Menú
Consejos para ayudar a encontrar nuestra vocación
Consejos para ayudar a encontrar nuestra vocación
ORIENTACIÓN

Consejos para ayudar a encontrar nuestra vocación

La oferta para estudiar o escoger el tipo de carrera profesional que queremos desarrollar es amplia, pero no siempre sabemos qué nos gusta y qué se nos puede dar bien.

Eba

Una de las decisiones que marcan más el rumbo de la vida de una persona es elegir un ámbito profesional al que dedicarse y en el que desenvolverse. Tener una vocación clara es algo con lo que muchos ya cuentan desde pequeños, pero luego también existen excepciones reflejadas en todos aquellos que no saben por dónde orientar su vida laboral. El talento e interés de una persona por un campo concreto, sea este de tipo artístico, centrado en los números, de corte humanístico, etc., es lo que, en la mayoría de casos, condiciona su futuro camino profesional.

Para conocer cuál es la verdadera vocación de uno mismo, lo fundamental es evitar las expectativas demasiado exigentes, tanto las propias como las de los demás, y huir de comparaciones. Generalmente, las decisiones orientadas al futuro laboral van siempre condicionadas por factores como el sueldo o el prestigio y no tanto por el talento, cosa que en muchas ocasiones acaba provocando frustraciones y bloqueos. Guiarse por los intereses personales siempre generará una mayor satisfacción personal así que si deseas guiarte por tus pasiones a la hora de decidir tu futuro camino profesional, a continuación, encontrarás las claves para averiguar tu verdadera vocación.

Identifica qué ámbito te interesa estudiar más

Esta es, probablemente, la principal base sobre la que deberás trabajar para decidirte por un camino profesional u otro. A la hora de escoger una especialidad, sea una carrera universitaria o un ciclo superior, lo principal es decidir qué área profesional es la que se adecúa más a tus intereses y motivaciones internas. Por ejemplo, si desde siempre te ha interesado la música y te apasiona tocar diferentes instrumentos, quizá quieras orientar tu futuro trabajo al ámbito musical y convertirte en músico, profesor de música, compositor, etc.

Busca qué te gusta hacer y cómo se puede relacionar con algún tipo de profesiónBusca qué te gusta hacer y cómo se puede relacionar con algún tipo de profesión

Sea como sea, lo ideal para encontrar tu propia vocación es sincerarte contigo mismo y averiguar dentro de qué rama profesional se encuentra lo que más te guste hacer. Si tus gustos e inquietudes se mueven hacia una rama artística, existen muchos planes para estudiar en los que desarrollar tu creatividad e imaginación como Bellas Artes, Publicidad o Comunicación Audiovisual. Si luego por otro lado prefieres trabajar en un empleo que consista en ayudar a la gente o a los animales, puedes orientarte hacia estudios sobre la salud como Medicina, Veterinaria o Psicología. También, si lo tuyo se orienta más hacia la tecnología o los números, puedes encaminar tu futuro metiéndote en una Ingeniería, Informática o en Arquitectura. Lo ideal es mezclar tus aptitudes y motivaciones y buscar en base a ellas.

Habla con otros estudiantes y/o personas ya tituladas

Si más o menos tienes clara tu vocación, pero sigues con la duda de si es o no la elección correcta, otra opción válida que te ayudará considerablemente será pedir consejo a alguien que esté estudiando el ciclo o grado en el que estás interesado o incluso a una persona que ya esté ejerciendo el trabajo en cuestión. Esto te servirá, sobre todo, para despejar dudas sobre las asignaturas que tendrás durante los diferentes cursos y la salida laboral con la que te encontrarás una vez finalices tus estudios.

Algo recomendable será averiguar, durante la formación, los tipos de conocimientos que adquirirás y también la bolsa de prácticas. En la actualidad, se puede acceder a toda esta información a través de las webs oficiales de las universidades y centros formativos, pero siempre será mejor que contactes con algún estudiante de último curso o alguien que ya esté ejerciendo para conseguir información verídica y respuestas concretas.

No te dejes influenciar por la opinión de los demás

A la hora de escoger un determinado camino profesional, es bastante probable que uno pueda escuchar frases desalentadoras que lo animen a escoger profesiones que gocen de un mayor prestigio o con sueldos más altos. Por lo general, carreras como medicina, abogacía o cualquier tipo de ingeniería están muy bien valoradas dentro de la sociedad, a diferencia de otras como bellas artes, historia o antropología. Este juicio de valor por parte de la población hace que muchos decidan estudiar en base a únicamente las salidas laborales o al prestigio de cierta carrera. Como resultado de esto, uno puede acabar encontrándose para toda la vida en trabajos que no le satisfacen o que no le hacen feliz.

Un orientador laboral te puede ayudar a encontrar tu vocaciónUn orientador laboral te puede ayudar a encontrar tu vocación

Para evitar frustraciones y situaciones difíciles de revertir, lo ideal es no dejarse influenciar por las opiniones de los demás. Si una persona pone pasión en el estudio y desempeño de cierto trabajo, su calidad de vida y crecimiento personal puede ser incluso mayor que la de otra que gana el doble con un empleo que no le aporta nada. Existe un dicho que reza "Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida" y que resume a la perfección la idea de que lo mejor para ser feliz con uno mismo es dedicarse a algo que le permita subsistir, aunque sea humildemente, y le aporte satisfacción.

No tengas a interesarte por varias disciplinas

Otro de los problemas o conflictos internos con los que se encuentran muchas personas es que no se deciden por un solo ámbito profesional. Lo normal es que una persona tenga muchas inquietudes diferentes y que le interesen cosas totalmente diferentes u opuestas entre sí. Para escoger correctamente un camino profesional es importante priorizar qué aptitudes son las más rentables a largo plazo para poder desarrollar una carrera completa y satisfactoria. En la mayoría de casos, puede darse la circunstancia de que haya varios intereses que puedan complementarse y aplicarse al desempeño laboral.

Por ejemplo, si una persona sueña con estudiar periodismo, pero a la vez también muestra interés por el mundo de la salud, sí es posible compaginar ambas disciplinas para trabajar en algo relativo a los dos ámbitos. Después de terminar un primer ciclo formativo, es posible especializarse dentro de esa formación con un estudio complementario que responda más a otra disciplina. En el caso anteriormente expuesto, un periodista titulado puede acabar especializándose en divulgación científica y acabar en un empleo que le permita ejercer dos de sus grandes pasiones.

De todas formas, si tus dudas son muy grandes, puedes contar con profesionales que te ayudarán. Si estamos en el instituto o estudiando Formación Profesional, tenemos al orientador u orientadora escolar. Si no, hay centros donde ofertan servicios de orientación profesional, desde el coaching, y el mejor perfil que te puede ayudar en este aspecto es un psicólogo/a, pedagogo/a o psicopedagogo/a.

Artículos recomendados