Menú
¡Lo tengo en la punta de la lengua!
¡Lo tengo en la punta de la lengua!
¡NO ME SALE!

¡Lo tengo en la punta de la lengua!

¿Cuántas veces tienes esa palabra rondando en la cabeza pero no te acaba de salir? Te explicamos el fenómeno "lo tengo en la punta de la lengua".

Mª José Roldán Prieto

¿Alguna vez sabías la respuesta a algo pero tuviste que luchar con tu propia mente para encontrar la palabra o respuesta correcta? ¡Lo sabes! ¡Pero no lo recuerdas! ¿Cómo es posible? Es una sensación en la que todos estamos familiarizados y resulta que es esta sensación tiene nombre.

Se llama letológica y los psicólogos definen este fenómeno como un sentimiento que acompaña a la incapacidad temporal para recuperar la información de la memoria. Aunque parece que sabes la respuesta, la información no la encuentras en tu mente, parece que está fuera de tu alcance mental. Aunque es frustrante esto permite a los investigadores saber más sobre la memoria y el ser humano.

Tener una palabra o una respuesta en la punta de la lengua, ¡es algo universal! Ocurre muchas veces y aumenta con la edad. Incluso hay personas que pueden recordar partes parciales de la información, como recordar la letra por la que empieza la palabra pero no recordar el resto.

Al fenómeno de tener la palabra en la punta de la lengua se le conoce como letológicaAl fenómeno de tener la palabra en la punta de la lengua se le conoce como letológica

Por qué ocurre la letológica

El proceso del lenguaje es extremadamente complejo y el cerebro al representar las ideas de forma abstractas, puede proyectar una información abstracta pero que no se encuentre la palabra que lo representa aunque sí se sepa qué es en realidad o qué significa concretamente.

Es como si la información esté temporalmente bloqueada detrás de algún muro mental. Cuando se recupera en la memoria o alguien facilita la información faltante, el alivio de estos sentimientos de frustración se notan.

Existen una serie de factores que pueden jugar un papel crucial en la letológica, aunque no están del todo claros. Tener la palabra o la respuesta 'en la punta de la lengua', puede ocurrir más cuando las personas están cansadas. Es como una especie de alarma del organismo y pueden alertarte sobre un problema potencial que tiene que ser abordado.

Olvidarse de las cosas no tiene que ser un problema en sí mismo, simplemente es una alerta de que algo falla en el sistema de recuperación de recuerdos o palabras. Si experimentas esto de forma repetida tendrás que ir al médico para saber si tienes algún tipo de problema en tu memoria.

Si ejercitas tu memoria, te ocurrirán menos estos pequeños olvidosSi ejercitas tu memoria, te ocurrirán menos estos pequeños olvidos

¿Se puede prevenir?

Si se potencia la memoria y el aprendizaje los momentos de 'tener la palabra en la punta de la lengua' disminuyen. Esto es así porque se tendría una codificación más estable de la memoria y sería más fácil recuperar la información necesaria en el futuro.

Hay psicólogos que sugieren que intentar recordar algo durante demasiado tiempo puede generar problemas, porque cuanto más se intenta recordar más se va olvidando o el muro mental se hace más grueso y fuerte. Es bastante frustrante porque sabes que sabes la palabra pero no eres capaz de recordarla. Cuando la recuperas no quieres volver a olvidarla, pero sin una buena memoria o aprendizaje se vuelve a olvidar.

Es molesto pero debes mejorar la memoria

Aunque es cierto que el fenómeno puede ser bastante molesto, debe ser tranquilizado para ti saber que no es una señal de alarma de que algo en tu cerebro está fallado. Simplemente es que si te ocurre demasiado deberás mejorar tu memoria y si aún sigue, entonces deberás acudir a tu médico. Pero si te ocurre de forma esporádica, no te alarmes que no es tan malo como parece.

Las causas del fenómeno de tener las palabras o respuestas en la punta de la lengua pueden ser multidimensionales y vinculadas a diferentes causas. Podría ser más probable que experimentes letológica cuando estás más cansado porque tu memoria está más débil, pero no porque deba pasar nada malo en ella. Cuando te ocurra busca la respuesta intentando averiguar datos que te ayuden a encontrar la palabra con mayor facilidad, que no tengas que luchar demasiado con tu propia mente.

Artículos recomendados