Menú
¿Qué es el pesimismo defensivo?
¿Qué es el pesimismo defensivo?
TENDENCIA NEGATIVA

¿Qué es el pesimismo defensivo?

El pesimismo es una manera de entender la vida, peor hay una forma más radical y extrema que sirve como escudo protector para muchas personas.

Tamara García Copado

El optimismo es la tendencia a creer que todo va a ir bien, algo que ayuda a afrontar las dificultades de una forma más segura, con animo y perseverancia. EN contra está el pesimismo, que es la idea contrapuesta. Una persona pesimista es aquella que piensa que las cosas van a salir mal, por lo que se concentra es evitar una dificultad que para otras personas optimistas no existe. Todo ello acarrea que se cree más ansiedad y estrés, y todo por preocuparse excesivamente.

Como ocurre en otros muchos aspectos de la vida, los extremos nunca son buenos, por lo que hay que concretar un concepto que es el pesimismo defensivo y que a priori parece ayudar, aunque eso no tiene por qué pasar siempre. Las psicólogas Julie Norem y Nancy Cantor (Wellesley College, Massachusetts, EE.UU.) definieron en su libro 'El poder positivo del pensamiento negativo' el concepto de pesimismo defensivo, concepto del que habla Fernando Rojas en su libro 'La fuerza del optimismo'.

¿Eres pesimista u optimista?¿Eres pesimista u optimista?

Estas autoras lo abordaron como algo efectivo y útil cuando se afrontan dificultades. Cuando te preparas para lo peor es fácil llevarte sorpresas agradables, y si lo peor sucede ya estás preparado para ello, de esta manera se controla mejor la ansiedad porque las expectativas son bajas. Una persona que adopta el pesimismo defensivo está mejor preparada para un fracaso porque parece casi seguro en su pensamiento. Aunque parezca contradictorio, pensar de forma negativa ayuda a esas personas a usar menos esfuerzos y energía en el fin en sí.

¿Cómo se comporta un pesimista defensivo?

Lo que ocurre con este tipo de personas es que se protegen ante una situación desfavorable, y de ese modo, si algo ha salido verdaderamente mal, este pesimismo actúa como factor protector y el fracaso, sin querer, parece que duele menos. La principal diferencia entre un pesimista y un pesimista defensivo reside en que este es activo, y en el fondo tiene la esperanza de que todo puede salir mejor de lo esperado si lucha lo suficiente. Es una manera de protegerse, porque le resulta mejor afrontar un problema que el resultado de ese problema, aunque puede que sea bueno.

Relación con la autoestima

Sin querer este concepto está muy ligado a la autoestima, puesto que las personas con autoestima alta aceptan el fracaso y vuelven a luchar para conseguir eso que quieren a pesar de haber fallado. Mientras una persona con el autoestima baja no lo intenta de nuevo e incluso llega a abandonar. Las personas con autoestima baja opta por ser pesimistas defensivos, aunque es algo que ocurre de manera inconsciente y que dependerá de la forma de ser de cada uno.

Los pesimista suelen tener baja autoestimaLos pesimista suelen tener baja autoestima

Para poder desvincularte del pesimismo defensivo existen algunas cosas que te ayudarán asociadas a su vez a los factores de protección para que una pérdida, llegado el momento, sea menor. Las facetas, contextos o sentimientos que rodean a una persona son muy importantes para entender la vida de una manera o de otra. Para las personas que se estén identificando con el pesimismo defensivo hay varias maneras de llevarlo de otra manera y se hace internado cambiar la percepción de de as cosas. Si bien es cierto, la autoestima va arraigada a la personalidad de cada ente, pero eso no significa que no se pueda cambiar.

Cuáles son los 'síntomas' de un pesimista defensivo

  • Un pesimista defensivo tiene miedo al fracaso y duda sobre sus propias habilidades para obtener buenos resultados.
  • Por otro lado, experimentan mucha ansiedad, por lo que en ocaciones pueden estar fuera de control.
  • Focalización en las dificultades y en los posibles resultados negativos, y no en lo que realmente importa.
  • Si deciden afrontar algo, se esfuerzan mucho evitando el éxito y alejándose todo lo posible del fracaso.
  • Su nivel de rendimiento es igual o superior a los que utilizan estrategias optimistas.
  • Viven en continua contradicción entre los éxitos pasados y las posibilidades de fracaso rotundo, lo que podría repercutir en su historial de éxitos.

Consecuencias de ser pesimista defensivo

  • Un pesimista de este tipo tiene estrés y no tiene esperanza en nada.
  • Por otro lado, a gran escala puede dar paso a la ansiedad, el insomnio y la depresión.
  • Siente frustración y se siente insatisfecho.
  • Y tiene baja autoestima.

Ser pesimista es una forma de protegerseSer pesimista es una forma de protegerse

Los beneficios de ser pesimista

Aunque en menor medida que con el optimismo, a veces el pensamiento negativo puede tener beneficios. Hay quienes dicen que es una estrategia de las personas ansiosas en controlar la ansiedad. Un estudio publicado en la revista 'Personality and Individual Differences' demostró que todo tiene que ver con el estado de ánimo negativo. Paradójicamente, este tipo de pesimismo puede ayudar a que la confianza aumente, y es que a veces esto se convierte en un 'chute' de energía porque llevase sorpresas agradables también crea mucha satisfacción. Los pesimistas defensivos suelen ser más precavidos y es que procuran tener todo bajo control e la media de lo posible.

Artículos recomendados