Menú
Las desventajas de ser demasiado narcisista
Las desventajas de ser demasiado narcisista
YO

Las desventajas de ser demasiado narcisista

El narcisismo parece una cualidad positiva para la persona que la tiene, pero en realidad le traerá muchos problemas en el futuro.

Pau Sanz Vila

Es habitual escuchar consejos como "debes quererte a ti mismo" o "debes valorarte para que te valoren los demás", pero aquellas personas a las que podemos considerar narcisistas por su alto ego no necesitan escuchar esto para llevarlo a cabo en su día a día. A priori, esto podría suponer algo favorable, ya que el narcisista es capaz de trasmitir ese amor que siente por sí mismo a los demás y ponerlo sobre la mesa en situaciones que pueden ser de gran utilidad, como pudiese ser en una entrevista de trabajo, pero la realidad es que una persona con el ego demasiado alto podría no resultar tan favorable para sí mismo en el día a día, especialmente a la hora de encontrar la felicidad y una vida social enriquecedora.

En la actualidad, una persona narcisista se mostrará en las redes sociales como lo que considera que es, alguien con unas cualidades por encima de las que puedan tener los demás y con un ego que reflejará en sus fotografías. Si logra encontrar la reciprocidad de sus espectadores su felicidad se mantendrá estable, intacta, pero en cambio si encuentra una respuesta negativa por parte del público como pudiesen ser comentarios negativos o pocas muestras de agrado, esa autoestima que en principio parece intocable se verá desplomada y su decepción podría transformarse en una actitud agresiva ante la falta de recursos para solucionarlo.

La persona narcisista puede sar mucho más insegura de lo que aparentaLa persona narcisista puede sar mucho más insegura de lo que aparenta

El narcisista nunca pensará que algo va mal o no funciona por su culpa, siempre pensará que el error es de los demás

Dejando a un lado la parte de su presencia en redes sociales, llegaríamos al día a día de una persona narcisista que debe mantener su ego alto, pues su felicidad se basa en ello. Por lo general, alguien que muestre excesiva seguridad en sí mismo puede considerarse, en realidad, una persona insegura que pretende ocultar esa faceta de un modo consciente o inconsciente. Esa inseguridad encubierta es como una bomba guardada en el interior del narcisista, y mientras todo esté al gusto del individuo su vida estará bien, pero en cambio, cuando el narcisista encuentre un muro que no puede atravesar, un problema que no logra solucionar, verá que su inseguridad está siendo visible a ojos de los demás y provocará la explosión de esa bomba interna, una sensación de tristeza superior a la que cualquier otra persona sentiría ante una decepción o una realidad difícil de afrontar, ya que habitualmente se está más preparado para el fracaso al ser más consciente de la realidad que un narcisista.

No debemos olvidar que una persona narcisista no es perfecta, únicamente cree serlo y proyecta esta idea para que los demás lo crean

Es posible encontrar el caso de una persona que a primera vista pueda parecer alguien narcisista pero que en realidad no lo es, o al menos no sea este un rasgo de su personalidad sino simplemente de una parte de ella en la que se siente muy seguro. Por ejemplo, si imaginamos a un experto en arte que da una explicación a sus amigos en el museo de un modo muy vehemente, visto desde fuera podemos pensar que se trata de alguien demasiado seguro de sí mismo o que se sobrevalora, pero es posible que esa misma persona no se muestre tan segura cuando habla de literatura o de televisión, sino que se sienta bien porque está en el contexto adecuado y se ve seguro con la situación. Todo el mundo tiene estos momentos clave y se debe disfrutar de ellos, pues es importante valorarse a uno mismo cuando realmente se es bueno en lo que se hace, pero si se cree que todo lo que se hace es perfecto, tal vez nos encontramos ante una persona que tiene una percepción distorsionada de la realidad y de sí misma.

Las personas narcisistas no se sienten felices y perfectas a pesar de que esa es la imagen que pretendan dar ante los demás. Realmente son personas con sus frustraciones, sus problemas y además con la convicción de que deben ocultar todos esos aspectos de su vida para poderse mostrar como deben ser. Lo perfecto es que estas personas puedan encontrar a alguien con quien mostrarse tal y como son, un entorno privado en que poder tener una vía de escape y una muestra de realidad, ya que en caso de que esto no sucediese, a la larga esa actitud podría resultar peligrosa para su estabilidad emocional.

Artículos recomendados