Menú
Qué es el síndrome de Burnout o estar quemado en el trabajo
Qué es el síndrome de Burnout o estar quemado en el trabajo
ESTRÉS LABORAL

Qué es el síndrome de Burnout o estar quemado en el trabajo

Si sientes que odias el trabajo más de la cuenta es probable que estés quemado o padeciendo el Síndrome de Burnout.

Mª José Roldán Prieto

Cuando experimentas mucho estrés en tu vida es necesario ser consciente de que el agotamiento o estar quemado en el trabajo puede amenazar tu futuro si no tomas medidas para evitarlo. El Síndrome de Burnout está cada vez más presente en la vida de las personas... y puede tener grandes consecuencias si no se pone remedio. Primero es importante saber si realmente estás quemado o absolutamente agotado, puesto que cuando se habla de estrés diario las personas tienden a confundirse con esto.

Estar quemado en el trabajo

El agotamiento o estar quemado en el trabajo a largo plazo se puede convertir en un agotamiento crónico y se caracteriza por tres dimensiones principales: agotamiento, cinismo y s sentimientos de tener una capacidad profesional reducida. Es decir, te sentirías agotado, comenzarías a odiar tu trabajo y al sentirte menos capaz, mostrarías señales de agotamiento.

El estrés es un factor que te puede provenir del trabajo, aunque en realidad puedes hacer que sea parte de tu estilo de vida, que forme parte de tu personalidad, de tus pensamientos... quizá seas una persona demasiado perfeccionista o quizá pesimista y todo esto, puede contribuir a que tengas el Síndrome de Burnout.

El término "burnout" es un término relativamente nuevo, se utilizó para definir al agotamiento como una extinción de la motivación a una causa. El síndrome de Burnout o sentirse quemado ante el trabajo no es un trastorno psiquiátrico que se pueda diagnosticar como tal, pero existen algunas características similares que sí son diagnosticables y que tienen que ver con sentirse quemado en el trabajo. Estos pueden ser:

Será menos grave si éste agotamiento es temporalSerá menos grave si éste agotamiento es temporal
  • Depresión
  • Trastornos de ansiedad
  • Trastornos del estado de ánimo

El agotamiento es bastante más común que lo comentado en la lista anterior, ya que estas características diagnosticables en realidad, son las consecuencias de no tratar a tiempo el agotamiento en el trabajo. Será menos grave si éste agotamiento es temporal y solo es causado por factores estresantes puntuales en lugar de tener un desequilibrio químico en el organismo.

Síntomas del síndrome de Burnout

Para saber si tienes este síndrome deberás valorar cómo te sientes en el trabajo en la actualidad y si realmente tienes estos síntomas, será necesario que acudas a la consulta de un especialista para que te ayude a sobrellevar esta situación antes de que derive en algún trastorno más problemático para tu salud mental.

Puede ser difícil reconocer cuando pasas de un estado de estrés a un agotamiento crónico. La primera señal que deberás tener en cuenta es si no tienes motivación suficiente para esforzarte en el trabajo, solo piensas en rendirte o en no hacer lo que te corresponde cada día. Quizá sientas también miedo de ir al trabajo porque te genera demasiada ansiedad. Otras señales que debes tener en cuenta son:

Si tienes mucho estrés tu sistema inmunológico se resienteSi tienes mucho estrés tu sistema inmunológico se resiente
  • Agotamiento físico. Ya no sientes la energía que tenías antes y salir de la cama se vuelve cada vez más difícil. Aunque puede no parecer grave puede ser una señal de depresión o de enfermedad física, así que si esto te ocurre tendrás que hablar con tu médico. Aunque si lo que te ocurre es que quieres evitar el trabajo, puede ser una señal de agotamiento.

  • Agotamiento emocional. Quizá tienes un humor irritado casi todo el tiempo, estás triste o no aguantas la más mínima frustración. Si crees que ya no puedes lidiar con la vida igual que lo hacías antes tendrás que hablar con tu médico. Si tu agotamiento emocional comienza a afectar a tus relaciones o a tu capacidad de mantener tu trabajo, busca ayuda cuanto antes.

  • Enfermas más. Si tienes mucho estrés tu sistema inmunológico se resiente. Por lo que si tienes agotamiento tendrás más enfermedades durante el año. Tu cuerpo te dice que debes cambiar algo y te lo muestra con resfriados o gripes.

  • Estás más pesimista ante la vida. Cuando tienes agotamiento es más complicado emocionarse con las cosas que te suceden en la vida. Tus pensamientos automáticos siempre son negativos y te sientes derrotado con la vida en general. Sal de la rutina para mejorar este pensamiento y esfuérzate por tener pensamientos positivos.

Artículos recomendados