Menú
Qué hacer si la rutina te empieza a ahogar demasiado
Qué hacer si la rutina te empieza a ahogar demasiado
MONOTONÍA

Qué hacer si la rutina te empieza a ahogar demasiado

La rutina es normal en nuestra vida, pero también nos puede llegar a agobiar y siempre podemos introducir pequeños cambios que nos alivien ese sentimiento.

Mª José Roldán Prieto

Todas las personas pasamos por períodos en los que sentimos que podríamos estar demasiado anclados en la rutina. Parece que cada día haces exactamente los mismos movimientos desde que te levantas hasta que te acuestas, que pasan los días pero no llegas a ninguna parte. Las cosas que solían gustarte comienzan a ser menos interesantes y en lugar de avanzar hacia tus metas, parece que solo estás haciendo un pozo en el mismo lugar.

Sentir que estás en una rutina puede ser frustrante, pero hay cosas que puedes hacer para descubrir por qué estás experimentando esa sensación y para motivarte nuevamente. ¿Cómo puedes salir de la rutina si comienzas a sentir que te ahoga

Señales de que estás atascado

Si te sientes atascado debes saber que al principio no te diste cuenta. Estos sentimientos a menudo crecen lentamente con el tiempo. Día tras día, puedes seguir tus mismas rutinas casi de forma automática. Eventualmente, sientes como si estuvieras haciendo algo por tu futuro y otras, que estás matando el tiempo. Llegará un momento en que comiences a tener emociones incómodas que te hagan plantearte si lo que haces es lo que realmente quieres... o necesitas un cambio. Algunas de las señales que te dicen que debes cambiar el rumbo son:

-Todos los días parecen iguales

-Solo sientes que el día tiene que acabar

-No tienes motivación por nada

-Crees que no tienes una misión

-Quieres cambiar pero temes la incomodidad temporal del cambio

-Te levantas cansado y sientes que haces todo de forma automática

Cuando la rutina nos ahoga todos los días nos parecen iguales y nos levantamos cansadosCuando la rutina nos ahoga todos los días nos parecen iguales y nos levantamos cansados

Es necesario tener presente que estos sentimientos también pueden ser señales de que estás comenzando a tener síntomas de depresión y deberás acudir a un médico si ves que los síntomas duran más de dos semanas o que sientes también, tristeza crónica que no se pasa con nada.

Las personas a menudo experimentan estos síntomas durante años sin reconocer que lo que sienten es en realidad una forma de depresión. El estado de ánimo bajo, la disminución de la energía, la pérdida de interés y la pérdida del placer son síntomas comunes de esta afección. Si sospechas que puede estar experimentando depresión, acude a tu médico.

Encuentra la fuente de tu desmotivación

Quizá hayas reconocido que te sientes atrapado en la rutina, pero no sabes cuál debe ser el siguiente paso. Es importante averiguar qué está causando tus sentimientos de descontento antes de realizar cambios drásticos en tu vida. Puedes sentir que estás en una rutina conté pareja o en el trabajo. Quizá sea tu salud, la familia, los amigos... busca qué te hace infeliz.

Una vez que entiendas un poco mejor por qué estás sintiendo esas cosas, no te critiques ni te culpes a ti mismo. Es fácil minimizar el problema y tratar de hacer que tus sentimientos parezcan triviales. "Tengo una gran vida, no tengo derecho a sentirme de esta manera", podrías pensar. Tales pensamientos pueden ser contraproducentes y te mantienen atrapado en tu rutina por más tiempo. Las cosas pueden estar bien tal como están, pero si no estás satisfecho con el status quo, es hora de buscar formas de cambiar las cosas y recuperar tu chispa.

El primer paso para mejorar su estado de ánimo es reconocer lo que está sintiendo y luego comenzar a buscar los pasos que puede tomar para despegarse.

No necesitas hacer grandes cambios para salir de la rutinaNo necesitas hacer grandes cambios para salir de la rutina

Cómo salir de la rutina

¿Cuáles son algunas de las cosas que puede hacer para romper el ciclo negativo y avanzar? Aquí hay algunas maneras diferentes de salir de la rutina.

-Cuídate. Cuida tu bienestar mental y evalúa cómo lo estás haciendo. Si algo parece faltar en el departamento de autocuidado, ahora es el momento de abordarlo. La comida sana, el sueño adecuado, el ejercicio diario y el apoyo social son todos componentes esenciales de la salud física y emocional. 

-Cambia tus rutinas. Puede ser difícil avanzar en una nueva dirección si solo sigues las mismas rutinas día tras día. Las personas tienden a ser seres de hábitos, y a veces esa sensación de estar atrapado en una rutina puede provenir de una sensación de aburrimiento. Busca formas en que puedas cambiar las cosas y agregar algunas experiencias diferentes a cada día (hablar con otras personas, buscar la diversión en las cosas, intentar algo nuevo cada día, ser más espontáneo, etc).

-Disfruta del aire libre. Estar en la naturaleza puede tener un impacto positivo en el cerebro. No solo estar en la naturaleza puede aumentar tu sensación de bienestar mental, también mejora tu creatividad. Entonces, la próxima vez que te sientas dentro de una rutina, trata de salir a caminar al aire libre. Presta atención al mundo que te rodea. Permítete relajarte, pensar en cosas nuevas y disfrutar de la belleza que ves. 

-Encuentra tu propósito. Esto puede pequeñas cosas como tener planes para el viernes por la noche y esperarlo toda la semana. También puede involucrar objetivos de vida mucho más grandes relacionados con sus relaciones y carrera. Tener cosas que esperar en el futuro puede ayudar a las personas a enfrentar mejor los problemas en el aquí y ahora. 

Qué puedes hacer ante la rutina y la monotonía

Para conseguirlo no dudes en hacer planes con anticipación y crear momentos de forma intencionada para tu disfrute. Puedes planear unas vacaciones o una excursión un día en concreto. Llama a algunos amigos para salir a tomar algo... ¡emociónate! ??Recuerda que es importante no pasar por alto las pequeñas cosas, incluso las pequeñas recompensas diarias y semanales, como poder ir a tu lugar favorito para el almuerzo o sintonizar tu programa de televisión favorito una vez a la semana, son excelentes maneras de crear una sensación de anticipación para el futuro.

Tú eres dueño de tu vida y solo tú podrás saber si el estilo de vida que llevas te gusta o te ahoga. Si sientes que te ahoga, no sigas con el 'piloto automático' y busca esos cambios que crees necesarios para poder sentir esa chispa que existe dentro de ti. La vida está para vivirla, y tienes que hacerlo bien porque solo tienes una y merece la pena disfrutarla. Busca actividades que te saquen de la rutina y que te permitan sonreír cada mañana. A veces, esos cambios de rutina no significa tener que cambiar de trabajo o hacer un cambio radical en tu vida, quizá solo significa quedar con esa amiga que hace tanto que no ves para tomar un café de vez en cuando o ir al cine a ver una película que te guste.

Artículos recomendados