Menú
Cómo cumplir años cambia tu perspectiva de la vida
Cómo cumplir años cambia tu perspectiva de la vida
ENVEJECER

Cómo cumplir años cambia tu perspectiva de la vida

A medida que pasan los años, la experiencia de la vida hace que cambie tu perspectiva de las cosas...

Mª José Roldán Prieto

Tendemos a ver la vida como una serie de eventos que son controlables y dentro de los límites que moldeamos. Pero con el tiempo comenzamos a darnos cuenta de la verdad sobre la vida: el cambio es inevitable. La vida nos arroja desafíos difíciles de superar. Estas circunstancias a veces nos estresan mucho más de lo que deberían. Pero la verdad es que cuando estamos equipados para superar el cambio, aprendemos más sobre nosotros mismos... Aunque esta sabiduría normalmente la aportan los años y las experiencias vividas.

Aprender sobre nosotros mismos promueve el crecimiento personal. El crecimiento es la mejor parte de ser humano, porque nos convertimos en una persona nueva y diferente (y con suerte mejor) independientemente de la edad que se tenga. A continuación vamos a hablar sobre algunos cambios típicos que la mayoría de las personas experimentan en la vida al cumplir años.

Cumplir años

Los adultos experimentan cambios significativos en el desarrollo durante el proceso de envejecimiento. Entre las edades de 22 y 28, los adultos comienzan a tomar decisiones sobre su estilo de vida, amigos y trabajo. La personalidad florece y nos convertimos en lo que queremos ser en la sociedad. A continuación, tiene lugar la transición de los 30 años. Comenzamos a disminuir la velocidad y estructurar nuestras vidas, encontrando rutina y equilibrio en la rutina diaria. 

Los adultos experimentan cambios significativos en el desarrollo durante el proceso de envejecimientoLos adultos experimentan cambios significativos en el desarrollo durante el proceso de envejecimiento

Entre los 33 y los 40 años nos encontramos formando parte de la sociedad y sumiéndonos en el bien mayor de nuestra cultura en general. La mayoría de los adultos se encuentran asentados durante esta fase. La transición de la mediana edad (de 40 a 45 años) sucede a continuación. Esta fase generalmente hace que las personas cuestionen la dirección y el significado en la vida. 

La edad adulta media (de 45 a 50 años) puede crear la mayor cantidad de estrés a medida que nos encontramos mirando los años que hemos vivido en comparación con los años que nos quedan y lo que está en la lista de deseos antes de la jubilación. Independientemente de la edad en la que te encuentres, es importante reconocer que cada uno de estos cambios en el desarrollo tiene la capacidad de aumentar el estrés. 

Como humanos, tenemos dificultades para lidiar con el cambio, y estos hitos del desarrollo crean cambios a lo largo de nuestra vida. Cuando te encuentres en transición, recuerda que estás en cambio. Aunque los cambios pueden proporcionarte cierta ansiedad, es mejor aprender a enfrentarlos aunque en ocasiones también aporten miedo a la mente.

El secreto está en tu percepción de las cosas y de la vidaEl secreto está en tu percepción de las cosas y de la vida

Lo ideal es disfrutar del proceso, aprovechar al máximo todo lo que tu etapa de vida actual tiene para ofrecerte, y supera la ola de la vida. Es importante reconocer que cada uno de estos cambios en el desarrollo tiene la capacidad de aumentar el estrés. Como humanos, tenemos dificultades para lidiar con el cambio, y estos hitos del desarrollo crean cambios a lo largo de nuestra vida. 

El secreto está en tu percepción

El secreto está en tu percepción de las cosas y de la vida. Si percibes que los acontecimientos de tu vida son negativos y que no puedes hacer nada por cambiarlos, es más que probable finalmente las cosas te vayan mal. Es importante que la vida la percibas como un regalo, que aprendas a apreciar las cosas buenas que te van sucediendo en cada etapa de tu vida y que los errores que hayas cometido, que se queden en anécdotas que te ayuden a crecer y a darte cuenta de cómo mejorar en el futuro.

No pierdas el tiempo en cosas banales, ni en discusiones, ni tampoco regales tu tiempo a personas que no te aportan bienestar emocional. Mereces vivir en armonía contigo mismo y con las personas que te rodean y una forma de conseguirlo es cambiando tu perfección de la vida a mejor.

Artículos recomendados