Menú
Cómo aprender a tener más empatía
Cómo aprender a tener más empatía
EMPATÍA

Cómo aprender a tener más empatía

La empatía es una cualidad que nos ayuda a comprender mejor a los demás, pero no todos la tenemos igual de desarrollada.

Carmen María Pérez Muñoz

La empatía es la capacidad que tiene una persona para ponerse en el lugar del otro. Es pensar cómo se puede sentir una persona y actuar en base a eso. Si posees empatía, significa que posees un sentimiento de participación afectiva que demuestra que te pones en los zapatos de la otra persona. En Bekia, te contamos mucho más acerca de la empatía y cómo puedes incrementar esta capacidad para aumentar tantotu felicidad como también la de los que te rodean.

¿Qué necesitas para ser una persona empática?

Para ser una persona empática, no sólo debes pensar cómo sería tu situación si estuvieras en el lugar de la otra persona, sino que también debes ser capaz de sentir lo que ella está sintiendo en un momento determinado o ante una situación. Debes tener en cuenta los sentimientos de las personas que te rodean para poder llegar a comprender que es lo que les sucede.

La empatía nos ayuda a sentir lo mismo que otras personas, alegrarnos por ellas o acompañarlas en su tristezaLa empatía nos ayuda a sentir lo mismo que otras personas, alegrarnos por ellas o acompañarlas en su tristeza

Es decir, si una persona está triste, tu rostro adoptará una expresión de tristeza inevitablemente, lo mismo que si alguien está feliz tú mostrarás un sentimiento de felicidad. Así, teniendo en cuenta esto, la empatía tiene dos componentes: la empatía cognitiva es aquella que nos permite entender lo que están pensando los demás, mientras que la empatía emocional permite conocer las emociones de otras personas como la alegría, la ira o la tristeza.

Del mismo modo, también tendrás que ser una persona altruista, que sepa escuchar y ayudar sin querer recibir nada a cambio. La escucha activa es fundamental, pues te permite entender a la otra persona y eso te llevará a ponerte en su lugar más fácilmente. Esto es algo que tendrá que trabajarse cada día para llegar a ser totalmente empáticos. No es tarea fácil, ya que la empatía se va desarrollando con el paso de los años, a medida que la persona va creciendo.

¿Cómo ser más empático?

Si sientes preocupación por el sufrimiento ajeno y deseas en todo momento el bienestar hacia aquellas personas que son tus seres queridos, procurando que siempre tengan lo mejor y preocupándote por sus sentimientos, eres una persona muy empática. No obstante, si quieres elevar tu empatía, te mostramos a continuación algunas claves para ello.

Es importante que fortalezcas tus habilidades de compasión, en el sentido positivo de la palabra. Esto implica que sientas lo mismo que la otra persona esté sintiendo, y hará que la entiendas mucho mejor y puedas ponerte en su lugar.

Una persona empática no juzga a quien le está contando un problema o expresando sus sentimientosUna persona empática no juzga a quien le está contando un problema o expresando sus sentimientos

Otras claves que te ayudarán será fomentar la cooperación, practicar la atención hacia las personas que quieres y la escucha activa hacia sus problemas o preocupaciones. Preguntar para saber más te ayudará a acercarte a la otra persona y ayudarla en todo lo que necesite.

Además, deberás estar más abierto a los sentimientos de los demás, intentar no juzgar ni culpar en la medida de lo posible y mantener una actitud positiva y optimista. Evita los consejos típicos porque eso hará que la otra persona piense que no la estás ayudando o te estás cansando de escuchar sus problemas. Debes tener cuidado a la hora de tratar de entender sus sentimientos, nunca es tan fácil como parece por muy pequeño que sea el problema que tenga.

Recuerda que la empatía no requiere que resuelvas los problemas, sino que entiendas a la otra persona y sepas escucharla para reconfortarla. La escucha puede resultar la mejor ayuda para ellos, y debes darle consejos teniendo en cuenta que, aunque sean bien intencionados, pueden mal interpretarse como falta de comprensión. Pero debes ser paciente y hacerle ver que estás ahí para comprender a esa persona y ayudarla. La paciencia también es la clave del éxito en estos casos.

Artículos recomendados