Menú
¿Podría establecer una relación poliamorosa?
¿Podría establecer una relación poliamorosa?
RELACIONES

¿Podría establecer una relación poliamorosa?

El poliamor es una opción de pareja con la que muchas personas se sienten más cómodas, pero ¿cómo saber si tú podrías?

Pau Sanz Vila

El poliamor se refiere a aquellas relaciones amorosas formadas por tres o más individuos, hombres o mujeres, creando una estabilidad y gestión de emociones similares a la que se podría encontrar en parejas convencionales de dos personas. No todas las personas de la pareja establecen relación entre sí, puede ser una persona con dos o más personas de manera simultánea. En el poliamor no hay una pareja con un rango de jerarquía mayor que las demás.

En la actualidad parece haberse dado a conocer más en profundidad este tipo de relaciones, aunque no por ello se debe pensar que son algo nuevo, únicamente que en la hoy en día es más común que se muestre públicamente.

Hay diferentes tipos de poliamor posibles

Es posible encontrar varios casos diferentes dentro del poliamor. Uno de ellos sería el de una persona que tiene varias relaciones estables con más de una persona, pero siempre con el consentimiento y conocimiento de todas ellas. En este caso, las vidas de sus cónyuges podrían ser comunes o, en casos menos habituales, separadas, al igual que estos cónyuges podrían tener otras relaciones paralelas de manera simultánea.

Hay diferentes tipos de relaciones poliamorosas en las que cada persona se siente más cómodaHay diferentes tipos de relaciones poliamorosas en las que cada persona se siente más cómoda

Otro caso, este posiblemente más común que el anterior en la actualidad, es el de las denominadas triejas. Esta se refiere a tres personas que forman una unión en la que los tres son considerados como iguales dentro de esa relación y comparten sus emociones en partes equivalentes. Esto podría resultar difícil de gestionar en algunos casos, ya que implica en muchos de ellos la bisexualidad de una de las partes para poderse llevar a cabo, o en su defecto, una gran complicidad entre todas las partes, respeto y principalmente amor, como en cualquier otra modalidad, incluidas las parejas. Este tipo de relación es posible encontrarla con más de tres personas, aunque es menos habitual.

Sería común pensar que en casos similares al anterior, todo comienza con parejas que sienten estar cansadas de la rutina y quieren cambiarla, abriendo su relación o bien añadiendo a alguien a esta, pero lo cierto es que en el caso de parejas que están atravesando dificultades sería complicado, por no decir imposible, poder gestionar este tipo de emociones. Cuando se trata de una pareja que quiere añadir a alguie n a su relación, debe tratarse de personas muy estables y unidas, pues es fundamental tener una base sólida sobre la que edificar esa nueva relación.

Hay personas que buscan parejas para formar una relación

Debido a que esta modalidad del poliamor es cada vez más conocida, lo son también aquellas personas que quieren formar parte de una relación no monógama, o que buscan una pareja con la que unirse para formar una relación estable, en la que el día a día sea cosa de tres, así como todo lo cotidiano, hasta llegar al punto en que los tres puedan quererse y entenderse por igual, parte fundamental del poliamor. Parece algo difícil de gestionar, pero existen muchos casos de éxito, ¿acaso no son difícil de gestionar también las emociones en parejas?

Las relaciones formadas por tres o más personas no siempre comienzan con parejas que abren su relación a alguien. Es cada día más común encontrar a personas interesadas en conocerse desde cero, entre tres o más, y crear vínculos paralelamente hasta llegar a encontrar la unión o, como en cualquier relación, esperar a que surja la chispa del amor.

Un tipo de poliamor frecuente consiste en tener parejas simultáneas de igual estatusUn tipo de poliamor frecuente consiste en tener parejas simultáneas de igual estatus

Como hemos comentado y es posible imaginar, los anteriores ejemplos de relación estable son más fáciles de gestionar en casos de personas bisexuales por una cuestión de afinidad, aunque se ha demostrado que en triejas formadas por dos hombres y una mujer, o dos mujeres y un hombre, todos indiferentemente de sus gustos previos terminan creando un vínculo muy cercano y el amor puede llegar a surgir en las tres partes por igual. Lógicamente, no todo es siempre tan idílico y hay relaciones en las que una de las dos partes no se siente atraída por personas de su propio género, en este caso la solución poliamorosa es la que hemos comentado al principio del artículo, en la que una persona tiene varias relaciones de pareja de forma simultánea.

En el caso de parejas que por su parte tienen varias parejas, debemos entender que si dos personas se consideran un matrimonio o creen ser la pareja principal, y por tanto que las otras parejas son secundarias, no se considera poliamor sino una relación abierta en el caso de relaciones externas únicamente carnales o bigamia, en el caso de contraer matrimonio con dos personas, o poligamia en caso de contraer matrimonio con más de dos personas, pero en ningún caso estos ejemplos se consideran poliamor. Para considerarse poliamor, debe quedar claro que todas las partes son importantes por igual. Incluso sería extraño encontrar casos en los que todos ellos no tengan momentos comunes, una relación fluida entre todas las partes e incluso vivir en el mismo hogar.

En resumen, el poliamor no es más que olvidar todo lo que se nos ha inculcado sobre las parejas, donde parece que todo está dentro de un camino marcado que consiste en conocerse, vivir juntos, casarse y/o tener hijos. En el caso del poliamor, las relaciones se centran especialmente en el propio amor y en buscar el estado de mayor felicidad dentro de la relación, dejando de lado todo aquello que la sociedad y las tradiciones esperan de nosotros.

Artículos recomendados