Menú
¿Qué son las emociones?
¿Qué son las emociones?
ACLARACIONES

¿Qué son las emociones?

Las emociones son procesos psicológicos complejos y difíciles de explicar, pero puedes entenderlas fácilmente siguiendo estos sencillos apuntes.

A.M.R.

En algún momento de la vida seguro que has experimentado alegría, ansiedad, tristeza, miedo o asco. Todas estas emociones forman parte de tu estado anímico y de tu personalidad en mayor o menor medida. Las emociones te guían en la vida cotidiana a tomar decisiones, a realizar actividades o a elegir en función de si estás más alegre, más ansioso o con más miedo, consiguiendo que el universo de una persona se vuelva más rico en experiencias y aprendizajes, pero para esto hay que entender el mundo de las emociones. Destaca la implicación que la propia factoría Disney hizo con la película "Inside Out" en 2015, donde trataban de explicar todo lo que una persona necesita en la vida para tener un equilibrio a través de sus emociones.

¿Cómo se definen las emociones?

Las emociones son procesos psicológicos muy complejos y muy difíciles de explicar, pero en Bekia Psicología te vamos a ayudar a entenderlas de forma sencilla. La función de las emociones es hacer que el ser humano se adapte y dé respuesta al entorno, presentando un servicio para la supervivencia del individuo. Trabajan para que las personas se ocupen de lo que es valioso en sus vidas y además enseñan lo peligroso que hay que evitar y lo agradable a lo que hay que acercarse.

Para poder entender mejor las emociones hay que tener en cuenta sus cuatro elementos esenciales. El primero son los "cambios fisiológicos" que se producen al experimentar una emoción, por ejemplo, el aumento del ritmo cardiaco en el miedo, el enrojecimiento al sentir vergüenza, etc. El segundo elemento es la "tendencia a la acción o el afrontamiento", como por ejemplo salir huyendo si se siente miedo. La "experiencia subjetiva" de la emoción o sentimiento es un elemento muy importante ya que se refiere a lo que se experimenta cuando se siente una emoción, como ansiedad, orgullo o irritación. Por último, cabe destacar el elemento del "sistema de análisis y procesamiento de información", en otras palabras que las emociones dependen de la interpretación que cada persona haga de las distintas situaciones que experimenta. Por esto, la misma situación puede producir emociones diferentes en distintas personas.

Todas nuestras emociones son adaptativas, or tanto, necesariasTodas nuestras emociones son adaptativas, or tanto, necesarias

¿Cuántas emociones existen?

El estudio del proceso emocional ha seguido distintas direcciones. Por un lado, existen los profesionales enfocados en el estudio dimensional de las emociones, las cuales se basan en las diferencias individuales de las personas adultas y las dimensiones emocionales más generales, y después en el estudio de las emociones discretas o específicas, que tienen particularidades que las distinguen unas de otras en alguno de sus elementos. Estas emociones son las más conocidas por todos. Cada una de ellas puede poseer características distintivas en alguno de sus elementos, esto quiere decir, que algunas emociones, como por ejemplo el miedo, se distinguen de las demás en su forma de afrontarlas. Los profesionales diferencian dos clases de emociones discretas: primarias y secundarias.

Principales emociones primarias

- La sorpresa es una reacción emocional neutral, no es ni positiva ni negativa, eso sí, se transforma en otra emoción dependiendo de la situación que ha desencadenado la sorpresa. Seguramente has experimentado la sorpresa al recibir un regalo que no esperabas, lo que te desencadenará alegría, otro tipo de emoción, en este caso positiva.

- El asco es una emoción compleja, causada por la repugnancia de alguna cosa, rechazo a valores morales o acontecimientos psicológicos. Esta emoción es muy peculiar ya que incluso se puede sentir hacia personas.

- El miedo se produce por la sensación de peligro presente o inminente. Esta emoción se activa por la percepción de riesgo vital o su desequilibrio que puede ser real o no. Depende de la impresión que produce en la persona, lo que explica que alguien pueda tener miedo a las arañas y otra persona no.

- La ira es el sentimiento que se produce cuando alguien se ve en situaciones que producen cierta frustración o son desagradables, siendo una emoción negativa.

- La alegría y la tristeza son unas de las emociones que más se experimentan a lo largo de la vida y las más reconocibles en su expresión tanto facial, física como psicológica. La alegría es el sentimiento positivo que se experimenta cuando se atenúa el malestar o se consigue un objetivo planteado o una experiencia agradable. Su expresión facial es la sonrisa y generalmente cuando una persona sonríe evidencia que está alegre, los niños dibujan una sonrisa en su rostro casi siempre o expresan su alegría de manera más evidente que un adulto por eso cuando se está cerca de un niño o niña se suele estar más contento y animado, ya que incluso se trasmite. La alegría se suele aunar a la felicidad, ya que generalmente cuando se está feliz se está alegre, siendo una emoción positiva que cada vez se estudia con más intensidad, destacando los apuntes del psicólogo Martin Seligman, aunque no se analiza tan en profundidad como ocurre con las emociones negativas, véase la tristeza.

