Menú
Cómo te limita la vida la dermatopatofobia
Cómo te limita la vida la dermatopatofobia
OBSESIÓN

Cómo te limita la vida la dermatopatofobia

La dermatopatofobia es un tipo de fobia irracional a sufrir daños en la piel, y eso puede hacer que las personas tomen excesivas medidas, incluso el aislamiento.

Irmina Merino Vidal

La medicina avanza cada vez más deprisa. Por eso, cada vez somos más conscientes de enfermedades que anteriormente no conocíamos. Debido a esta evolución médica podemos tratarnos y protegernos de estas dolencias, de manera que podemos evitar muchas de las enfermedades que eran realmente peligrosas para los humanos en el pasado y que ya no lo son tanto.

Sin embargo, todavía son muchas las enfermedades que nos quedan por conocer. Por lo que es normal que algunas personas se preocupen por el bienestar de su salud. Esta preocupación no debe ser irracional, puesto que está bien tener una vida sana, manteniendo una dieta sana y equilibrada, junto a la realización de deporte de forma regular y evitando consumir alcohol en exceso o el tabaco en su totalidad. Pero esto tampoco debe llegar a obsesionarnos. Debemos cuidar mente y cuerpo, pero sin que esto nos impida llevar una vida normal y disfrutar de cada instante.

Lo mismo sucede con la protección de las enfermedades. Muchas veces sufrimos resfriados u otras dolencias virales que no siempre podemos evitar. El hecho de vivir en comunidad hace que podamos contagiarnos de estas enfermedades, pero la medicina nos ayuda a hacerle frente con los consejos de los médicos y los tratamientos concretos con medicamentos específicos para cada dolencia.

Las personas con dermatopatofobia pueden llegar a aislarse para evitar sufrir dañosLas personas con dermatopatofobia pueden llegar a aislarse para evitar sufrir daños

Una fobia es un miedo irracional que tiene una causa concreta en nuestra vida, sobre todo durante la infancia, y que no se puede controlar. Las personas que sufren alguna fobia quizás noten que no puedan realizar su día a día con normalidad, por eso deberán consultar con un psicólogo o psiquiatra su situación, con tal de poder vencer este miedo y volver a llevar una vida normal.

¿Qué es la dermatopatofobia?

Una de las fobias que existen actualmente es la dermatopatofobia. Este trastorno consiste en tener un miedo irracional a sufrir cualquier enfermedad o lesión en la piel, o bien que las personas a las que quieren puedan llegar a sufrirlas. Además, una persona que sufra dermatopatofobia pasará mucho miedo si se encuentra con otra que tenga alguna enfermedad o lesión en la piel, sobre todo por miedo a contagiarse.

Las causas que originan este trastorno pueden ser muy diversas, ya bien sea por haber sufrido alguna enfermedad grave en la piel en el pasado y haber pasado por una mala experiencia, como una alergia, virus o dolencia concreta, o bien por el miedo a enfermar tras haber visto o conocido a alguien con una enfermedad dermatológica grave, que pueda haber aumentado este miedo en la persona con la fobia.

Cómo la dermatopatofobia puede limitarte la vida

Esta fobia puede llegar a ser muy destructiva para la persona que la padece. El hecho de vivir con un miedo constante a las enfermedades de la piel puede hacer que, a la larga, llegue a cortar sus relaciones personales. Es decir, que el miedo irá aumentando a medida que pasen los meses y los años y la persona que sufra dermatopatofobia no querrá salir a la calle, ni interaccionar con los demás por miedo a que le puedan contagiar alguna enfermedad de la piel.

Además, el hecho de estar constantemente preocupado por la salud de su piel puede hacer que, ante cualquier rasguño o rojez normal y corriente, pueda llegar a preocuparse en exceso. Esto puede que le genere mucha ansiedad y quizás sus visitas al dermatólogo sean excesivas, lo cual puede hacer que el médico especialista llegue a sospechar que tiene esta fobia.

Así pues, la persona que sufre dermatopatofobia puede que esté constantemente sufriendo por miedo a tener una enfermedad en la piel, comprobando el estado de la misma en todo el cuerpo de manera compulsiva y pasando una gran ansiedad ante cualquier cambio. Puede que también limite sus relaciones personales y la interacción con los demás por miedo a contagiarse de alguna enfermedad en la piel, dejando de ir al gimnasio o cambiando sus hábitos en el trabajo, lo que no le permitirá llevar una vida normal.

Por lo tanto, si es consciente de que podría tener este trastorno, lo mejor será que se ponga en contacto con un profesional de la salud mental, como un psicólogo o un psiquiatra, quienes podrán determinar si realmente padece dermatopatofobia y cuál será el mejor tratamiento para trastorno, haciendo que pueda aprender a vencer este miedo y pueda llevar una vida sin menos límites, ni ansiedad y mucho más feliz, como se merece.

Artículos recomendados