Menú
Cómo entender a una persona con agorafobia
Cómo entender a una persona con agorafobia
SER UN APOYO

Cómo entender a una persona con agorafobia

Si una persona de nuestro alrededor tiene agorafobia, es muy importante saber entender lo que le ocurre y qué podemos hacer para ayudar.

Mikel Venys Ezkurra

La agorafobia es un trastorno que procede de la suma de las palabras griegas "Ágora" (Plaza pública) y "Fobia" (miedo). El manual diagnóstico DSM IV-TR (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) define la agorafobia como "la ansiedad por encontrarse en lugares o situaciones en los cuales la fuga pueda ser difícil (o embarazosa), o en los cuales pueda no tener ayuda disponible en caso de tener un ataque de pánico inesperado o situacionalmente predispuesto. Las situaciones más comunes incluyen estar solo en casa, salir a espacios abiertos o esperar en una fila. También cruzar un puente y viajar en coche, autobús, tren o avión".

Según la gravedad del trastorno, muchas personas dejan de acudir a lugares donde pueda haber mucha gente como cines, centros comerciales o medios de transporte. En los casos más severos, las personas que sufren agorafobia pueden estar sin salir de su casa durante muchos años ya que tienen miedo a los espacios abiertos.

Las personas con agorafobia sienten una profunda angustia al salir fuera de sus zonas físicas de confortLas personas con agorafobia sienten una profunda angustia al salir fuera de sus zonas físicas de confort

El entorno cercano a la persona que padece agorafobia puede hacer mucho por menguar los síntomas de la angustia, sin embargo no debe crearse una relación de dependencia ya que el agorafóbico tiene que llegar a poder hacer una vida normal sin ayuda de nadie. Con suma paciencia, el ayudante debe esforzarse en que la persona que sufre el trastorno intente superar sus miedos y enfrentarse a situaciones incómodas siguiendo las siguientes pautas:

-Demuéstrale que confías en sus capacidades. Lo más importante es tener confianza ciega en la otra persona. No debes dejar de repetirle que crees en ella y que estás seguro de que tarde o temprano superará sus miedos. Igualmente debes de ser muy consecuente con lo que acuerdas con la persona que sufre agorafobia, si quedas a una hora debes estar allí cinco o diez minutos antes para que no tenga dudas.

-No culpabilizar a la persona que sufre el trastorno por tener miedo a salir. Si mantienes una relación de la naturaleza que sea con este tipo de personas probablemente deberás dejar de hacer muchas actividades que normalmente realizas en tu vida normal. Bajo ningún concepto debes echarle en cara no poder visitar lugares donde hay mucha gente o espacios abiertos que puedan agobiarle ya que la culpabilidad es un sentimiento inútil que solo retrasará su evolución. Recuérdale que existen muchas otras opciones y que no te importa hacer planes diferentes.

-Felicítale por sus progresos. Refuerza sus logros y no le recuerdes sus bloqueos ya que él mismo sabrá que ha fracasado y no necesita que se lo repitan. Comprende que la agorafobia es un trastorno muy complejo y que los avances en el mismo son complicados.

-Haz que se lo tome con humor. El humor es un elemento clave para superar estre problema, trata de hacer que no se tome con demasiada seriedad determinadas situaciones para que de esta manera pueda desaparecer su miedo.

Debemos ser un apoyo y no juzgar a la persona con agorafobiaDebemos ser un apoyo y no juzgar a la persona con agorafobia

-Respeto por encima de todo.En todo momento debes respetar el trastorno de un agorafóbico. Debes aceptar incondicionalmente a la persona y nunca juzgarla. Si se siente aceptada su presión disminuirá y se sentirá más cómoda. De la misma manera,no debes encasillar nunca a esa persona, no le ofrezcas solo planes que sabes a los que sabes que va a decir que si. Aunque sea muy probable que si le propones salir a lugar repletos de gente te de una respuesta negativa, no dejes de intentarlo ya que si no, jamás contemplará esta opción.

Cómo actuar frente a un ataque de pánico

Si la persona que sufre el trastorno es víctima de un ataque de pánico es fundamental que sepamos resolver de la mejor manera esta situación. La naturalidad es un elemento clave, no te dejes contagiar por el miedo e intenta distraer a la otra persona contándole anécdotas o preguntándole su opinión sobre algún tema en concreto para que fije su atención en otro asunto. También es de suma importancia el contacto físico, cuando una persona cercana entre en pánico por salir a espacios abiertos puedes calmar su ansiedad abrazándole, cogiéndole de la mano o regalándole una caricia. Si se trata de un caso extremo, ayúdale a controlar su respiración. Pon tu mano en su diafragma y ayúdale a controlar el ritmo. Debe respirar siempre por la nariz y sus inspiraciones tienen que ser relajadas, nunca demasiado rápidas ni profundas.

Artículos recomendados