Menú
Cómo salir de una relación posesiva
Cómo salir de una relación posesiva
RELACIONES DE PAREJA

Cómo salir de una relación posesiva

Si estás en una relación donde tu pareja tiene un comportamiento posesivo... ¡es necesario que acabes con eso ya!

Mª José Roldán Prieto

Una persona posesiva puede drenar toda tu energía y hacerte sentir mal constantemente. Te sentirás triste y con mucho desgaste físico y mental sin saber bien de dónde viene toda esa fatiga. La posesión puede comprometer tu capacidad para interactuar con tus amigos y familiares porque tu pareja siempre quiere saber lo que estás haciendo o quiere que hagas todo a su lado.

Cuando una pareja se vuelve posesiva, puede ser una señal de advertencia de que ha llegado el momento de que se acabe la relación. Porque la posesión o los celos no es amor en absoluto, solo es una relación tóxica que puede acabar con tu energía casi sin que te des cuenta. Si acabas con esa relación que te mina lentamente podrás cambiar tu vida de muchas maneras y hacerte más consciente de tu autoprotección. Te darás cuenta de que la vida tiene mucho mas color de lo que pensabas y que realmente merece la pena disfrutar de cada segundo de aliento que tienes.

Toma medidas para ayudar a asegurar tu bienestarToma medidas para ayudar a asegurar tu bienestar

Si te has dado cuenta de que tu pareja se ha convertido en una persona posesiva y parece que no quiere cambiar ese aspecto de sí mismo, entonces es importante que sepas cómo actuar para que eso acabe cuanto antes y puedas comenzar tu vida de nuevo y darte la oportunidad de ser feliz.

Asegura tu bienestar emocional

Toma medidas para ayudar a asegurar tu bienestar. Haz que tus amigos y familiares sepan que estás rompiendo con tu pareja porque es posesivo. Terminar una relación puede causar sentimientos heridos, y eso puede llevar a comportamientos impredecibles. Incluso si no sospechas que tu pareja te atacará o se volverá agresiva cuando rompas, contarle a una persona cercana acerca de tus planes podría ayudarte a garantizar tu seguridad. Coméntaselo a un amigo o familiar para que te llamen justo después de la separación.

Sé claro

Tendrás que ser claro sobre la ruptura para que no hayan medios entendimientos. Le puedes decir que le quieres y que quieres continuar manteniendo una relación de amistad o que no quieres dejar de verle... Pero evita que intente convencerte de que tenéis que seguir juntos. No te creas sus palabras manipuladoras si te dice que nadie te va a querer cómo él/ella lo hace, etc.

Cuando se haya terminado la relación evita el contacto después de la rupturaCuando se haya terminado la relación evita el contacto después de la ruptura

No contactase con él/ella después de la ruptura

Cuando se haya terminado la relación evita el contacto después de la ruptura. Ponerte en contacto con él después de que la relación haya terminado solo le hará pensar que le echas de menos y que quieres volver a retomar la relación romántica. Si él/ella te contacta, mantén cortas las conversaciones por cordialidad, pero no ahondes en las conversaciones para evitar malos entendidos.

Busca a otras personas para divertirte

Encuentra otras personas con las que realizar actividades. Pasa tiempo con otras personas para llenar el tiempo que pasabas con tu pareja. Llama a tus amigos o hazte otros nuevos. Haz planes para salir a cenar o tener una noche de diversión. Únete a un club de actividades si te cuesta mantener las amistades (porque eran personas comunes).

Es importantísimo que sigas adelante con tu vidaEs importantísimo que sigas adelante con tu vida

Sigue adelante con tu vida

Es importantísimo que sigas adelante con tu vida. Cuando estabas en una relación, pasabas parte de tu tiempo involucrado en actividades que solo la otra parte disfrutaba, ¿verdad? Prueba actividades que posponías mientras estaba en la relación, como tomar una clase de baile. Diviértete. Esto le permitirá a tu ex saber que tienes una nueva perspectiva de la vida y que no vas a volver a tener una relación con él/ella.

Si es necesario, toma acciones más drásticas

Si crees que es necesario, toma acciones más drásticas. Tendrás que asegurarte al terminar la relación y asegurarte que después tampoco hay posesividad. Una pareja que es demasiado posesivo puede volverse abusivo y amenazar tu segurdiad. Este tipo de abuso puede ser sutil al principio, por lo que si te sientes vigilado/a, tiene una actitud controladora, celosa o posesiva... habla directamente con el teléfono de violencia de género para pedir ayuda: 016 (España).

Artículos recomendados