Menú
¿Cuántos tipos de depresión existen?
¿Cuántos tipos de depresión existen?
CLASIFICACIÓN

¿Cuántos tipos de depresión existen?

La depresión puede desencadenarse por muchos episodios, y también puede haber diferentes maneras de desarrollarse, te las contamos todas.

Cristina Pardo Torres

La depresión se puede describir como un trastorno del estado del ánimo, transitorio o permanente, que afecta a nuestro bienestar físico y mental. Los síntomas que puede mostrar la persona afectada son: sentimiento de tristeza, sensación de ser incapaz de seguir con su vida de manera normalizada, cansancio generalizado, abatimiento, sensación de soledad, perdida de las ganas de vivir y culpabilidad por la situación, entre otros muchos.

¿Qué tipos de depresión hay?

Existen muchos tipos de depresión, dependiendo de los síntomas o la forma que tenga de manifestarse, de la intensidad que presenta, del origen de esta e incluso de la persona que la padece. Por eso, es muy común decir que existen tantos tipos de depresión como personas depresivas. No obstante, aquí les dejamos algunos ejemplos de los más comunes:

- Depresión por duelo: Este tipo se suele dar en personas que no consiguen adaptarse, aceptar, asumir o comprender la muerte de un ser querido; quedándose atascadas en su perdida y sin poder avanzar.

- Depresión por aislamiento: En este tipo la persona padece depresión por causa de un aislamiento social involuntario durante un largo periodo de tiempo.

- Depresión por sobrecarga emocional: En este caso la persona vive un gran número de emociones fuertes o negativas en un corto periodo de tiempo, lo que origina una sobrecarga emocional y a la larga una posible depresión.

- Depresión por abuso sexual: En muchas ocasiones cuando una persona sufre un abuso sexual acaba padeciendo también una depresión, ya que el abuso es una vivencia muy dolorosa y difícil de llevar.

La depresión postparto es uno de los tipos más conocidosLa depresión postparto es uno de los tipos más conocidos

- Depresión postparto: Tras haber tenido un parto muchas mujeres padecen depresión por el sentimiento de incapacidad, la sensación de que la situación les supera, el cambio en sus vidas, el poco apoyo familiar, etc. Habitualmente ocurre en los primeros meses después del parto.

- Depresión involutiva: En este caso viene dada por el paso del tiempo, es decir, la persona empieza a pensar en lo que ha logrado en su vida, como ha actuado, las cosas que no ha conseguido hacer, etc. Lo que les lleva a sentirse poco realizadas, con un vació interno, sin esperanzas, etc. Suele darse en personas mayores de cincuenta años.

- Depresión por cáncer o enfermedad grave: Ya sea propia o de un familiar; enterarse de que se padece, puede ser un golpe muy duro, con alto nivel de frustración, miedo, sentimientos de incapacidad, etc. Si no se lleva de forma adecuada o se maneja bien la situación, puede acabar sufriendo depresión.

- Depresión por trastorno bipolar: El trastorno bipolar es un trastorno de la personalidad, en el cual se padecen cambios de sentimientos extremos, pasando de estar contento a estar triste de manera muy brusca. Esta situación puede provocar en la persona bipolar una depresión.

- Depresión por trastorno de la personalidad limite: En el trastorno limite la persona padece una fuerte agitación e inestabilidad emocional, que si no se atiende a tiempo puede acabar en depresión.

- Depresión por medicamentos: El consumo de algunos medicamentos puede provocar que la persona padezca síntomas depresivos.

- Trastorno depresivo estacional: Se trata de una depresión que aparece en algunas estaciones del año, generalmente en otoño y en invierno. Provoca falta de ganas de realizar las tareas diarias, tristeza, cansancio físico y mental, pérdida del apetito, etc.

- Depresión psicótica: Por normal general se da cuando la persona padece a mayores, algún tipo de psicosis. Por ello aparecen síntomas psicóticos, como alucinaciones o delirios, sumados a los síntomas depresivos.

- Trastorno ansioso-depresivo: En este caso se mezclan episodios de ansiedad con episodios depresivos, teniendo ambos una intensidad moderada de los síntomas.

¿Cómo se clasifican los tipos de depresión?

Existen muchas formas de clasificar los tipos de depresión, como por ejemplo: según el origen que tenga, según su duración (permanentes o transitorias), según la intensidad de sus síntomas (leves, graves o moderadas), etc.

Algunos especialistas prefieren optar por una mezcla de todas las formas anteriormente dichas, creando así una clasificación de los tipos más comunes en 4 grupos, en los cuales hay que tener en cuenta que cada persona lo vivirá de una forma y con una intensidad diferente.

Hay medicamentos que nos pueden generar depresiónHay medicamentos que nos pueden generar depresión

- Depresión mayor o endógena: Se considera uno de los tipos más graves, ya que la persona que la padece presenta unos síntomas muy intensos, por ejemplo: se siente incapaz de llevar a cabo las actividades del día a día, tiene un estado anímico muy bajo, se siente sola ante el mundo, etc.

Por estas razones, los índices de suicidio se multiplican, así como los pensamientos suicidas y las actitudes autolesivas. En estos casos es necesario acudir a un psicólogo y a un psiquiatra que ayude a la persona y establezca las medidas oportunas que sean necesarias, por ejemplo, terapia psicológica, medicación, etc. Este tipo se puede subdividir en:

Con un único episodio: En el cual solo existe un episodio de depresión.

Recidivante o reincidente: El episodio depresivo se repite dos o más veces, con un máximo de dos meses entre episodios, a lo largo de la vida de la persona que lo sufre.

Crónica: La persona padecerá depresión de por vida, pero podrá disminuir los síntomas y el tiempo que transcurre entre episodio y episodio.

- Depresión somática: Este tipo de depresión viene originado por trastornos cerebrales (trastorno bipolar, trastorno de la personalidad limite, trastorno de la personalidad múltiple, etc), por consumo de medicamentos o por enfermedades médicas de carácter general (depresión por cáncer o cualquier tipo de enfermedad grave).

- Depresión neurótica: La depresión neurótica, también conocida como trastorno distímico o de larga duración, esta caracterizada por un bajo estado anímico durante un largo periodo de tiempo, aunque no tan intenso como en otro tipos de depresión; por una incapacidad de llevar a cabo su vida de una forma normalizada, por falta de ganas a la hora de realizar tareas que antes eran placenteras, etc.

Se le da el nombre de depresión neurótica porque se observan claramente rasgos neuróticos de la personalidad, como por ejemplo: Baja autoestima, bajo nivel de frustración, inseguridad, dificultad a la hora de entablar relaciones sociales, hipersensibilidad emocional, etc.

Aunque si es cierto que en este tipo de depresión los síntomas no son tan intensos como en otros, hay que tener en cuenta que se viven a diario durante al menos dos años y por lo tanto es una depresión de alta gravedad.

- Depresión situativa: Viene originada por una situación con alto nivel de sufrimiento durante un largo periodo de tiempo. En algunas ocasiones las personas que sufren este tipo de depresión no consiguen por si solas salir de ella, y se quedan atascadas en la situación dolorosa.

Artículos recomendados