- La tristeza es el sentimiento negativo que produce decaimiento en el estado de ánimo habitual y disminución del nivel de actividad tanto en la conducta como en nuestros pensamientos. Se desencadena en situaciones que suponen una pérdida de una meta deseada, un ser querido o por una circunstancia desagradable. Su expresión más conocida es el retraimiento, el llanto, bajo funcionamiento en la persona, etc. Es interesante destacar que no todas las personas reaccionan con tristeza ante una misma situación de pérdida o de desagrado. Esta variabilidad en la forma de afrontar la tristeza se debe sobre todo al perfil de personalidad de cada uno o el entorno sociocultural en el que nos desarrollamos. Generalmente se piensa en la tristeza como algo negativo, pero a veces se puede encontrar un gusto excepcional en ver películas lacrimógenas.

Las emociones pueden ser primarias y secundarias, combinándose entre ellasLas emociones pueden ser primarias y secundarias, combinándose entre ellas

Principales emociones secundarias

- Culpa, vergüenza y orgullo son emociones están agrupadas en una misma, siendo denominado a este grupo "emociones autoconscientes". En estas se suele evaluar generalmente el propio yo.

- Los celos, el azoramiento o la arrogancia son también emociones secundarias que desencadenan situaciones negativas para muchas personas. En el caso de los celos, es un sentimiento que produce problemas en las relaciones personales o sentimentales del individuo, que le llevan a sentirse incomprendido y a no poder controlar sus pensamientos.

- La ansiedad es una de las emociones más conocidas ya que todo el mundo en algún momento la ha sentido. Su función principal es la anticipación de peligro, lo malo de esto es que suele presentarse de manera agravada, cuando ya no la podemos controlar.

- La hostilidad es una emoción negativa y va unida a la agresividad y a la ira. La consecuencia más peligrosa y dañina de esta emoción es su relación con la enfermedad coronaria.

- El humor produce lo contrario que la hostilidad, ya que lleva a un estado de relajación y a reducir estados negativos y por ello beneficia la salud mental y física.

- El amor y la felicidad, en todas sus formas, son las emociones que más sentimientos agradables e intensos generan y las recompensas que se experimentan benefician a la persona que lo siente.

Diferencia entre emoción, sentimiento y estado de ánimo

Se suele pensar que emoción y estado de ánimo es lo mismo pero los expertos dicen lo contrario. Definen la emoción como corta en el tiempo e intensa y su causa es precisa y reconocible, mientras que el estado de ánimo es más leve que la emoción y más largo en el tiempo. También se diferencia de la emoción en la causa que lo produce que suele ser más difícil de identificar. Por ejemplo, puedes estar varios días triste pero sin ninguna razón identificable, o tener más ansiedad de lo normal sin que te haya sucedido nada extraordinario.

La diferencia más importante entre emoción y sentimiento es que la emoción es totalmente básica, primitiva y unidireccional, que aparece automáticamente al presentarse un estímulo, mientras que en el sentimiento, además, se incluye la capacidad de pensar y reflexionar de manera consciente sobre lo que se siente. Los sentimientos son bidireccionales e incluyen la evaluación consciente que hacemos de una experiencia; es decir, que en un sentimiento hay una valoración reflexiva de la emoción y de la experiencia subjetiva en general.

Las emociones son una guía en tu vida y ser consciente de ellas y saber gestionarlas es una gran ayuda para lograr llevar una existencia más placentera y saludable. Es importante reconocer las emociones en el momento en que las sientes y cómo las sientes, sobre todo las emociones negativas ya que poder controlarlas e interferir en su evolución es importante para que no tengas un progreso que cause más daño y termine originando una enfermedad más grave. Al contrario que las emociones negativas, las positivas pueden hacer elevarte la autoestima y aumentar la vitalidad, la motivación, etc, ya que te enriquecen y ayudan incluso a aumentar la salud tanto física como mental.

Todas las emociones van ligadas a la motivación, la sociabilización y adaptación a las circunstancias, ya que es importante destacar que todos compartimos el mismo mapa emocional. Conocer las emociones te ayuda a comprenderte y comprender mejor a los que tienes a tu alrededor y, por lo tanto, a ser más feliz y hacer más felices a los demás.

Artículos recomendados