Menú
Cuál es la impresión que das a los demás
Cuál es la impresión que das a los demás
PERCEPCIONES

Cuál es la impresión que das a los demás

Las impresiones que se generan en los demás o las que te haces tú de otros, se forman siguiendo algunos pasos... ¿cómo son?

Mª José Roldán Prieto

La percepción son los diferentes procesos mentales que se utilizan para formar impresiones de otras personas. Esto incluye no solo cuando formas impresiones de otros, si no también las diferentes conclusiones que se hacen sobre otras personas basadas en nuestras propias impresiones. ¿Con qué frecuencia hace este tipo de juicios cada día?

Quizá sin darte cuenta lo haces cuando te encuentras con un nuevo compañero de trabajo en cuanto aparece por la puerta. También es posible que cuando vas a compras enseguida saques conclusiones del cajero del supermercado, aunque no sepas nada de esa persona.

Las personas se permiten hacer juicios y tomar decisiones rápidas pero también pueden llevar a percepciones sesgadas o estereotipadas de otras personas. Pero, ¿cómo funciona la percepción de las personas y el impacto que tienen en las interacciones diarias con los demás?

Las personas a menudo forman impresiones de otros muy rápidamente con una información mínimaLas personas a menudo forman impresiones de otros muy rápidamente con una información mínima

Las impresiones de los demás

Obviamente, la percepción de la persona puede ser un proceso muy subjetivo que puede verse afectado por una serie de variables. Los factores que pueden influir en las impresiones que te formas de otras personas incluyen las características de la persona que está observando, el contexto de la situación, tus propios rasgos personales y tus experiencias pasadas.

Las personas a menudo forman impresiones de otros muy rápidamente con una información mínima. Con frecuencia se basan las impresiones en los roles y normas sociales que esperamos de las personas. Las señales físicas también pueden jugar un papel importante. 

Si ves a una mujer vestida con un traje de aspecto profesional, puedes asumir inmediatamente que trabaja en un entorno formal, tal vez en un bufete de abogados o en un banco. La importancia de la información que percibimos también es importante. En general, tendemos a centrarnos en los puntos más obvios en lugar de señalar información de fondo. Cuanto más novedoso o obvio sea un factor, es más probable que nos concentremos en él. Si ves a una mujer vestida con un traje a medida y su cabello peinado con un turbante de color rosa brillante, es probable que prestes más atención a su peinado inusual que a su atuendo de negocios sensato.

La categorización social tiene aspectos positivos y también negativosLa categorización social tiene aspectos positivos y también negativos

La categorización social

La categorización social es una forma de atajo mental que se utiliza cuando una persona tiene una percepción de otra. Se categoriza mentalmente a las personas en diferentes grupos en función de las características comunes. A veces, este proceso ocurre de forma consciente, pero en su mayor parte, las categorizaciones sociales ocurren de forma automática o inconsciente. Algunos grupos más comunes en categorizar son el género, la edad, etc.

La categorización social tiene aspectos positivos y también negativos. Una de las fortalezas de la categorización social es que permite a las personas hacer juicios muy rápidamente. Siendo realistas, simplemente no se tiene tiempo para conocer a todas y cada una de las personas con las que entra en contacto de manera individual y personal... El uso de la categorización social te permite tomar decisiones y establecer expectativas de cómo se comportarán las personas en ciertas situaciones casi de forma instantánea, lo que te permite centrarte en otras cosas. Lo que ocurre con esto es que puedes tener errores y caer en prejuicios.

Un ejemplo que puedes tener en cuenta para entenderlo mejor: Imagina que estás en un autobús y ves a un hombre mal vestido en un asiento y en otro asiento a una anciana. Crees que la anciana es más inofensiva y que no te puede hacer daño por lo que te sientas a su lado. Pero resulta que la anciana es una experta ladrona y te roba la cartera... en cambio, el hombre mal vestido te avisa de que la mujer te está robando. Debido a la categorización social, inmediatamente juzgaste a la mujer como inofensiva y al hombre como una amenaza, lo que casi te lleva a perder tu cartera. Si bien la categorización social puede ser útil a veces, también puede llevar a este tipo de juicios erróneos.

Artículos recomendados