Menú
¿Tienes relaciones interpersonales que te estresan demasiado?
¿Tienes relaciones interpersonales que te estresan demasiado?
AMIGOS

¿Tienes relaciones interpersonales que te estresan demasiado?

Si tienes amistades o personas a tu alrededor con quienes tienes una relación que te genera malestar, esto es lo que te puede ayudar a tomar una decisión.

Mª José Roldán Prieto

Existen investigaciones que muestran que tener amistades ambivalentes o tóxicas son negativas para la salud de las personas que las padecen. En ocasiones las interacciones con otras personas pueden ser positivas y de repente pueden ser hostiles o negativas... esto causa demasiado estrés y convierte una relación interpersonal en tóxica. Esto es, en parte, porque nunca te relajas del todo cuando estás cerca de estas personas, pero tampoco mantienes tu guardia totalmente protegida, por lo que eres más vulnerable cuando hay conflicto. 

Es similar al estrés crónico, donde el cuerpo nunca se recupera completamente del estrés que experimenta antes de ser provocado por el siguiente factor estresante que enfrenta en la vida. En definitiva, cuesta bastante estar bien emocionalmente.

También se ha demostrado que cuando existe un conflicto en una relación y el estrés tienen un claro impacto negativo en la salud, también afecta a la presión sanguínea y contribuye a que existan problemas de corazón y otras afecciones de salud. Esto puede ser complicado para ti desde el punto de vista psicológico, haciendo que te sientas agotado y abrumado, menos seguro de ti mismo y de cómo te enfrentas en la vida.

El estrés también se puede desencadenar por la relación que tengamos con otras personasEl estrés también se puede desencadenar por la relación que tengamos con otras personas

Es por esto que debes evaluar tus relaciones con los demás e identificar las personas que pueden ser negativas para tu vida. El siguiente plan de actuación te ayudará a minimizar el estrés de las relaciones ambivalentes cuando lo necesites y así tener una mejor calidad de vida.

Primer paso: haz una lista

Haz una lista de las amistades de tu vida, incluye a todas las personas que consideras como amigos tuyos, incluidas aquellas personas que solo tienes relación en redes sociales, los que ves regularmente y todas las personas que pueden estar en medio. Añade a tus familiares y también deberás incluir a parejas románticas, tanto si están en tu vida actualmente como si crees que podrían regresar alguna vez de nuevo.

Segundo paso: evalúa la relación con esa persona

Rodea los nombres de las personas que conoces y que son positivas: aquellas personas que te apoyan cuando están mal y que realmente comparten tu alegría cuando te suceden cosas buenas. Después a los demás, evalúa honestamente la relación para ver si es un beneficio o un perjuicio para ti. Estas preguntas te podrán ayudar a hacerte una idea:

-¿Valoras que merece la pena mantener esta amistad?

-¿Es una persona que elegirías si la conocieras hoy? ¿Has mantenido la relación por costumbre?

-¿Esta persona te hace sentir bien contigo mismo? ¿Te sientes incómodo/a cuando estás a su lado?

-¿Ese amigo es competitivo contigo de una forma negativa?

-¿Te gusta quién eres cuando estás con ellos? ¿Parece que sacáis lo peor el uno del otro?

-¿Puedes confiar en esa persona? ¿Podrías contar con ellos si fuese necesario? ¿Podrías compartir tus sentimientos libremente?

-¿Tenéis intereses y valores comunes? ¿Te beneficias si tenéis diferencias?

-¿Das lo mismo que lo que recibes de esa amistad o relación?

-Si te esfuerzas por esa relación, ¿te aportaría cosas buenas a tu vida?

Reflexiona sobre si merece la pena mantener la relación o amistad con esa personaReflexiona sobre si merece la pena mantener la relación o amistad con esa persona

Después de responder algunas de estas preguntas, debes tener una idea más clara de si esta relación es positiva o negativa para ti. Rodea el nombre de la persona si crees que la relación es positiva y de apoyo, o si es posible, que merece que tenga una cantidad adecuada de tiempo y energía. De lo contrario, tacha el nombre.

Paso tres: la fase final

Ahora tendrás que centrarte en las relaciones que tienes con las personas cuyos nombres están rodeados, los que están tachados... simplemente no son prioridad en tu vida, y puedes sacarlos, te harán sentir mejor y tener menos cargas emocionales. Recuerda que las relaciones, cuando son saludables y de apoyo, valen la pena el tiempo y la energía que pones en ellas y les da el tiempo que merecen. 

En cuanto a los nombres tachados, puedes decidir si deseas seguir enviándoles tarjetas navideñas y mantener una relación amistosa cuando los vea por casualidad, o si desea hacer una pausa limpia en la relación para no ser demasiado brusco... Pero no permitas que continúen agregando estrés y negatividad a tu vida. Reserva tu energía para tus verdaderos amigos. Tu tiempo es oro y no puedes desperdiciarlo con cualquiera.

Artículos recomendados