Menú
Cómo evitar el sufrimiento cambiando tu mentalidad
Cómo evitar el sufrimiento cambiando tu mentalidad
MÁS FELICES

Cómo evitar el sufrimiento cambiando tu mentalidad

A veces nos centramos demasiado en nuestras emociones negativas y no sabemos qué hacer para sentirnos mejor, sigue estas recomendaciones que te damos para reducir tu sufrimiento.

María José Roldán Prieto

A nadie le gusta sufrir. Entonces, ¿por qué hay tantas personas que muestran signos de sufrimiento? El estrés, la ira y el arrepentimiento son emociones comunes que sientes a diario. Por mucho que trates de evitarlos, siempre acabarás sintiendo algunos de estos sentimientos negativos. Pero para poder dejar de sufrir es necesario que aprendas a detectar y evitarlo, aunque no mirar hacia otra parte en los motivos que lo causan.

Al hacer esto, las personas pueden recuperar el control de sus emociones más positivas. Aunque no te lo creas, la alimentación poco saludable y la falta de ejercicio están relacionadas con el sufrimiento y el miedo. La realidad es que la autocompasión puede dañar una mentalidad en progreso. Puede empañar la verdad, haciendo que las personas crean cosas que pueden dañar su futuro.

El milagro del hábito de la autocompasión

Si hay algo que te hace sentir infeliz, que te hace estar en estrés todo el tiempo, pospones las cosas porque no puedes llegar a todo, te distraes, te enfadas con otras personas o en general no estás satisfecho con tu vida, es necesario que tengas en cuenta que las cosas pueden cambiar, si tu quieres que cambien.

Es normal sufrir y pasarlo mal, pero podemos aprender a controlar nuestras emocionesEs normal sufrir y pasarlo mal, pero podemos aprender a controlar nuestras emociones

¿Te imaginas que hubiera una crema que te pudiese aliviar todos los males de tu vida? ¿Te la aplicarías? Ese mal tiene nombre y se llama sufrimiento. Todos sufrimos cada día, en mayor o menor medida, y las causas pueden ser muy variadas. Pero esa crema también tiene nombre, es la autocompasión. Es una práctica que si haces diariamente podrás mejorar todas las áreas de tu vida.

Explora tu sufrimiento

Es necesario que pienses cómo puedes explorar tu sufrimiento y saber qué es leo que te causa el malestar. Normalmente las personas sufren más de lo que deberían y en ocasiones sin darnos cuenta. No es necesario que sufras mucho para sentir el malestar, los pequeños sufrimientos también te hacen daño y afectan a tu felicidad y también, a los que te rodean. Algunos causantes del sufrimiento son:

1- Estrés. El trabajo o las responsabilidades diarias pueden causarte estrés y hacerte sufrir. La autocompasión reduciría este sufrimiento y te permitirá lidiar con las situaciones con más calma, aumentando tus niveles de felicidad a lo largo del día.

2- La frustración. Las pequeñas frustraciones suceden todo el tiempo. La autocompasión puede ayudarte a calmar las frustraciones y manejar las situaciones de manera apropiada

3- Enfadarte con los demás. Cuando otra persona te enfada, no te enfada la otra persona, te enfadas tú solo y esto te hace sufrir. Esto te puede causar infelicidad pero en lugar de afectar tu relación con los demás, lo mejor es que apliques autocompasión y te calmes para responder bien a la situación, incluso sintiendo compasión por la otra persona.

4- Sentirte mal contigo mismo. Hay muchas razones por las que puedes sentirte mal contigo mismo y te puede llevar a acciones dañinas para ti. La autocompasión alivia este dolor y conduce no solo a acciones más útiles sino a la felicidad.

Hay otras muchas causas que pueden causarte sufrimiento, como no hacer ejercicio, la falta de gratitud, la falta de empatía de otras personas contigo, etc.

Haz estos ejercicios de autocompasión para sentirte mejorHaz estos ejercicios de autocompasión para sentirte mejor

Formas de aplicar la autocompasión en tu vida

Este es un método que puedes practicar a través de un hábito diario, para ayudar con el sufrimiento en todas sus formas:

1- Observa el sufrimiento y descubre por qué te ocurre.

2- Mira tu sufrimiento tal y cómo es. Siéntelo. No lo reprimas.

3- Acepta el sufrimiento en lugar de ignorarlo. Acepta que sufrir es parte de la vida, y que si pones de tu parte es temporal.

4- Desea tu felicidad y el fin de tu sufrimiento. Date un abrazo mental.

5- Deja marcha ese sufrimiento de tu corazón. Libéralo o déjalo a un lado. Aprecia las cosas tal y cómo son. Debes estar presente en tu realidad.

6- Sé agradecido por tu realidad actual y por la fuerza que tienes para poder cambiar tu realidad para hacer otra mejor.

Para conseguirlo, tendrás que practicarlo todos los días y tu vida mejorará en todos los aspectos.

Artículos recomendados