Menú
Cómo ser más humilde
Cómo ser más humilde
BIENESTAR SOCIAL

Cómo ser más humilde

Uno de los valores más importantes de una persona es la humildad por lo que si la trabajas ya tendrás mucho camino logrado en el crecimiento personal.

Irmina Merino Vidal

Quererse y aceptarse a uno mismo es muy importante con tal de poder llevar una vida estable y feliz. Por eso, son muchas las personas y las iniciativas que buscan desarrollar el conocimiento personal y la meditación, como formas de comprender la propia persona y poder vivir con mayor tranquilidad, sobre todo con el gran estrés que pueden vivir muchos al estar rodeados de estímulos constantes y tareas pendientes.

Situaciones que pueden hacer disminuir la humildad

Sin embargo, las nuevas tecnologías y las redes sociales también han fomentado el egoísmo y el egocentrismo. Esto es porque la juventud ha encontrado en sacarse fotos a uno mismo una manera de conseguir comentarios positivos por parte de los demás, convirtiéndose estos en adictivos. Por lo tanto, dependiendo de la cantidad y la calidad de las imágenes de uno mismo que suban en la red es probable que obtengan una mayor gratificación en la red y esto les ayude a sentirse mejor.

Los cumplidos es algo que ayuda a sentirte mejorLos cumplidos es algo que ayuda a sentirte mejor

Esta necesidad de recibir cumplidos constante, además de ser adictiva, puede conllevar a grandes desilusiones, ya que puede dejar de tenerlos de manera progresiva por la rapidez con la cual cambian las cosas en la red o porque existen muchas otras personas generando también contenido. Estos adolescentes, que están todavía formando su personalidad, son más vulnerables emocionalmente, por lo que todo esto puede tener un efecto muy negativo en sus sentimientos. Uno de estos puede ser, por ejemplo, el hecho de dejar de ser menos humilde, al creerse todos los comentarios positivos que pueda tener o a deprimirse en el caso de los negativos.

Del mismo modo que puede sucederle a un adulto en esta misma posición o bien en otras distintas. Hay personas que durante su crecimiento o madurez han estado expuestas a situaciones durante las cuales los demás han alabado sus tareas o su físico, o bien se encuentran en una situación de poder por encima de los demás, lo que puede haber fomentado a que, con el tiempo, hayan perdido parte de la humildad y no se sientan mal a la hora de mostrarse superiores al resto o de creerse más que los que le rodean.

La humildad es importante para tener buena relación con los demásLa humildad es importante para tener buena relación con los demás

No obstante, ser humilde es muy importante para tener una buena relación con los demás y con uno mismo. El hecho de creerse uno más importante de lo que es puede tener consecuencias negativas. Normalmente a la gente no le gusta rodearse de personas que quieran demostrar que son mejores en todo momento. Además, es posible que estas personas con carencias de humildad tengan la necesidad de recordar a los demás cuán buenos son, con tal de retroalimentarse y sentirse mejor con ellos mismos, lo que puede herir los sentimientos del resto y alejarlos de su persona.

Creo que tengo falta de humildad. ¿Cómo puedo ser más humilde?

El primer paso para conseguir más humildad es darse cuenta de que uno no está siendo siempre lo suficientemente humilde. Así pues, antes de juzgar a los demás o creerte superior a ellos deberás tomar conciencia de tu propia falta. El saber que tú también tienes defectos hará que puedas ganar humildad y darte cuenta de que no eres perfecto. De este modo comprenderás que los demás tampoco lo sean y puedas aceptarles tal y como son. Asimismo, también podrás darte cuenta de que tienes muchas otras virtudes y cosas que te hacen destacar, incluso por encima de los demás, pero no eres el único, ya que seguramente te hayas dado cuenta de que las otras personas también tienen muchas cosas buenas, por encima de las tuyas en muchos casos, y que también son dignas de ser admiradas.

Antes de juzgar toma conciencia de tus propias carenciasAntes de juzgar toma conciencia de tus propias carencias

Así pues, se puede aprender a ser más humilde solamente dejando de ser tan egocéntrico o egoísta y descubriendo nuevos lugares y personas. Mientras más personalidades descubras, mejor verás que existen muchos perfiles diferentes en el mundo y que hay personas mejores que tú en muchas cosas y otras que no lo son tanto, pero lo importante es aceptarlas y tolerarlas como son, puesto que puedes aprender mucho de ellas.

La idea no es sentirse celoso o querer llegar a ser como ellos, sino que comprendas que cada uno de nosotros somos diferentes, lo que nos hace especiales, y debemos querer mejorar en nuestro propio beneficio, no para ganar poder o ser mejores que el resto en algún aspecto particular de nuestras vidas, sino para ser más felices y sentirnos completos, siempre desde el respeto y la humildad. Recuerda que ser demasiado humilde tampoco es un aspecto positivo, ya que hará que muchas personas puedan aprovecharse de ti, haciéndote sentir más pequeño e infravalorado. Por lo tanto, deberás encontrar el balance entre el amor propio y la humildad, para sentirte bien contigo mismo, pero también respetado y valorado como te mereces.

Artículos recomendados