Menú
¿Cómo se eligen los mejores amigos?
¿Cómo se eligen los mejores amigos?
CONSEJOS

¿Cómo se eligen los mejores amigos?

Los mejores amigos son personas fundamentales en el día a día por todo lo que aportan y lo mucho que ayudan.

Blanca de la Merced Vega Rodríguez

Afortunados los que pueden contar con una sola mano a sus mejores amigos , aunque a veces la sociedad en la que vivimos parece que incita a la cantidad en lugar de la calidad de las amistades. Las redes sociales influyen mucho en las relaciones personales y los vínculos que establecemos con los demás, ya no solo de nuestro entorno más cercano o alrededores, también estableciendo conexiones con personas que están al otro lado del mundo. Lo que realmente queremos decir , es que el número de likes o comentarios en los diferentes perfiles sociales no debería ser la vara de medir para escoger a nuestros mejores amigos, aquellos que nos acompañarán siempre.

Muchas veces cometemos el error de llamar amigo a una persona que tal vez solo sea compañero o un buen conocido, pero el término amigo es algo tan importante que no siempre deberíamos tomar a la ligera. Por eso hoy os queremos dar los mejores tips para que sepáis quiénes pueden ser esas personas que se convertirán en uno más de tu familia y es que, tal y como dice el refrán, los amigos son la familia que se escoge.

El poder de saber elegir una buena amistad

Seguramente, también te haya pasado a ti; imagina después de un día de catastróficas desdichas, necesitas compartir con alguien todo lo acontecido, que te escuche atentamente, que dé buenos consejos, o que simplemente te proporcione ese abrazo que necesitas, un amigo en toda regla. Sin embargo, además de apoyarte, escucharte o mostrarte su cariño, un mejor amigo también debe contar con una serie de requisitos para que vuestra amistad sea inquebrantable.

Con las personas que vivimos nuevas experiencias se crean grandes vínculosCon las personas que vivimos nuevas experiencias se crean grandes vínculos

Una de las bases principales que debe tener una buena amistad es que haya simpatía entre ambos, es decir que exista una atracción previa, un agrado por parte de ambos, además del compartir aficiones o gustos parecidos. Hay veces en la que parece que somos tal para cual, sin embargo no se llega a congeniar porque las diferencias hacen más mella que todo aquello que os puede unir. Aunque, cierto es, que grandes amistades han comenzado con una cierta antipatía, aunque leve, en la que muchas veces se recurre a esa frase de "antes me caías mal, sin embargo ahora te adoro".

Lo mencionamos antes, una buena amistad ha de compartir gustos o intereses similares, esto nos proporcionará grandes conversaciones que resultarán no solo gratificantes, sino también enriquecedoras. Qué bonito resulta cuando comienzas a conocer a alguien y te das cuenta que tenéis cosas en común, por eso no está de más que eventualmente mencionemos nuestras costumbres o aficiones cuando nos presenten a alguien, porque la amistad nunca se sabe dónde se puede llegar a encontrar.

Una buena manera de entablar nuevas amistades y quizás así poder escoger a nuestro amigo del alma, es viajar o visitar lugares diferentes. Muchas veces tendemos a pensar lo aburrida que puede ser nuestra ciudad, por muy grande que sea, y es que la mayoría de las veces solemos salir y reunirnos en los mismos lugares con las mismas personas, por eso sal de tu zona de confort, experimenta lugares nuevos y viaja solo. Viajar es una experiencia a nivel personal que enriquece mucho y hace que te conozcas mejor, además de descubrir lugares nuevos, también puede ser un buen momento para conocer a personas que quizás de otra forma no lo harías.

En las amistades debe primar el respeto y la empatía En las amistades debe primar el respeto y la empatía

Respeta y serás respetado. Esta es la máxima que deberíamos seguir todos, no solo para saber escoger bien a un buen amigo, sino para practicarlo en nuestro día a día en cada conversación que vayamos a entablar. En una amistad debe primar el respeto a la otra persona, no sólo tolerar, también entender sus pensamientos y opiniones, dejar que se exprese y conocer sus puntos de vista sin coartar o reprocharle. Una buena amistad se debe ceñir por poder ser uno mismo en todo momento, no intentar ser otra persona sólo para gustar, siendo nosotros mismos siempre acertamos.

Pasar tiempo juntos es un deber aunque no una obligación. Puede sonar contradictorio, pero en una amistad debe de haber esas ganas de pasar tiempo con la otra persona, compartir actividades o simplemente una llamada para saber cómo estás, pero en ningún momento se tiene que volver una obligación. Frecuentemente, hay amistades que se pierden con los años por esa imposición de tener que estar constantemente pendiente de la otra persona, lo que muchas veces puede generar malestar y hacer sentir a la otra persona como meros pañuelos de lágrimas. La amistad es amor, entendimiento, comprensión, pero, por supuesto, también diversión.

Los mejores amigos son esas personas que están dispuesta a escucharte en cualquier momento, que reirán contigo en los días buenos y te acompañarán en los duros momentos. Encontrar un buen grupo de mejores amigos no es fácil, pero, sin duda, merece la pena. Escoger a nuestro amigo o amiga del alma no debe ser cosa de un día, ni de unos cuantos likes o comentarios, es un proceso arduo que te regalará grandes vivencias y recuerdos para siempre.

Artículos recomendados