Menú
Cómo saber si eres una persona demasiado egocéntrica
Cómo saber si eres una persona demasiado egocéntrica
TEST

Cómo saber si eres una persona demasiado egocéntrica

Puede que no sepas que eres una persona egocéntrica, así que te invitamos a reflexionar sobre tu comportamiento con los demás.

Sara P. Lorenzo

Hoy en día la sociedad parece que propicia esta forma de pensar, las nuevas tecnologías, redes sociales fomentan una forma de relacionarnos con los demás hace que poco a poco nos vayamos creyendo únicos y especiales. Por eso, hay personas que confunden el tener una buena autoestima con ser egocéntrico, dos aspectos que son muy diferentes el uno del otro. El primero es sano y totalmente recomendable para todos, el segundo es más bien algo que se desea evitar. Pero exactamente, ¿de qué estamos hablando?

Las personas egocéntricas son aquellas que creen firmemente que sus opiniones, gustos y preocupaciones son mucho más importantes que las de las demás, de forma que siempre se dan prioridad a si mismos. Son aquellos que nunca se ponen en el lugar de las otras personas e insisten en que los demás son los que están equivocados, solo ellos tienen la razón. No se les pasa por la cabeza que su forma de pensar o ver las cosas no es compartida por los demás. El extremo de este comportamiento tiene un nombre: el trastorno narcicista de la personalidad. Sin embargo, uno puede ser egocéntrico igualmente sin caer en lo patológico. Por eso, en ste artículo te enseñamos a conocerte un poco más a ti mismo y saber si eres una persona egocéntrica.

¿Soy egocéntrico?

1- ¿Te preocupas por los demás?

Puedes empezar con un pequeño experimento, aunque requiere constancia. Durante dos o tres apunta en una libretita (que llevarás contigo todo el rato) cuando te sorprendas pensando en alguien que no seas tú. No nos referimos al amor de tu vida si no una persona de tu entorno que sea significativa para ti, por ejemplo un amigo o miembro de tu familia. ¿Piensas en cómo está afrontando una determinada situación? ¿Te preocupas por como se está encontrando? Si al final del registro observas que menos del 25% del tiempo piensas o te preocupas por otros probablemente es porque te ocupas demasiado de ti.

Las personas egocéntricas tienen envidia del éxito de los demásLas personas egocéntricas tienen envidia del éxito de los demás

2-¿Acaparas las conversaciones?

Otra cosa que deberías registrar durante los primeros días es el tiempo que inviertes hablando sobre ti mismo cuando tienes una conversación con otra persona. ¿Te estaba contando algo alguien y le has cortado la conversación para hablar de tus cosas? ¿Ha venido un amigo a ti a contarte una preocupación que ha derivado en las tuyas propias? "Pues yo....", "Yo el otro día...", "Estaba yo...."Si te ocurre eso a menudo es que probablemente seas egocéntrico.

3- ¿Crees que tus intereses son los más importantes?

¿Crees que tus hobbies son más interesantes que los hobbies de los demás? Es normal que perdamos algo de interés cuando nos hablan de algo desconocido para nosotros. Pero si siempre categorizas los temas de conversación en "interesantes" o "inútiles" sin términos medios entonces aparte de radical eres agocéntrico.

4- ¿Eres una persona desconsiderada con los demás?

Ser desconsiderado es no preocuparse por los sentimientos de los demás, tener poca sensibilidad. Por tanto, piensa en cuantas veces has creído que tenías prioridad sobre los demás. Un buen ejemplo es llegar tarde, ¿sueles hacer esperar a la gente cuando quedas con ella? Si es así aparte de maleducado estás dando la imagen de que los demás no tienen nada mejor que hacer que estar esperándote. ¿Acaso es tú tiempo es más valioso que el de los demás? Si así lo crees es que indudablemente eres un egocéntrico.

5- Te gusta ser el centro de atención

Te gusta que todos estén pendientes de ti, te alaben y te recuerden lo especial que eres. Te molesta que otras personas puedan eclipsarte e intentas destacar por encima de los demás. Es también típico que no tengas interés por ciertas personas que siempre han estado a tu lado pero que en cuanto empiezan a alejarse de ti tienes la necesidad urgente de recuperarlas. ¿Te empieza a "gustar" esa persona justo cuando se ha enamorado de otro? ¿Intentas recuperar esa atención de nuevo hacia a ti?

6- Tienes mucha sensibilidad a la crítica

A todos nos afecta lo que puedan decir de nosotros, sobre todo cuando se trata de gente querida. Sin embargo el egocéntrico se preocupa por lo que pueda pensar todo el mundo en general, no solo sus seres queridos. Quiere estar en boca de todos y ser admirado continuamente pero no soporta una mala cara. Aunque no lo reconozco la persona egocéntrica se ofende muchísimo con las malas valoraciones, creen que son demasiado importantes como para que otros vengan a bajarles del carro. Si esto ocurre seguramente se respaldarán diciendo que es todo envidia.

Si acaparas siempre las conversaciones deberías pensar en que tienes demasiado egoSi acaparas siempre las conversaciones deberías pensar en que tienes demasiado ego

7- Eres alguien envidioso

Las personas con mucho ego suelen ser envidiosas, no tanto respecto a lo material (que también) si no en relación al éxito de los demás, no soportan que alguien pueda superarles en algo, sobre todo en actividades en los que ellos se consideran realmente buenos. Por ejemplo "Yo tengo que ser el mejor en baloncesto...", "tengo que ser el primero en el examen para sacar matrícula", etc. Está bien ser ambicioso, si, pero si notas que te invade la ira cuando otro queda por encima de ti en algo que te consideras especial es que tienes el ego subido. También les cuesta recibir ayuda... y más si viene de la persona que anteriormente "le superó".

8- Eres una persona manipuladora

Tú mismo te das cuenta de que muchas veces solo te interesas por las personas en la medida de que puedas sacar provecho de ellas. Una forma de incrementar el ego es comprobar el grado de poder que se tiene sobre otros. Por eso una persona que solo piensa en su "yo" se verá reforzado cada vez que comprueba el poder que tiene sobre los otros (que normalmente están cegados o le admiran). También usa a los demás para obtener sus objetivos y pierden el interés en ellos cuando dejan de serles de utilidad.

¿En qué medida puede afectarte?

Si te ves reflejado en la mayoría de estos aspectos tienes que tener cuidado porque una persona que solo piensa en su "yo" normalmente acaba sola. Los que le rodean acaban cansándose en cuanto descubren lo poco empático que es y huyen. Poco a poco el egocéntrico se sentirá cada vez más aislado y solo. Además las personas con mucho ego crecen menos intelectualmente porque les cuesta aceptar el punto de vista de los demás, son más rígidos y les cuesta tener en cuenta las apreciaciones del resto.

Artículos recomendados