando la persona dependiente siento que puede perder al otro, entra en un estado de profunda tristeza, se siente incompleta e insegura, anulándose a sí mismo para lograr la aprobación y obtener señales de que no va a ser abandonada.

Los celos

Los celos son fruto de la inseguridad, se pueden definir como ansiedad ante la posibilidad de que la pareja prefiera estar con otra persona o a que conozca a otras que le interesen más. Es por ello que la persona celosa actúa de manera irracional, desmesurada y obsesiva.

Cuando se considera que se tiene control sobre la otra persona hay un problemaCuando se considera que se tiene control sobre la otra persona hay un problema

Actualmente los celos cada vez son más frecuentes, ya que la sociedad a través de los medios de comunicación, a través las películas que promueven un amor irreal y ficticio, los libros adolescentes que normalizan ciertos comportamientos, las canciones que favorecen a la adquisición de comportamientos poco basados en la igualdad, etc, dan a entender que dichos celos son muestras de amor o de cariño, muestras de que a la otra persona le importa su pareja, olvidándose de la importancia de la confianza.

El control

Realmente el control podríamos clasificarlo como una consecuencia de los celos, ya que viene producido por estos. Se trata de una actitud obsesiva de saber que es lo que hace tu pareja en cualquier circunstancia, lo que desencadena: mirar sus redes sociales, su teléfono móvil, su agenda, incluso sus pertenencias. En la sociedad en la que vivimos esto es más frecuente que hace unos años, ya que gracias a que exponemos toda nuestra vida por redes sociales, es más fácil saber y llevar un control de lo que hacen o dónde están las personas en cada momento, cual es su círculo de amigos, que lugares suelen frecuentar, etc.

El pensamiento de posesión

En muchas ocasiones también podemos encontrar actitudes tóxicas en una relación amorosa, relacionadas con el sentimiento de posesión de la pareja, es decir, una de las partes siente que el otro es suyo, que le pertenece y que por ello tienen ciertos derechos sobre él. En estas ocasiones, generalmente, la otra persona tiene actitudes sumisas, de inseguridad o miedo, lo que hace que el comportamiento del otro se potencie.

Las discusiones, pese a necesarias, no pueden ser una tónica en una relaciónLas discusiones, pese a necesarias, no pueden ser una tónica en una relación

Discusiones continuas

Es importante destacar que este aspecto puede englobar a todos los anteriores, ya que las discusiones pueden venir tanto por inseguridades del otro o de sí mismo, por celos, por excesivo control o por creencias de posesión, así como por cosas más insignificantes, como por quien se hace cargos de cierta tarea o por cómo hace frente el otro a cierta situación, entre otras muchas. Hacemos mención a este aspecto ya que las discusiones continuadas en el tiempo, suelen general desgaste en la pareja, llegando a romperse e incluso a actitudes más graves.

¿Por qué es importante saber detectar si estamos dentro de una relación tóxica?

Los amores problemáticos, generan, como su nombre indica problemas, tanto a nivel de pareja como a nivel individual, por ello es importante detectar a tiempo si estamos dentro de una relación tóxica, tanto si somos nosotros los que la favorecen, como si somos los que lo sufren. En el caso de ser nosotros los propulsores de comportamientos negativos, es recomendable que acudamos a un especialista o a un psicólogo, él no ayudará a encontrar el porqué de nuestra forma de actuar, nos dará pautas y consejos para mejorar y aprender a relacionarnos de manera sana.

En el caso de ser de los que recibimos la actitud tóxica, aconsejaremos a nuestra pareja acudir al psicólogo, así como acudiremos nosotros, ya que nos ayudará a aprender lo que debemos o no debemos aceptar en nuestra relación, nos ayudará a fomentar nuestra autoestima, a superar inseguridades, etc. También se puede acudir a terapia en pareja. No obstante en cualquier caso es recomendable acudir cuando se dan los primeros indicios o cuando se vean los primeros indicadores de que no se está teniendo un amor sano, ya que si se espera y la pareja está sumida en ese círculo negativo o rota es más difícil trabajar de cero los miedos, las creencias erróneas, mejorando el nivel de autoestima, y por lo tanto es más complicado dar paso a una relación sana, basada en el respeto, la confianza, etc.

Artículos recomendados