Menú
Cómo ser fuerte ante el chantaje emocional
Cómo ser fuerte ante el chantaje emocional
ASERTIVIDAD

Cómo ser fuerte ante el chantaje emocional

El chantaje emocional es una técnica de manipulación muy tóxica pero que puede hacernos acceder a cosas que no queremos, por eso es importante ser prevenido.

Sara P. Lorenzo

¿Conoces a alguien que alguna vez haya querido o haya conseguido hacerte chantaje emocional? ¿Cómo era? ¿cómo se comportaba? ¿Con qué te amenazó?

Si estás leyendo este artículo es porque seguramente te sientas identificado de algún modo. Es duro sufrir chantaje emocional y más aun huir de él, sobre todo si proviene de un ser muy querido para nosotros. Cuando esto ocurre normalmene no somos conscientes de que lo estamos sufriendo y tendemos a subestimar sus efectos o a ignorar las señales que nos indican de que debemos huir sin mirar atrás.

¿Qué es el chantaje emocional?

El chantaje emocional es una técnica que utilizan algunas personas para manipular a alguien del que les interesa obtener un beneficio (cumplir sus deseos, mantenerle a su lado porque le da seguridad, más atención por su parte, etc).

Hay varios tipos de chantaje emocional según lo que causan:

-Miedo: puede hacértelo sentir mediante amenazas causando sentimientos de culpa o miedo "si haces esto no volveré a hablarte", "si no haces los deberes te castigo", etc. Son cosas que se dicen para que la otra persona no haga o deje de hacer algo que estaba haciendo y que al chantajista no le gusta.

-Culpabilidad: la forma más extendida de chantaje emocional es haciendo sentir al otro culpable con frases como "con todo lo que he hecho por ti...", "nadie te ayudó salvo yo...", "si me dejas me va a dar algo", "ya no me quieres", "me decepcionas...". Son algunas de las más oídas por parte de familiares, amigos y parejas.

Existen diferentes maneras de hacer chantaje emocionalExisten diferentes maneras de hacer chantaje emocional

-Confusión y desconfianza: una de las formas de chantaje emocional más peligrosa es aquella en la que el chantajista modifica la verdad apra hacerte ver que todo lo creías era mentira y que solo él tiene la verdad absoluta, se busca confundir a la víctima para que crea que no puede fiarse de nadie ni de nada, buscan alejar a la persona de sus seres queridos y amistades para que genere una especie de dependencia con ella.

-Expectativas: te ofrecen algo que deseas a cambio de otra cosa, muy usado por los padres "si vienes a ver a tu tía te compro el álbum de cromos". Sin embargo, el más peligroso es cuando la manipulación va con el objetivo e nublar al otro con recompensas "te compro yo el bolso pero a cambio acompáñame a..."

Cómo ser fuerte ante el chantaje emocional

1- Aprende a identificar la manipulación

¿Cómo es un chantajista emocional? Es complicado dar un perfil de manipulador pues más que personas deberíamos hablar de situaciones, momentos en los que la gente aun sin pretenderlo podría hacer chantaje emocional a otra persona y no darse cuenta de ello. Un ejemplo son los divorcios, vivir una enfermedad, estar desempleado o sin recursos. Pueden ser personas (normalmente con poca asertividad) que están pasando por una mala época en su vida y que están miedosas, de manera que no saben realmente hasta que punto están haciendo daño. Ahora bien, también puede tratarse de gente que lo sabe de forma consciente y aun así se aprovecha porque quiere obtener un beneficio. Éstos son más fáciles de identificar porque suelen ser personas que les gusta darse de "héroes" que van salvando la vida de los demás de manera desinteresada cuando justamente es al revés. Por eso, les gusta alardear de sus logros y los temas de conversación suelen giran en torno suyo, no les gusta escuchar y no les gusta que los demás les de consejos porque lo ven como un insulto a su inteligencia (creen que tienen la verdad absoluta).

Ante el chantaje, anticipa las cosas que te peuda decir la persona chantajista para responder a ellaAnte el chantaje, anticipa las cosas que te peuda decir la persona chantajista para responder a ella

2- Practica la asertividad

Una vez que a has identificado al manipulador debes practicar la asertividad con él. Debes decirle de forma respetuosa como te hace sentir su comportamiento pero sin acusarla directamente para que no se ofenda. Deja claro que es lo que quieres o esperas de él y qué es lo que nunca vas a tolerar por los motivos que sean. Por ejemplo, si un amigo te insiste en que la decisión que tomas es un error y te amenaza con dejarte de hablar le puedes decir "Cada vez que me amenazas con dejar de hablarme haces que me sienta fatal y que me replantee nuestra amistad. Me gustaría que me apoyases en mi decisión y que no insistas en que cambie de idea en algo que ya he decidido" incluso puedes añadir "en el caso de que verdaderamente sea un error podré aprender de él y me servirá para saber que hacer en el futuro".

3- No asumas la responsabilidad

Una de las técnicas más usadas en este tipo de manipulación es hacerte sentir culpable. Por eso, debes ser consciente de que tú no eres la dueña de la vida de nadie y que cada uno asume sus propias decisiones. Por ejemplo, tras una separación traumática en una relación tóxica es muy típico que una de las partes diga "si me dejas soy capaz de terminar con todo". Nunca debemos asumir esa responsabilidad, por lo tanto, usando la asertividad podemos contestar tranquilamente "Decirme eso solo me causa dolor porque quiero ayudarte pero no de la forma que tú quieres (que no es la más sana). Tanto tú como yo sabemos que esa no es la solución pero al final cada uno es dueño de su vida y toma sus propias decisiones, si hay otra forma en la que pueda ayudarte puedes contar conmigo".

Por otro lado, para las personas que te echan en cara regalos que te hicieron sin tu pedirlos la respuesta es sencilla "Te agradezco mucho que me hayas regalado X pero pensé que era de forma desinteresada, si lo llego a saber no lo hubiese aceptado" o simplemente "te lo agradezco mucho pero en realidad yo nunca te lo he pedido".

4- No muestres temor

Ante este tipo de manipulación no podemos dejarnos embaucar, si nos doblegamos ante ellas seguramente vuelvan a aparecer en el futuro porque es la forma que tienen estas personas de controlarnos. No podemos mostrar nuestro miedo, tenemos que ser valientes y dar la cara, hacer ver que independientemente de lo que nos digan no vamos a echarnos atrás y que somos capaces de asumir las consecuencias de nuestras acciones. Haciendo acopio de la asertividad podemos responder simplemente: "No voy a cambiar de idea y si ese es el precio que tengo que pagar lo asumo".

Artículos recomendados