Menú
Cómo cambia la psicología de una mujer durante el embarazo
Cómo cambia la psicología de una mujer durante el embarazo
HORMONAS

Cómo cambia la psicología de una mujer durante el embarazo

La mujer durante el embarazo tiene que hacer frente a numerosos altibajos psicológicos que le pueden generar estrés o incluso miedo.

Irmina Merino Vidal

Cuando una mujer conoce que está embarazada puede que sea una de las noticias más importantes de su vida. Tanto si estaba buscándolo como si no, a partir de ese instante su vida cambiará y serán muchas las cosas que deberá comenzar a pensar o que tendrá que plantearse en ese momento, con tal de poder proporcionarse lo más adecuado para el bienestar de su salud y de la del bebé que se está gestando en su interior.

La psicología del embarazo

Por eso, existe una rama de la psicología dedicada solamente a las mujeres que se encuentran en este proceso de su vida. Es durante el embarazo que el cuerpo de la mujer sufre muchos cambios, tanto a nivel estético siendo el crecimiento de la barriga o el hinchazón de la cara o piernas los más obvios, pero también psicológicos, ya que los cambios hormonales en su cuerpo serán constantes tanto durante los meses de gestación, como una vez hayan dado a luz.

Existe una rama de la psicología que se dedica a la mujer embarazadaExiste una rama de la psicología que se dedica a la mujer embarazada

Las expectativas de la mujer en cuanto al físico y las tareas que deben y quieren realizar durante y después del embarazo son muchas, por lo que puede que la que esté embarazada se encuentre en un momento crítico de su vida, durante el cual vivirá muchos cambios y tendrá muchas ideas en mente que puede que no pueda llevar a cabo como le gustaría.

Así pues, es clave que la mujer embarazada sea consciente que su psicología cambiará de forma más o menos voluntaria a lo largo de todo el proceso de gestación y también después del parto, por lo que no debe tener miedo en contactar a un profesional de la salud especializado en psicología del embarazo si lo considera necesario o conveniente, ya que será lo mejor para ella, para su hijo y su núcleo familiar.

Las dolencias durante el embarazo afectan a la psicologíaLas dolencias durante el embarazo afectan a la psicología

Cambios en la psicología de la mujer durante el embarazo

Además de los cambios físicos comentados, que pueden afectar más o menos a la mujer embarazada, también puede que se produzcan cambios en cuanto a su estado de salud. Es probable que la mujer embarazada antes de quedarse en cinta no tuviese molestias en la espalda, migrañas o mareos, dolores que suelen darse con frecuencia en aquellas personas esperando un hijo. Estas dolencias pueden tener un efecto negativo en la mujer embarazada, haciendo que se encuentre de peor humor o más decaída a causa de estos dolores.

A partir del instante durante el cual la mujer descubra que está esperando un bebé quizás empiece a tomar conciencia de que su vida va a dar un giro. Pasará de haber sido una persona más o menos independiente, individual, a tener a otro ser humano en su interior y a tener que compartir el resto de su vida con él o con ella. Es decir, que dejará de ser ella sola para convertirse en madre.

Es importante que la mujer embarazada sienta el cariño de los suyosEs importante que la mujer embarazada sienta el cariño de los suyos

Es probable que el título de madre le parezca muy grande en un inicio y se le presente como una gran responsabilidad. Seguramente tendrá momentos en los que se sienta muy feliz de poder serlo, por lo que es normal que pase de un extremo de gran felicidad a otro de gran incertidumbre de un instante al otro. Por eso, es esencial que la mujer embarazada tenga el apoyo que precisa de los seres queridos en todo momento. Los cambios hormonales también influirán en gran medida estos cambios de humor que serán completamente normales, puesto que se encuentra en un momento clave de su vida.

El hecho de tener que organizar el hogar y tenerlo todo preparado ante la llegada del más pequeño hará que se acumule también tensión a estos nervios y cambios de humor causados por el embarazo y por la gran responsabilidad presente y futura de ser madre y albergar una vida en su interior. Así pues, la organización será clave para ir poco a poco llevando a cabo todas las tareas necesarias de preparación del nido, como se le suele llamar a la necesidad de la madre de tener la casa lista antes de la llegada del bebé, con tiempo y sin nervios por el bien de su salud y del más pequeño.

Hay mujeres que tras el parto pueden desarrollar miedoHay mujeres que tras el parto pueden desarrollar miedo

Algunas madres se obsesionan no solamente con tener el hogar perfecto, sino con el parto (al que algunas pueden llegar a desarrollar miedo), que la familia sea perfecta, los futuros estudios, la mejor educación, etcétera, y lo que hacen es pasarse el día leyendo artículos relacionados con el embarazo, el parto y la posterior educación de su hijo, comprando los productos necesarios o bien preparando las cosas en el hogar.

Está muy bien que la mujer embarazada sea organizada y previsora, pero debería también darse tregua y pasar algunos momentos del día dedicándoselos a ella misma, a hacer lo que le gusta y a disfrutar. De lo contrario, puede que tenga unas expectativas muy altas de sí misma y de su tarea como madre y, al no poder cumplirlas porque nadie es perfecto, pueda llegar a frustrarse y a sufrir una crisis, para la cual deberá acudir a un profesional de la salud mental especializado con tal de poder recuperar su buen estado de salud y poder gozar de este instante tan especial de su vida.

Artículos recomendados