Menú
Cómo ser una persona emocionalmente inteligente en el trabajo
Cómo ser una persona emocionalmente inteligente en el trabajo
INTELIGENCIA EMOCIONAL

Cómo ser una persona emocionalmente inteligente en el trabajo

Aprende a usar los beneficios de la inteligencia emocional en tu entorno laboral para tener más éxito.

Mª José Roldán Prieto

La inteligencia emocional (IE) es imprescindible en todas las áreas de la vida, pero también lo es para el trabajo. Si quieres tener beneficios en tu trabajo, entonces puedes empezar a buscar estrategias para mejorar tu inteligencia emocional. Puedes ser una persona emocionalmente inteligente en tu puesto laboral, porque la IE se puede aprender. Si crees que no podrías tener una buena IE aunque quisieras... en realidad estás equivocado/a, ¡con práctica puedes conseguirlo!

Puedes ser consciente de tus emociones

Uno de los primeros pasos para tener una mejor habilidad de inteligencia emocional en el trabajo, es practicar el reconocimiento de tus propias emociones. La conciencia de ti mismo implica ser consciente de tus propios aspectos, incluidas tus emociones y tus sentimientos. Es un componente fundamental de la IE. Para reconocer las emociones y comprender qué te está causando en ti estos sentimientos, tendrás que ser consciente de tus emociones. ¿Cómo puedes conseguirlo? Sigue estos consejos para mejorar la autoconciencia:

  • Presta atención a cómo te sientes en un momento determinado durante el día. ¿Cómo influyen estas emociones en cómo respondes? ¿Las cosas que sientes tienen un impacto en las decisiones que tomas o cómo interactúas con los demás? A medida que dediques más tiempo a reflexionar sobre estas cuestiones, descubrirás que te vuelves mucho más consciente de tus propias emociones y del papel que desempeñan en tu vida diaria
  • .

  • Haz un balance de tus fortalezas y debilidades emocionales. ¿Cómo te comunicas con los demás? ¿Sientes impaciencia, enfado o molestia a menudo? ¿Cómo lidias con los sentimientos? Reconoce tus debilidades y así podrás encontrar formas de enfrentarte a estas deficiencias.
  • No tomes decisiones en estados emocionales intensos. Es importante que recuerdes que las emociones son temporales y pasan rápidamente. Aunque un compañero de trabajo pueda irritarte en un momento determinado, esto es pasajero. Es mejor pensar antes de reaccionar y recordar que las decisiones que tomes de forma impulsivas por culpa de emociones intensas, pueden ser perjudiciales para ti a largo plazo.

Tómate unos minutos para relajarte cuando algo te esté estresando en el trabajoTómate unos minutos para relajarte cuando algo te esté estresando en el trabajo

Pratica la autoregulación

La autorregulación es una parte crítica de la inteligencia emocional. Conocer tus emociones es un primer paso importante, pero también debes ser capaz de manejar las cosas que sientes. Las personas que poseen una buena autorregulación son capaces de adaptarse bien a situaciones cambiantes. 

Saben expresar sus emociones de forma apropiada en lugar de simplemente reaccionar impulsivamente en un momento determinado. También piensan sobre cómo sus expresiones emocionales afectan a los demás.Maneras de comenzar a mejorar tus habilidades de autorregulación en el lugar de trabajo:

  • Encuentra técnicas para lidiar con el estrés en el trabajo. Realizar actividades de interés fuera del trabajo, como hacer ejercicio físico.
  • Mantener la calma cuando las cosas se ponen estresantes en el trabajo. Acepta que no puedes controlarlo todo.
  • Toma tu tiempo antes de tomar una decisión. Las emociones intensas pueden hacer que tomes malas decisiones. Es mejor tomar decisiones tranquilamente de forma racional y tranquila. Toma el tiempo que necesites.

    Mejora tus habilidades sociales

    Las habilidades sociales también son muy valoradas en el lugar de trabajo porque conducen a una mejor comunicación y cultura general de la empresa. Los empleados y líderes con grandes habilidades sociales pueden establecer una buena relación con sus colegas y comunicar sus ideas de manera efectiva. Pueden trabajar en equipo y además tener roles de liderazgo. Si quieres fortalecer tus habilidades sociales ten en cuenta lo siguiente:

    • Intenta ver las cosas desde el punto de vista de otros
    • Presta atención a cómo respondes a los demás
    • Comprende que no siempre tienes que llevar la razón
    • Respetar la opinión de otros no significa que debas estar de acuerdo
    • Muestra tus sentimientos de una forma asertiva, sin necesidad de herir a otros
    • No permitas que los desacuerdos se acumulen en conflictos importantes
    • Analiza las situaciones con otras perspectivas
    • Permite que otros puedan compartir sus ideas sin criticar ni juzgar
    • Reconoce la opinión de otros aunque no estés de acuerdo

    También es muy importante que ante todas las circunstancias intentes mantener una actitud abierta, optimista y con una sonrisa en tu rostro. Deja claro que te gusta lo que haces y que tu trabajo no solo es para ti un medio para conseguir un fin (dinero). Demuéstrate a ti mismo y a los demás como tu trabajo te llena, te gusta y disfrutas haciendo lo que haces. De esta manera, también los demás admirarán tu forma de actuar ante la vida y ante tu vida laboral.

    Artículos recomendados