Menú
Qué es una adicción conductual
Qué es una adicción conductual
ADICCIONES

Qué es una adicción conductual

Son muchas las personas que pueden tener una adicción conductual y que ni siquiera lo saben. Es importante distinguirlo para buscar ayuda si procede.

Mª José Roldán Prieto

Para poder cuidar bien la salud mental de las personas es necesario se conscientes que las adicciones conductuales pueden ser mucho más habituales de lo que te imaginas. De hecho, puedes ser una persona adicta pero que nunca antes te lo hayas planteado como un problema de salud mental. La mayoría de personas piensan que una adicción solo está relacionado con el consumo de sustancias o medicamentos... Pero en realidad, también se puede tener una adicción conductual que pueda poner en riesgo tu salud mental. Las personas pueden engancharse a cualquier cosa, como al sexo o a Internet, dos adicciones cada vez más comunes en nuestra sociedad.

Algunas actividades son tan normales que es difícil creer que las personas puedan volverse adictas a ellas. La adicción al comportamiento se vuelve tan fuerte que la persona continúa participando en la actividad a pesar de las consecuencias negativas. También pueden experimentar abstinencia, o emociones negativas y otros síntomas, cuando no pueden participar en la actividad. Esto es así porque las adicciones conductuales siguen el mismo patrón que las adicciones basadas en sustancias, causando problemas en muchas áreas de la vida de la persona afectada.

Tipos de comportamiento adictivo

No todas las adicciones son reconocidas por los expertos de salud mental, pero es necesario reconocerlas para saber cuáles son las adicciones de comportamiento más comunes y en caso de que te ocurran, buscar ayuda profesional lo antes posible. Las adicciones más comunes son: al juego, al sexo, a Internet, a las compras, a los videojuegos, a la comida, al ejercicio, al trabajo, a los tatuajes, al amor o al porno.

No todas las adicciones son reconocidas por los expertos de salud mentalNo todas las adicciones son reconocidas por los expertos de salud mental

Señales de que tienes una adicción conductual

Comprender el proceso adictivo y las señales de peligro puede ayudarte a distinguir la diferencia entre un comportamiento adictivo, un comportamiento problemático que no es una adicción y un comportamiento normal que no es problemático o saludable. Las señales de advertencia son:

  • Pasar mucho tiempo involucrado en el comportamiento, pensando u organizando el comportamiento (o recuperándose de las consecuencias negativas)

  • Depender del comportamiento como una forma de lidiar con las emociones y "sentirse normal"

  • Continuar con el comportamiento a pesar del daño físico y / o mental

  • Tener problemas para parar ese comportamiento a pesar de querer parar o de no querer hacerlo más

  • Descuidar el trabajo, la escuela o la familia para participar en el comportamiento más a menudo

  • Experimentar síntomas de abstinencia (por ejemplo, depresión, irritabilidad) cuando se intenta detener ese comportamiento

  • Minimizar u ocultar la extensión del problema

Considera aprender más sobre el comportamiento y las formas de manejarloConsidera aprender más sobre el comportamiento y las formas de manejarlo

Vivir con una adicción conductual

Puede ser difícil admitir ante ti, y mucho menos a cualquier otra persona, que tienes un problema, y puede ser aún más difícil cuando el problema se comprende mal y no puede ser tomado en serio por amigos y familiares. Comprender las etapas del cambio te ayudará a ser más amable contigo mismo si no estás preparado para buscar ayuda.

Si sientes que no quieres buscar ayuda para superar tu adicción conductual en este momento, céntrate en asegurarte de que tu comportamiento no dañe a quienes te rodean ni a ti mismo. Considera aprender más sobre el comportamiento y las formas de manejarlo. Incluso si no quieres decirle a otras personas sobre tu problema, trate de no mentir a las personas que están más cerca de ti.

Qué debes tener en cuenta

En ocasiones, las personas con adicciones de comportamiento se cansan del coste que su comportamiento cobra en sus vidas y en las de quienes los rodean. También pueden sufrir pérdidas que parecen demasiado grandes para soportar, como problemas de dinero o problemas de relación. Lo que alguna vez había parecido emocionante y satisfactorio se convierte en una carga embarazosa y difícil de gestionar.

Afortunadamente para aquellos que sufren adicciones conductuales, los tratamientos que se han desarrollado para tratar las dependencias de sustancias se han utilizado con éxito para tratar las adicciones conductuales. Los profesionales de la adicción están desarrollando competencias para tratar una variedad de adicciones, y existen clínicas que se especializan en tratar las adicciones del comportamiento. También pueden beneficiarse al ver a un psiquiatra o psicólogo, que está capacitado para ayudar a las personas a superar las dificultades emocionales y hacer cambios en sus vidas.

Artículos recomendados